*
Elaborado: Maricela Martínez Montoya
Azalia Marisol Villamares Labra
José Carlos González Martínez
Pedro de Jesús Flores Díaz
La dismorfia muscular o vigorexia es un
trastorno alimentario caracterizado por la
presencia de una preocupación obsesiva por el
físico y una distorsión del esquema corporal
(dismorfofobia).
A veces referido como anorexia nerviosa inversa
o complejo de Adonis, la dismorfia muscular es
un tipo muy específico de trastorno dismórfico
corporal.
Esta enfermedad es más común en los hombres.
* Obsesión por un cuerpo musculoso al extremo
* Distorsión de la imagen corporal.
* Autoestima baja.
* Entrenamiento con dedicación compulsiva y
casi exclusiva. Se deja en segundo plano otras
actividades sociales o culturales.
*
* Adicción a la báscula.
* Tendencia a la automedicación.
* Dieta muy alta en proteínas, complementada con
productos anabólicos y esteroides en la mayoría de
las ocasiones.
* Afecta tanto a mujeres como hombres, pero se
trata de un trastorno mucho más masculino.
* Uno de los principales síntomas de la vigorexia
es un programa duro entrenamiento que se
centra en el levantamiento de pesas con el
objetivo de agrandar los músculos.
*
* Hay algunos factores posibles de riesgo que
contribuyen a la vigorexia: la intimidación y
burlas durante el período escolar, el
perfeccionismo, etc.
*
* Los problemas que puedan surgir son el daño
de músculos y articulaciones, depresión,
efectos peligrosos de los esteroides.
*
* Consiste en la atención psicológica a largo
plazo. Las drogas psiquiátricas se pueden
utilizar para controlar la depresión.
*
La práctica excesiva de ejercicio puede causar dependencia y
probablemente distorsión de la imagen corporal, lo que hace
vulnerable al individuo de padecer un trastorno de conducta a
nivel personal e incide en su núcleo familiar y social de manera
negativa, ya que después de un largo tiempo el individuo ocupa
la mayor parte de su tiempo en el gimnasio.
*
Descargar

VIGOREXIA - marynutricionuvt