BUENAS PRÁCTICAS EN EL ÁMBITO DE LA
DISCAPACIDAD INTELECTUAL
Teresita Almagro
Presidenta de la Asociación de Familias del CAMP
CAMP
El Centro de Atención a Minusválidos Psíquicos
(CAMP) es un servicio social especializado.
Presta atención integral (residencial y
asistencial) a las personas con disminución
psíquica profunda, severa o media asociada con
otros tipos de deficiencias o discapacidades
físicas o sensoriales graves que, en situación de
dependencia para la realización de las
actividades básicas de la vida diaria, precisan
de cuidados permanentes. Funciona en régimen
de internado y media pensión.
CAMP
– El CAMP atiende a residentes desde el 16 de
junio de 1991 y fue inaugurado oficialmente
el 22 de junio de 1992.
– Está adscrito en una parcela cuadrada de
16.000 m2 de los que 6.200 m2
corresponden a la zona edificada estando el
resto destinado a viales, aparcamientos y
zonas ajardinadas.
– Está gestionado por el Instituto Aragonés de
Servicios Sociales, organismo Autónomo
dependiente de la Consejería de Servicios
Sociales y Familia del Gobierno de Aragón.
CAMP
Dispone de 120 plazas de internado, 2 en régimen
de estancia temporal y 20 de media pensión.
En periodos vacacionales se realizan “cesiones de
plaza”
SERVICIOS ASISTENCIALES
El Centro está dotado de los siguiente servicios:
ASISTENCIA Y CUIDADOS BÁSICOS
ATENCIÓN SANITARIA
ATENCIÓN PSICOLÓGICA
TRABAJO SOCIAL
FISIOTERAPIA
TERAPIA OCUPACIONAL, PRETALLERES DE MADERA,
TEXTIL, HUERTO E INVERNADERO
ACTIVIDADES HABILITADORAS: AULAS, ESTIMULACIÓN,
EXPRESIÓN, HUERTO Y DEPORTE
HABILITACIÓN PERSONAL Y SOCIAL, OCIO Y
ACTIVIDADES LÚDICAS
SERVICIOS COMPLEMENTARIOS: PELUQUERÍA Y
PODOLOGÍA
BUENAS PRÁCTICAS
Las familias que en nuestra casa tenemos
una persona con discapacidad intelectual,
hemos de pasar un difícil camino a lo largo
de toda su vida, ya desde que nacen o
desde que se manifiesta el motivo de su
discapacidad.
Es un golpe del que es muy difícil
recuperarse
BUENAS PRÁCTICAS
Recurrimos al médico pidiendo
ayuda, pero que difícil es si no se
deja mirar, si no abre la boca para
mirarle la garganta, o si tiene una
muela picada y no hay quien le haga
una radiografía o una extracción de
sangre. De verdad que en muchos
casos tememos estas situaciones
BUENAS PRÁCTICAS
La Asociación de Familias del CAMP, en
una de nuestras reuniones de Junta
Directiva acordamos organizar reuniones
de acercamiento a las familias y así surgió
el “CAFÉ TERTULIA”, que cada último
jueves del mes celebramos primero
intentando que las familias estuviéramos
unidas y luego consiguiendo que los
profesionales del Centro entraran a formar
parte de esa gran Familia.
BUENAS PRÁCTICAS
Ya en el primer CAFÉ TERTULIA
coincidimos todos en que la discapacidad
incide significativamente en la vida
familiar e impide el desarrollo de una
convivencia normal, incluso cuando la
persona con discapacidad reside en una
Institución, pues la Calidad de Vida que
actualmente se les ofrece hace que la
mayoría de ellos sobreviva a sus
progenitores.
BUENAS PRÁCTICAS
Así, pusimos en marcha un programa
de ayuda mutua que, coordinado por
los profesionales del Centro, nos
permite estar pendiente de los
enfermos, los visitamos en el
hospital, nos turnamos con los
familiares si estos son mayores o no
tienen otros hijos, o nos ocupamos
directamente de los que no tienen
familia o la tienen lejos.
BUENAS PRÁCTICAS
En el Centro son una Familia, porque
allí son todos iguales sin ninguna
duda, pero cuando llega el momento
de una hospitalización salen de su
CASA y se sienten solos y no
podíamos dejar que eso sucediera
BUENAS PRÁCTICAS
Nuestra buena práctica es muy
sencilla y siempre quedan cosas por
hacer y por mejorar, pero estamos
satisfechos de haber conseguido
poner en marcha un sistema de
autoayuda para las familias que tanta
falta nos hace y una mejora en la
calidad de atención a los Residentes
de nuestro Centro.
BUENAS PRÁCTICAS
“Si las familias estamos unidas,
seremos capaces de aportar una gran
dosis de apoyo moral, psicológico y
social y esto nos hará ser activos y
participativos favoreciendo así
especialmente a nuestros chavales.”
BUENAS PRÁCTICAS
Especialmente en esta ocasión me
gustaría añadir que si las familias y
los profesionales de la Salud tenemos
una comunicación más fácil y cercana
se puede mejorar la Asistencia
Sanitaria en las personas con
Discapacidad Intelectual, tanto desde
la detección de su Discapacidad,
como a lo largo de toda su vida
BUENAS PRÁCTICAS
Descargar

Diapositiva 1 - Afadi