Diez dilemas
2da parte
Por Stephen R. Covey
¿Cómo liberamos la creatividad, talento y energía de la mayoría
de las personas cuyos trabajos no requieren recompensas o
recursos similares?
Virtualmente todos nos
relacionamos con esta clara
evidencia de que los actuales
paradigmas son inadecuados.
Cuando a tres hombres, un francés, un japonés y
un estadounidense se les concedió un último
deseo, el francés quiso escuchar el himno de su
país por última vez; el japonés quiso dar un
último discurso de calidad; y el estadounidense
dijo, “por favor, primero dispárenme.”
El problema es que le dispararon y no pudo escuchar el
discurso del japonés: “Ganaremos, porque las semillas de
sus errores radican en su manera de pensar, nuestro
concepto es que el liderazgo es el arte de movilizar y
energizar los recursos creativos e intelectuales de la gente
en todos los niveles de la organización."
¿Ahora, qué clase de paradigma necesitarías para liberar esas
capacidades y recursos?
Necesitarías un paradigma holístico que abarque
a la totalidad de la persona, sus motivaciones,
mentes, actitudes, cuerpos, lealtades y también
con el ambiente organizacional en su totalidad y
todas las fuerzas que afectan a las personas para
liberar o inhibir sus talentos y energías.
El presente paradigma de
dirección se enfoca en la parte
económica que es incompleta y
depende
del sistema de
motivación de la zanahoria
atada. No destapa nuestros
más profundas creencias y
recursos.
El paradigma de autoritarismo benevolente dice, “Se lo que es
mejor para ti. Seré bueno contigo pero no voy a pedirte tu opinión
ni voy a escucharte.”
Chuck Colson encontró que
la gente
que estaba
realizando trabajos en las
prisiones soviéticas, tenía
más dignidad humana que
muchas de las personas que
trabajaban en las fábricas
estadounidenses,
mismas
que
ocupaban
puestos
políticos.
El trabajo, en sí, dio dignidad a
las personas. Tenemos una
profunda
necesidad
de
significado, involucramiento y
de ser valorados y que confíen
en nosotros.
Para resolver este dilema, debes trabajar de adentro hacia
afuera en todos los niveles:
honradez interpersonal; facultamiento,
así no necesitarás tener reglas que
reemplacen el juicio humano; y
alineamiento organizacional.
Muchas estructuras
organizacionales se
enfocan en el corto
plazo, pensando en
independencia, no
interdependencia, en
trabajos
estrechamente
definidos, en
eficiencia, no
efectividad, en
expandir el control y
dividir el trabajo, no
en grados de
liberación e
innovación.
Si tienes una cultura
de baja confianza,
necesitas alto
control, construido
en el diseño de
puestos.
Pero esto frecuentemente solo insulta
y explota a la gente porque los
paradigmas que lo engendran vienen
del feudalismo.
Tal vez digamos que
valoramos la
democracia, pero
practicamos y
recompensamos la
autocracia.
Continuara …
Descargar

Diapositiva 1 - Gobierno de Aguascalientes