Fe y razón
Creer pensando… y pensar
creyendo
¿Con cuál de estas afirmaciones me siento
más identificado?
1. La fe es, ante todo, un sentimiento profundo
que nos involucra totalmente como personas.
2. La fe, mas que un sentimiento, es una opción a
la cual uno llega por el ejercicio libre de su
razón.
Dos modelos antropológicos
• Modelo
racionalista positivista
• Modelo
sentimentalista emocional
“Cogito… ergo sum” (Descartes)
Sólo existe aquello que podemos
comprobar
El imperio de la razón instrumental
“Siento… ergo sum”
Sólo existe aquello que siento
El imperio de “las ganas”, de las
“emociones”: ¿me tinca o no me tinca?
Pensar … Creer
¿Un antagonismo irreconciliable?
Consideraciones generales
• Distinción cualitativa entre fe y saber:
Saber
Ente (el mundo – cosas del mundo)
Fe
Dios (la realidad en relación a Dios)
Concepto
Concepto Experiencia
La encíclica Fides et ratio
del Papa Juan Pablo II
Una invitación a superar el
antagonismos entre fe y razón
Antecedentes históricos
• Los Apóstoles anuncian el Evangelio a “epicúreos y
estoicos” (Hech 17,18)
• Los “padres de la Iglesia” (siglos II al VI) hacen
“razonable” el Evangelio para la cultura grecoromana.
– San Agustín realiza una síntesis que durante siglos “sería la
forma más elevada de especulación filosófica y teológica
que el Occidente haya conocido” (Fides et ratio, n.40).
– Decir en el lenguaje del otro – adaptación;
– Sacar a luz aquello que está implícito, parcialmente
formulado, incompletamente reconocido.
– Superar (Aufhebung).
Antecedentes históricos
• Escolástica
– valoración de la razón humana en la experiencia y camino
de la fe.
– Anselmo invitará a una inteligencia de la fe, puesto que “el
intelecto debe ir en busca de lo que ama: cuanto más ama,
más desea conocer” (n.42).
– Tomás ocupará “un puesto singular en este largo camino, no
sólo por el contenido de su doctrina, sino también por la
relación dialogal que supo establecer con el pensamiento
árabe y hebreo de su tiempo” (n.43)
• Escolástica tardía (siglos XIV – XV): distinción se
hace separación
• El siglo XIX:
– fideísmo y tradicionalismo radical: desconfianza en las
capacidades naturales de la razón para llegar a conocer
a Dios;
– racionalismo y el ontologismo, se atribuye a la razón
natural lo que es cognoscible sólo a la luz de la fe.
• Actualidad de las posturas fideístas y racionalistas
El Concilio Vaticano I
• Constitución dogmática Dei Filius:
– Proemio (DH 3000);
– Capítulo 1: Dios, creador de todas las cosas
(DH 3001-3003);
– Capítulo 2: La revelación (DH 3004-3007);
– Capítulo 3: La fe (DH 3008-3014);
– Capitulo 4: La fe y la razón (3015-3020)
– Cánones
Concilio Vaticano I: Dei Filius
Capítulo 4: La fe y la razón (DH 3015-3020)
• Doble orden de conocimiento: DH 3015;
• La participación de la razón en el desarrollo de la
verdad sobrenatural: DH 3016;
• No hay oposición entre fe y razón: DH 3017-3018;
• La ayuda recíproca entre la fe y la razón: DH 3019;
• La índole del progreso de la ciencia teológica: DH
3020.
Concilio Vaticano I: Textos claves
• Doble orden de conocimiento: DH 3015
“hay un doble orden de conocimiento, distinto no sólo por su principio, sino
tanbién por su objeto; por su principio, primeramente, porque en uno
conocemos por razón natural, y en otro por fe divina; por su objeto también,
porque aparte aquellas cosas que la razón natural puede alcanzar; se nos
proponen para creer misterios escondidos en Dios de los que a no haber
sido divinamente revelados, no se pudiera tener noticia”;
• La participación de la razón en el desarrollo de la verdad sobrenatural: DH
3016
“Y, ciertamente, la razón ilustrada por la fe, cuando busca cuidadosa, pía y
sobriamente, alcanza por don de Dios alguna inteligencia, y muy fructuosa,
de los misterios, ora por analogía de lo que naturalmente conoce, ora por la
conexión de los misterios mismos entre sí y con el fin último del hombre;
nunca, sin embargo, se vuelve idónea para entenderlos totalmente, a la
manera de las verdades que constituyen su propio objeto.
Concilio Vaticano I: Textos claves
•
No hay oposición entre fe y razón: DH 3017-3018
“ninguna verdadera disensión puede jamás darse entre la fe y la
razón como quiera que el mismo Dios que revela los misterios e
infunde la fe, puso dentro del alma humana la luz de la razón, y
Dios no puede negarse a sí mismo ni la verdad contradecir jamás a
la verdad”
•
La ayuda recíproca entre la fe y la razón: DH 3019
“Y no sólo no pueden jamás disentir entre sí la fe y la razón, sino
que además se prestan mutua ayuda, como quiera que la recta
razón demuestra los fundamentos de la fe y, por la luz de ésta
ilustrada, cultiva la ciencia de las cosas divinas; y la fe, por su
parte, libra y defiende a la razón de los errores y la provee de
múltiples conocimientos. Por eso, tan lejos está la Iglesia de
oponerse al cultivo de las artes y disciplinas humanas, que más
bien lo ayuda y fomenta de muchos modos”.
Tres grandes problemas actuales
• Predominio de una “antropología cerrada a la
trascendencia”;
• Variadas formas de agnosticismo y relativismo,
que han llevado a un escepticismo generalizado;
• Sin sentido – nihilismo (todo fragmento)
Cinco corrientes de pensamiento problemáticas
• Eclecticismo: actitud de quien, en la investigación, en la
enseñanza y en la argumentación, incluso teológica, suele
adoptar ideas derivadas de diferentes filosofías, sin
fijarse en su coherencia o conexión sistemática ni en su
contexto histórico”
• Historicismo: niega la verdad perenne de la verdad: “Lo
que era verdad en una época puede no serlo ya en otra”.
• Modernismo: en virtud de la “actualidad” se sacrifica la
verdad.
• Cientificismo: no admite como válidas otras formas de
conocimiento que no sean las propias de las ciencias
positivas
• Pragmatismo: excluye el recurso a reflexiones teóricas o
a valoraciones basadas en principios éticos
Debilitamiento de la razón y de la fe
(Fides et ratio, n.48)
• “Es ilusorio pensar que la fe, ante una razón
débil, tenga mayor incisividad; al contrario,
cae en el grave peligro de ser reducida a mito o
superstición”.
• “Del mismo modo, una razón que no tenga
ante sí una fe adulta no se siente motivada a
dirigir la mirada hacia la novedad y
radicalidad del ser”.
Propuestas para superar el antagonismo
1. La búsqueda de la verdad está puesta en el
corazón del hombre:
– A pesar de las distorsiones el hombre / la mujer
tiene conciencia que “nunca podría fundar la propia
vida sobre la duda, la incertidumbre o la mentira; tal
existencia estaría continuamente amenazada por el
miedo y la angustia. Se puede definir, pues, al
hombre como aquél que busca la verdad” (n.28).
– Esta pregunta aparece en relación al ser, al sentido,
a la felicidad, a la muerte, a lo bueno, a lo bello …
Propuestas para superar el antagonismo
2.
Apertura a otras tradiciones culturales:
•
•
•
Ya ha habido un diálogo con la cultura greco – romana –
occidental
Recién se inicia con Oriente, donde existen grandes
tradiciones religiosas y filosóficas.
Tres criterios (Fides et ratio, n. 72):
•
•
•
La universalidad del espíritu humano, cuyas exigencias
fundamentales son idénticas en las culturas más diversas.
La Iglesia no debe olvidar lo que ha adquirido en la inculturación en
el pensamiento grecolatino.
Reivindicación de lo específico y original no debe dar lugar a un
encerrarse en la diferencia y en la oposición a otras tradiciones, lo
cual es contrario a la naturaleza misma del espíritu humano
Propuestas para superar el antagonismo
3. Toda “diaconía de la verdad” comporta una clara
conciencia de que no se está en posesión de la verdad
total:
– la verdad que se ha alcanzado, escribe el Papa, “es sólo una
etapa hacia aquella verdad total que se manifestará en la
revelación última de Dios: «Ahora vemos en un espejo, en
enigma. Entonces veremos cara a cara. Ahora conozco de un
modo parcial, pero entonces conoceré como soy conocido»
(1 Co 13,12). (n.2).
– Hay “progresar en el conocimiento de la verdad” (n.3).
– El asombro impulsa al hombre “al descubrimiento de
horizontes siempre nuevos. Sin el asombro el hombre caería
en la repetitividad y, poco a poco, sería incapaz de vivir una
existencia verdaderamente personal” (n.4).
– Lo anterior no implica “relativismo”
Propuestas para superar el antagonismo
4. Valoración de la filosofía:
– Consciente de que disponemos de múltiples medios para
progresar en el conocimiento de la verdad, hay una
valoración muy especial de la filosofía.
– La filosofía es “una de las tareas más nobles de la
humanidad” (Fides et ratio, n.3):
•
•
•
–
Busca hacer cada vez más digna la existencia personal;
Camino para conocer verdades fundamentales relativas a la existencia
del hombre;
Ayuda indispensable para profundizar la inteligencia de la fe y
comunicar la verdad del Evangelio a cuantos aún no lo conocen
(Fides et ratio, n.5).
La revelación no elimina la libertad del hombre ni su razón,
sino que, por el contrario, la supone y plenifica.
Desafíos planteados por el Papa Benedicto XVI a las
religiones
1.
“formamos un todo y trabajamos en el todo de la única razón con
sus diferentes dimensiones, colaborando así también en la común
responsabilidad respecto del uso de la razón”;
2.
“estaba fuera de discusión que, incluso ante un escepticismo tan
radical, seguía siendo necesario y razonable interrogarse sobre Dios
por medio de la razón”;
3.
“quien quiere llevar a otra persona a la fe necesita la capacidad de
hablar bien y de razonar correctamente”;
4.
“…se presenta un dilema en la comprensión de Dios…”.
Cf. J.Silva, "Dar razón de nuestra fe. El desafío planteado por el papa Benedicto XVI a las religiones", Revista
Católica 1153 (2007) 57-63
La tarea de la Teología Fundamental (nº 67)
1.
Dar razón de la fe,
2.
Justificar y explicitar la relación entre la fe y la reflexión
filosófica; y
3.
Estudiar la Revelación y su credibilidad, con el acto de fe.
“La Teología Fundamental tiene como identidad fundar y
justificar la pretensión de verdad de la Revelación cristiana
como propuesta sensata de credibilidad, y poder así dar
razón de la esperanza (cf. 1 Pe 3,15).”
«El mismo acto de fe
no es otra cosa
que el pensar con el asentimiento de la
voluntad.
Todo el que cree, piensa;
piensa creyendo y cree pensando.
Porque la fe es nula, si no piensa lo que
cree» (Fides et ratio, n.79).
Descargar

pensar … creyendo. - Para dar razón a la esperanza