PROBLEMAS MOTORES DE EXPRESIÓN
•
Alteraciones de la expresión facial: dismimia. Según los casos se puede hablar de una mímica
facial inexpresiva, lenta o, por el contrario, con gestos bruscos y asimétricos.
•
Alteraciones del tono muscular y de la actividad postural general que dificultan la emisión vocal.
•
Alteraciones de la emisión vocal: se manifiestan por intensidad o bloqueos a causa de espasmos,
debilidad o incoordinación de los órganos de la respiración y de la voz.
•
Alteraciones en la fluidez del lenguaje y en la prosodia: lenguaje fragmentado, pausas no
adecuadas, alteraciones en la entonación, deficiente melodía y ritmo…
•
Hipernasalidad constante o intermitente: a causa de un insuficiente control del velo del paladar.
•
Alteraciones de los reflejos orales: pueden no aparecer o, por el contrario, no inhibirse,
•
Alteraciones de la articulación, por dificultades en los movimientos del maxilar, labios y lengua.
•
Alteraciones auditivas. Pueden ir desde hipoacusias leves a sorderas neurosensoriales.
•
Déficits cognitivos. Además de déficits motores y sensoriales.
•
Problemas conductuales. Las limitaciones sensoriales y psicomotrices, la dependencia del adulto,
la inseguridad, la carencia de autonomía, los problemas de comunicación, etc., pueden favorecer
la aparición de problemas tanto en los niños como en las familias, que a veces llegan a necesitar
un asesoramiento psicoterapéutico.
PARTES DEL CUERPO RELACIONADAS CON LA
EMISIÓN DE LA VOZ
En el caso de la parálisis cerebral podemos encontrar…
Patrones reflejos extremos de todo el cuerpo, en lugar de ligeros movimientos.
Trastornos motores de los músculos de los maxilares, rostro, laringe, lengua, velo del paladar, diafragma y
abdominales.
Contracciones de los extensores de la nuca y del tronco, a la vez que los movimientos activos o pasivos del maxilar
están limitados o impedidos.
En casos graves, apertura de la boca con o sin protusión lingual que puede ir acompañada de contracciones en
extensión del cuello.
Aumento exagerado del tono muscular que puede repercutir en el habla hasta hacerla incomprensible.
Patrones anormales de movimiento de alguna parte del cuerpo o de todo él, que dificultarán los movimientos
diferenciados de la cabeza y de la zona oral.
Dificultades en el control de la cabeza o de sus movimientos.
Movimientos del sistema fonorrespiratorio que a veces están asociados con los del resto del cuerpo, no siendo
posible un movimiento voluntario selectivo.
Actividad refleja anormal de todo el cuerpo, que puede impedir la aparición de un patrón respiratorio normal y
pueden interferir en la coordinación de los movimientos para la masticación y la deglución.
ADEMÁS DEBEMOS EXAMINAR LOS SIGUIENTES ASPECTOS…
•
Alimentación. En la parálisis cerebral podemos encontrar frecuentes alteraciones de la
neuromotricidad de la alimentación, por ejemplo no desarrollo de la succión, dificultades para
tragar, dificultad en la coordinación en la masticación, deglución atípica, poca funcionalidad de los
labios…
•
Respiración. La respiración debe proporcionar suficiente aire para mantener el control de la
fonación, en cuanto a su duración e intensidad.
•
Fonación. La fonación hace referencia al paso de aire a través de los repliegues vocales, con la
intención de emitir sonido.Alteraciones de la fonación en el sentido de disminución, retraso en el
inicio o bloqueo de la voz, a causa de espasmos de la respiración y órganos vocales.
•
Dentro del proceso de fonación, un aspecto básico a tener en cuenta será la coordinación
respiración-fonación-articulación, que se debe realizar correctamente de manera que la vibración
de los repliegues vocales vaya acompañada de aire a la presión adecuada durante un cierto tiempo.
•
Articulación. La articulación está en función de la fuerza, precisión y coordinación de los
movimientos de la lengua, labios y maxilar.
•
Resonancia. La resonancia depende de la forma de la orofaringe y de la comunicación de ésta con
la nasofaringe.
DESARROLLO DEL LENGUAJE
•
Desarrollo morfosintáctico.
En general, el desarrollo de la morfosintaxis estará retrasado respecto al desarrollo normal.
En muchos casos, el trastorno motor les lleva a una simplificación del discurso:
-La longitud media de los enunciados verbales se hace más reducida para adaptarla a su dificultad motriz.
-El índice de diversidad léxica y los aspectos gramaticales en general están simplificados.
A nivel motor les resulta más fácil utilizar un repertorio restringido, y esto les obliga muchas veces a
simplificar los aspectos gramaticales del discurso.
-Manifiestan alteraciones importantes de la prosodia, mientras que las dificultades de respiración,
fonación, etc., dan lugar a patrones característicos de prosodia que se manifiestan por pobreza
expresiva o por falta de adaptación a las necesidades del discurso.
•
Desarrollo pragmático. Situaciones frecuentes.
-El niño interactúa en menos ocasiones y menos tiempo con sus compañeros que éstos entre sí.
-El lenguaje que utiliza o utilizan los otros con él es excesivamente simplificado.
-El niño interactúa menos veces con el profesor.
Descargar

Diapositiva 1