¿Qué es el cambio?
Se define como: la capacidad de adaptación de las organizaciones a las
diferentes transformaciones que sufra el medio ambiente interno o externo,
mediante el aprendizaje.
Otra definición sería: el conjunto de variaciones de orden estructural que
sufren las organizaciones y que se traducen en un nuevo comportamiento
organizacional.



Aparentemente son cambios positivos o negativos, en corto plazo reflejan
ser más negativos que positivos.
Los cambios pueden ser: Sociales, económicos o tecnológicos.
Su clasificación puede ser drástica, natural o gradual.
¿Es bueno o malo?
Los cambios son buenos, debido a que el mercado y lo que le rodea es un
ente vivo, tiene movimientos que hacen estemos en constante sube y baja y
no existe un procedimiento o “receta” que perdure ante cualquier
adversidad o competencia a la que se enfrente la organización.
Como se mencionaba anteriormente, la resistencia cultural puede hacer el
reflejo de cambios como positivos o negativos, en corto plazo reflejan ser
en apariencia más negativos que positivos, sin embargo, considerando una
buena planeación de cambio en donde se consideren objetivos y metas
podemos disminuir esta percepción negativa del cambio.
Ventajas del cambio:
• Los cambios y sus efectos son metas y objetivos sistémicamente
estructurados son duraderos.
• Como es un proceso participativo, los participantes estarán más
motivados e interesados en el mismo.
• Se pueden realizar con mayor efectividad las acciones para contrarrestar
la resistencia al cambio.
• Los enfoques para el cambio se realizarán con tiempo, permitiendo un
trabajo con mejor calidad y mejores resultados.
• Los objetivos y metas deseadas se pueden analizar y desarrollar acorde a
las necesidades.
Desventajas del cambio:
• La falta de información y comunicación entre los involucrados debido a una
falta de planeación puede llevar a la organización a un punto pero del
inicial.
• Falta de preparación o de involucramiento en la alta dirección (que son
quienes deben tomar acciones dentro del cambio) genera falta de
motivación y de disposición del persona..
Gestión del cambio:
La creciente demanda de los mercados exige un cambio a fin de formar
organizaciones de carácter vitalicio y con esto asegurar su permanencia a
perpetuidad en el mercado y estar en condiciones de competir en entornos
complicados, para ofrecer servicios de una forma mucho más ágil y con
mayor calidad.
Conocemos que el cambio no constituye un hecho aislado, ni en su acción
ni en su repercusión, por lo que constituye un proceso de gestión de cambio
“sistémico” que nos ayude a definir cual es la necesidad del cambio de
nuestra organización y cuales son los aspectos que formarán parte del
cambio, para poder determinar donde nos encontramos, y poder definir
cual es nuestra situación deseada al termino de este cambio
Descargar

Diapositiva 1 - SDAD-UVM