“2010. AÑO DEL BICENTENARIO DE LA INDEPENCIA DE MEXICO”
ESCUELA NORMAL DE NAUCALPAN
IDENTIDAD PERSONAL
LICENCIATURA EN EDUCACIÓN SECUNDARIA CON ESPECIALIDAD EN
GEOGRAFÍA PRIMER GRADO PRIMER SEMESTRE 2010-2011
DESARROLLO DEL ADOLESCENTE I
Profr. DR. MANUEL FERMIN HUESCA LINCE
INTEGRANTES DE EQUIPO No. 3
MAYEN GUTIERREZ VERONICA
OLMEDO ALAVRADO GABRIELA AYDE
ORDUÑA MARTINEZ ROCÍO
SANABRIA SÁNCHEZ ELVIA ELIZABETH
SÁNCHEZ PINO MISSAEL JESÚS
Noviembre de 2010
Desde un punto de vista psicológico puede
decirse que identidad personal es la que
hace que uno sea “sí mismo” y no “otro”.
Se trata pues, de un conjunto de rasgos
personales que conforma la realidad de
cada uno y se proyecta hacia el mundo
externo permitiendo que los demás
reconozcan a la persona desde su
“mismidad”, esto es, en su forma de ser
específica y particular
Cada ser humano es único en medio de semejantes que no son
idénticos entre sí. Cada persona en el mundo, es una cosa nueva y
está llamada a realizar su peculiaridad. Y eso es, precisamente, lo
que cada persona tiene que defender de sí misma.
Al hablar de la Identidad se insiste que:
•La identidad es lo mas intimo y propio de cada uno de nosotros y que
la formación de esta es un proceso de naturaleza social.
•El papel que nosotros estemos dispuestos a tomar es del que va a
depender lo que será nuestra identidad al final del proceso.
La consolidación de la propia identidad es una etapa normal por la
que pasa cualquier niño al llegar a la adolescencia, cuando inicia la
búsqueda de su propia esencia: saber quién es, cómo es y qué
quiere hacer.
En esa búsqueda juegan muchas respuestas importantes de la vida
que lo impulsan a buscar nuevas alternativas como, como soy, cuál
ha sido mi experiencia, qué quiero preservar de mi historia, en qué
me parezco a mis padres y de eso qué tengo en común con ellos,
qué es lo que realmente quiero conservar.
O pueden buscar otras respuestas como ¿cómo pienso?, ¿cómo
siento?, ¿cuándo lo siento cómo lo acepto?, ¿a qué sexo
pertenezco?, ¿qué me atrae de los otros y cómo manejo la
atracción que los otros ejercen sobre mí?, etcétera.
Hay una evolución a lo largo de la vida pero la persona mantiene una
continuidad consigo misma, sea o no consciente de ello. La persona
puede encontrar modificaciones cruciales en su propio yo a lo largo de
su existencia.
La persona pertenece siempre a grupos de distinta naturaleza, cada uno
de ellos con un sentido peculiar y un significado especial que le viene
dado por el entorno social.
Todos venimos de un padre y una madre por lo tanto nos parecemos, y no
tanto en lo físico, sino en la forma de ser y pensar, en la manera como nos
relacionamos con el mundo, con las personas. Es por eso que los vínculos
con los padres en la formación de la Identidad es muy importante.
La influencia es reciproca ya que no solo depende de las personas que
nos rodean sino también nuestras acciones influyen bastante en la
formación de nuestra identidad.
Nuestra Identidad también depende de varios factores y la relación que
tiene con ellos, entre los mas importantes tenemos:
Nuestro propio cuerpo es el primer elemento a considerar para la formación de nuestra Identidad.
En nuestros tiempos existen una cantidad de ofertas que se ofrecen en el mercado, parecería que en la actualidad
estamos viviendo una época en la que se rinde una especie de culto al cuerpo.
En la actualidad las adolescentes son mas criticas con su cuerpo que los adolescentes hombres, esto puede deberse
a que muchas adolescentes creen que popularidad esta ligada a su atractivo físico, mientras que los hombres piensa
que se asocia a la habilidad atlética.
Hasta ahora, nuestra cultura parece haber valorado mas la belleza femenina que la masculina. Todavía la sociedad
parece dar mas importancia -en las mujeres- a su belleza corporal que a cualquier otra cualidad. Mientras en el
hombre se valora y anima el desarrollo de capacidades para el trabajo intelectual y empresarial, en las mujeres se ha
venido valorando y propiciando mucho mas el cuido de su belleza exterior.
A pesar de todos los nuevos patrones que se imponen día a día, lo mas importante no es como es nuestro cuerpo,
sino lo que nosotros pensamos de el.
Son las formas de conducta que se adscriben socialmente a las personas
en función de su sexo. En otras palabras, es lo que se espera que haga
una persona solo por el hecho de haber nacido hombre o mujer.
Las presiones sociales existen, sin embargo, y son fuerzas que debemos
tener en cuenta para entender a las personas, ya que somos distintos y
valoramos de distintas maneras esas presiones y actuamos en
consecuencia.
Es si nosotras mismas nos percibimos y sentimos como tal, es decir,
como mujer, independientemente de si estamos de acuerdo con las
conductas y condiciones que socialmente se adscriben al rol sexual
femenino.
La identidad sexual forma un papel muy importante para la formación de
nuestra Identidad.
Aunque nosotros no seamos lo que actuamos, si es verdad que la mayor
parte del tiempo actuamos lo que somos. Lo bueno de esto es que sobre
nuestras actuaciones si tenemos nosotros el control.
Debemos de recordar que mucho de lo que hagamos ahora y de la forma
en que lo hagamos dependerá lo que seamos el día de mañana.
Las expectativas sociales, es decir , lo q los otros cercanos a nosotros
esperan y desean que nosotros seamos, también son elementos que
debes tener en cuenta para forjar tu propia identidad. Estas expectativas
sociales tienen dos vertientes.
Por un lado lo que el grupo social creer las q pueden ser nuestras
posibilidades.
Por otro lado, esta lo que nosotros hacemos, nuestros actos.
El adolescente se juzga a sí mismo de la
misma forma de cómo es percibido por los
otros, y se compara con ellos. Estos juicios
pueden ser conscientes o inconscientes,
con inevitables connotaciones afectivas,
que dan lugar a una conciencia de
identidad exaltada o dolorosa, pero nunca
.
afectivamente neutra.
Los cambios fisiológicos obligan a revisar y
rehacer la imagen del propio cuerpo.
La
preocupación por el propio físico pasa a
primer plano. Pero no sólo la imagen del
propio físico, sino la representación de sí
mismo
pasa
a
constituir
un
tema
fundamental.
El adolescente tiene una
enorme necesidad de reconocimiento por
parte de los otros, necesita ver reconocida y
aceptada su identidad por las personas
(adultos, compañeros) que son significativas
para él. Es este reconocimiento y aceptación
lo que asegura un concepto positivo de sí
mismo.
Ese soy yo……
En la adolescencia los espacios donde son
posibles
las
interacciones
sociales
se
expanden, mientras que se debilita la
referencia familiar. La emancipación respecto
a la familia no se produce por igual en todos
los adolescentes;
la vivencia de esta
situación va a depender mucho de las
prácticas imperantes en la familia. Junto a
los deseos de independencia, el adolescente
sigue con una enorme demanda de afecto y
cariño por parte de sus padres, y estos a su
vez continúan ejerciendo una influencia
notable sobre sus hijos. . ( Coleman J., 1980)
En nuestra sociedad se esta produciendo cada vez más un
aplazamiento de las responsabilidades sociales y la
adquisición de la propia independencia. Algunos adultos
continúan siendo eternamente adolescentes: se habla del
síndrome de “perpetua adolescencia”, con sentimientos de
inferioridad, irresponsabilidad, ansiedad, egocentrismo,
entre otros
La familia y la escuela
Los adolescentes se encuentran con dos grandes fuentes de
influencia social en su desarrollo: Los, amigos que adquieren un
papel fundamental en este periodo; y la familia (especialmente los
padres).
El adolescente no sólo tiene la necesidad de encontrar un amigo,
sino, alguien que este con él en todo momento, acompañándolo
en sus necesidades internas.

Para los adolescentes la amistad significa entablar
relaciones duraderas basadas en la confianza, la intimidad,
la comunicación, el afecto y el conocimiento mutuo.

Durante este periodo se valora a los amigos principalmente
por sus características psicológicas, y por ello los amigos
son las personas ideales para compartir y ayudar a resolver
problemas psicológicos como pueden ser:
La soledad
La tristeza
Las depresiones
Entre otras.




Los cambios psicológicos que se producen durante la
adolescencia, son:
•Invencibilidad: el adolescente explora los límites de su entorno,
tanto de su propio físico, como de sus posibilidades. Ello trae
como consecuencia el gusto por el riesgo.
•Egocentrismo: el adolescente se siente el centro de atención
porque se está descubriendo a sí mismo, y para él, no hay nada
más importante en ese momento.
•Ampliación del mundo: el mundo no se acaba en las paredes
del domicilio familiar, por lo que comienzan a surgir sus propios
intereses.
•Búsqueda de pautas de identificación en el grupo de pares.
El “grupo de pares”, es el grupo de amigos y de iguales con
que un niño o joven comparte cotidianamente, el que no sólo
le permite poner en práctica los aprendido con los otros
agentes socializadores sobre cómo mantenerse en inter
relación o intercomunicación con otros, sino que también le
comunica normas, valores y formas de actuar en el mundo.
Los grupos de pares son pequeños o medianos, en ellos, todos sus
miembros se conocen e interactúan; se hallan ligados unos a otros
por lazos afectivos personales significativos; poseen una gran
solidaridad y tienen un lenguaje propio.
Esto no quiere decir que no existan diferencias, rivalidades y
conflictos, sin embargo el grupo le es tan importante emocionalmente
a cada uno, que se tiende a dialogar, negociar y resolver las
dificultades para mantener su unión.
Ejemplos de Grupos Pares

La familia

El grupo de amigos.

Las relaciones son impersonales, racionales, contractuales y formales.

La participación del individuo por la función o rol que desempeña que
por sus características personales.

El grupo no es un fin en sí mismo sino un medio para otros fines.

La interacción y comunicación entre los integrantes pueden ser sólo
contactos intermitentes o a través de medios gráficos como en una
gran institución .
LA IMPORTANCIA DE LOS GRUPOS DE
PARES
Consideramos de suma importancia las relaciones
interpersonales que establecemos con los pares, aquellos
con que tenemos algo en común, pertenecemos a la misma
generación, al mismo género, profesión, etc., son de ellos
de quienes podemos obtener una mayor comprensión, ya
que viven las mismas circunstancias que nosotros, se
enfrentan a los mismos retos y participan de la misma
cultura.
En la adolescencia, etapa crucial y determinante en
la vida de todo ser humano, en la que el joven debe
diferenciarse de sus padres y definir su identidad y
su futuro, es característica la tendencia a formar
grupos de pares de manera natural.
Es importante que cada ser humano consiga su
propia identidad, es decir, su propia manera de ser,
de pensar y de hacer, como consecuencia de las
potencialidades que hay en su interior.
La adolescencia es una edad privilegiada para
inclinar y hacer de la formación de nuestra identidad
el finalizamiento que deseamos que tenga.
Descargar

Diapositiva 1