UNA DIÓCESIS EN MARCHA
Plan Diocesano de Pastoral
2007-2011
Haz memoria de Jesucristo Resucitado
Año 2009/2010 Año de la iniciación
cristiana, con especial atención en
la Eucaristía.
«Desde la Eucaristía brota la transmisión de la fe, la
celebración del misterio cristiano, y el servicio al mundo
en caridad. Al hablar de transmisión de la fe nos
ceñiremos a la tarea educadora de la iglesia que
comprender la catequesis de iniciación, la enseñanza
religiosa y teológica, así como la integración del mensaje
cristiano en la nueva cultura de la comunicación.»
LA INICIACION CRISTIANA
¿Qué es?
• La IC es el camino que recorre
una persona para ser cristiana,
uniéndose a Cristo y a la
Iglesia mediante la fe y los
sacramentos.
• La IC es la inserción de un
candidato en el misterio de
Cristo, muerto y resucitado, y
en la Iglesia
LA INICIACIÓN CRISTIANA
¿Cómo se hace?
• La IC se realiza mediante la fe y el conjunto de los tres
sacramentos:
-el Bautismo: comienzo de la vida nueva;
-la Confirmación: su afianzamiento;
-la Eucaristía: alimenta con el Cuerpo y Sangre de
Cristo para ser transformados en él.
• La IC va unida a un itinerario catequético, ya que la
catequesis es elemento fundamental de esta (donde no
se ha establecido el catecumenado la catequesis ha de
asumir esa función).
Dos formas de Iniciación cristiana
• El ‘Catecumenado’: itinerario o proceso de
formación en la fe y en la vida cristiana de aquellos
que desean recibir el bautismo e incorporarse a la
iglesia.
– Componentes fundamentales de la estructura del catecumenado:
1. la iniciativa y don de Dios que es acogida por el hombre;
2. la mediación de la Iglesia y la presencia de la comunidad;
3. un itinerario litúrgico, catequético y espiritual;
4. la celebración de los sacramentos de IC.
– Etapas: Precatecumenado, Catecumenado, Tiempo de
purificación y de iluminación y el tiempo de la mistagogía. :
• El Catecumenado postbautismal: es para aquellos
bautizados que necesitan una instrucción posterior y
desarrollar la gracia bautismal recibida en orden a la
conversión personal y la personalización de la fe
(momento propio de la catequesis).
LA INICIACIÓN CRISTIANA
¿Quiénes son los responsables?
•
•
•
•
•
El Obispo
La parroquia: comunión de comunidades
El párroco
El catequista
El padrino/madrina
LA INICIACIÓN CRISTIANA
¿Para quién?
• Párvulos que son incorporados en los primeros meses su vida en el
misterio de Cristo y en la Iglesia y que recorren el camino de la fe a
través de los sacramentos de la iniciación a lo largo de su vida.
Catecumanado postbutismal
• Personas no bautizadas (niños que han llegado a la edad de la
discreción, adolescentes, jóvenes y adultos).’Catecumenado’
• Para aquellos que no han terminado su iniciación cristiana, porque
les falta algún sacramento que recibir: cristianos alejados, o
indiferentes, que se replantean retomar su camino de
fe...catequesis de inspiración catecumenal
LA INICIACIÓN CRISTIANA
¿Dónde se realiza?
• la parroquia, como lugar privilegiado donde se realiza la
comunidad cristiana y que nace para acercar las
mediaciones de la iglesia a todos los hombres y
mujeres;
• la familia que es la primera y principal educadora de la
fe de los hijos y lugar de referencia;
• la escuela católica y la enseñanza religiosa como lugar
relevante para la formación humana y cristiana;
• las asociaciones y movimientos laicales a los que se les
encomienda el empeño catequético y la capacidad
pedagógica para formar cristianos, mediante la
transmisión de la fe, la oración, la liturgia, y un estilo de
vida y de compromiso apostólico que muestren
coherencia fe-vida.
LA INICIACIÓN CRISTIANA
¿Qué pretende?
• La confesión personalizada de una fe
asumida libremente y la plena y
consciente integración del bautizado en la
comunión y en la misión de la Iglesia.
ANTE EL CURSO PASTORAL
2009-2010
“Cuidar de modo especial los
procesos de Iniciación
Cristiana”
MIRANDO LA REALIDAD
• I.- ¿Qué entendemos por Iniciación cristiana? ¿Qué retos
concretos plantea, hoy, la Iniciación cristiana a la pastoral y
la catequesis?
• II.- “El cristiano no nace, se hace”, decía el famoso adagio
de Tertuliano ¿Nuestras parroquias, comunidades, grupos,
etc. inician en la fe a niños, jóvenes y adultos siendo
madres fecundas? ¿Cómo lo hacen? ¿Qué dificultades
encontramos? ¿Por qué?
• III.- ¿Qué itinerarios y qué cuestiones te parecen
importantes para irlas abordando sucesivamente en relación
a la Iniciación Cristiana? ¿Cómo soñamos la iniciación
cristiana en nuestras comunidades parroquiales? ¿Cómo
podemos colaborar desde los arciprestazgos y servicios
diocesanos?
MIRANDO LA REALIDAD
*La pastoral de la iniciación, considerada a la vez
como un proceso catequético, vital y litúrgico:
ayudar a que, en el seno de la Iglesia, nazcan y
crezcan nuevos hijos.
*Asistimos hoy a una seria crisis en la transmisión
de la fe cristiana.
• La Conferencia Episcopal Española, en su Plan pastoral 2002-2005,
en relación a la interrupción de la transmisión de la fe cristiana en
Europa:
–
“perdidos, olvidados o desgastados los cauces tradicionales (familia,
escuela, sociedad, cultura pública) las nuevas generaciones ya no
tienen noticia ni reconocen signos del Dios viviente y verdadero o de
la encarnación, muerte y resurrección de Jesucristo por nosotros”.
• Hay perplejidad y desazón por la ruptura de los procesos (los
sacramentos de iniciación se convierten para muchos en punto y
final) y por el hecho de no lograr que el acercamiento a la vida de fe
sea significativo y duradero..
A la escucha de la Palabra
• El texto de la Samaritana (Jn 4): Esta escena
nos adentra en la tarea y misión de la
catequesis cristiana: Jesús, fuente de agua viva,
provoca en cada uno, la sed que lleva a pedir de
esa agua que salta hasta la vida eterna. En
realidad, Dios tiene sed de que tengamos sed
de Él.
• La Iglesia “existe para evangelizar” (EN 14). En
este sentido la iniciación cristiana es la
expresión más significativa de la misión de la
Iglesia: engendrar a la vida a los hijos de Dios
(cf CEE, La Iniciación Cristiana 13 ).
A la escucha de la Palabra
• Esta opción por la pastoral de la IC supone una profunda renovación y
revitalización interna de la propia Iglesia, pues implica:
– Dar de hecho la primacía a la acción misionera y evangelizadora.
– Atender de modo prioritario a la transmisión de la fe,
– Profundizar en la identidad comunitaria y la solicitud maternal de la
Iglesia: madre y casa de la Iniciación.
• Podríamos definir la Iniciación cristiana como la inserción de un
candidato en el misterio de Cristo, muerto y resucitado y en la Iglesia
por medio de la fe y los sacramentos.
• La IC tiene como objetivo final conducir al iniciado al encuentro con
Cristo, de modo que en este encuentro pueda hallar su identidad más
profunda: ser hijo de Dios y vivir como tal..
Proponiendo caminos
• Nada hay más hermoso, nos dice el Papa,
que haber sido alcanzados, sorprendidos,
por el Evangelio, por Cristo. Nada más bello
que conocerle y comunicar a los otros la
amistad con Él. Lo que el mundo necesita es
el amor de Dios, encontrar a Cristo y creer en
Él.
• Cuidar los procesos de Iniciación cristiana se
torna, por tanto, en una cuestión capital. En
ella se juega el “ser o no ser” de la
comunidad cristiana. Se hace pues, urgente,
asumir con audacia una pastoral de la
Iniciación cristiana que exprese nuestra firme
decisión de navegar mar adentro para echar
las redes en este océano atlánticos en el que
vivimos los canarios, alentados por el soplo
del Espíritu.
Proponiendo caminos
• Objetivo. 1. Cuidar la continuidad
(niños, jóvenes, adultos) en los procesos
de Iniciación cristiana.
Medios propuestos:
•  En las catequesis de preparación a los sacramentos
de iniciación cristiana ofrecer espacios o iniciativas que
faciliten la continuidad de los procesos.
•  Fomentar la creación de pequeños grupos de fe-vida
en las parroquias, que sean acompañados y que partan
de la vida: ofrecer la participación en movimientos
laicales de carácter misionero.
•  Ofrecer diversos procesos de iniciación o re-iniciación
cristiana a personas adultas.
Proponiendo caminos
• Objetivo. 2 . Incorporar a la familia en
los procesos de Iniciación cristiana.
Medios propuestos:
•  Cuidar la acogida de las familias y su implicación en
los sacramentos de iniciación cristiana
• Atender a la familia cristiana como sujeto de
evangelización según las propuestas del Directorio de
Pastoral Familiar.
•  Cuidar la implantación y el desarrollo de la catequesis
familiar en nuestras parroquias y comunidades.
Proponiendo caminos
• Objetivo. 3 .Potenciar en y a través de la celebración de
la Eucaristía el sentido comunitario de los sacramentos
de la iniciación cristiana.
Medios propuestos:
• Impulsar la participación activa de las comunidades
parroquiales en los procesos y en las celebraciones de los
sacramentos de la iniciación cristiana (Bautismos,
Confirmaciones, Eucaristía dominical y primeras comuniones).
• Potenciar la escucha comunitaria de la Palabra de Dios,
mediante celebraciones comunitarias de la Palabra y escuelas
de Biblia.
• Favorecer que se descubra la celebración de la Eucaristía no
como una celebración puntual y aislada de la actividad semanal
parroquial, sino como un camino privilegiado de profundización
progresiva en el misterio pascual de Cristo.
Plan Diocesano de Pastoral
2007-2011
Haz memoria de Jesucristo Resucitado
Año 2009/2010 Año de la iniciación
cristiana, con especial atención en
la Eucaristía.
«Desde la Eucaristía brota la transmisión de la fe, la
celebración del misterio cristiano, y el servicio al mundo
en caridad. Al hablar de transmisión de la fe nos
ceñiremos a la tarea educadora de la iglesia que
comprender la catequesis de iniciación, la enseñanza
religiosa y teológica, así como la integración del mensaje
cristiano en la nueva cultura de la comunicación.»
Objetivo específico primero:
JESUCRISTO EN QUIEN
CREEMOS
ACCIONES nº 5:
Culminar el proceso de elaboración
de un Directorio Diocesano de
Iniciación Cristiana
Objetivo específico segundo:
JESUCRISTO AL QUE
CELEBRAMOS
• 1. Promover en todas las parroquias y
ámbitos pastorales la oración personal
y comunitaria.
• 2. Elaborar un instrumento pastoral que
realce y ayude a una mejor vivencia y
celebración de los sacramentos de IC
Objetivo específico segundo:
JESUCRISTO AL QUE
CELEBRAMOS
• 3. Educar en la dimensión celebrativa
en todos los procesos catequéticos y
formativos.
• 4. Ofertar instrumentos para una mejor
participación en el misterio Eucarístico
que impulse a trabajar por un mundo
más justo y fraterno.
Objetivo específico tercero:
JESUCRISTO A QUIEN
ANUNCIAMOS
• 1. Realizar unas Jornada Diocesana para afrontar la
nueva realidad que vive la Enseñanza Religiosa
Escolar.
• 2. Preparar y realizar Asamblea sobre la Escuela
Católica y centros de inspiración cristiana de la
Diócesis.
• 3. Potenciar los medios existentes y establecer
cauces nuevos que incidan en la familia como
transmisora de la fe y espacio natural donde se vive
y se descubre la vocación.
¿Iniciativas concretas?
• Grupos y talleres de oración y vida; y de lectura
creyente de la vida –lectio divina; oración
semanal parroquial, Adoración santísimo, etc
• Crear un equipo para realizar el directorio
• Crear el equipo de IC y Catecumenado, que
adapte materiales y la celebraciones del RICA
• Potenciar las celebraciones de la palabra y otras
celebraciones comunitarias de la oración,
acostumbrar a celebrar la fe en comunidad
Descargar

Objetivo específico primero: JESUCRISTO EN QUIEN CREEMOS