CAPÍTULO II
LOS TRES PILARES DE LA ESPIRITUALIDAD CRISTIANA
Nota: las imágenes utilizadas en esta presentación fueron obtenidas en
la Internet, los derechos de las mismas corresponden a sus autores.
Teología =
Iluminación de la fe
Espiritualidad =
Vivencia de la fe
Deben complementarse mutuamente.
Espiritualidad Cristiana
Un modo de seguimiento de
Cristo hoy y aquí, bajo la
acción del Espíritu.
Elementos esenciales
1. La relación con Dios, sobre todo
mediante la oración (Vivir la filiación).
2. La relación con los demás: sobre todo
mediante la comunidad Iglesia (Vivir la
fraternidad).
3. La Misión evangelizadora (Hacer filiación
y fraternidad).
Diversidad de Espiritualidades
Sobre la base de los tres elementos
esenciales, se resalta alguno o algunos de
los aspectos del seguimiento de Cristo
sobre otros.
Según el Fundador.
Según el contenido de la fe.
Según el lugar y cultura.
Según el estado de vida.
LOS TRES ELEMENTOS
FUNDAMENTALES
I. La relación con Dios
II. Vida Comunitaria
III. Misión Evangelizadora
Espiritualidad
del Bautismo
El bautismo es el momento
más importante del
cristiano. Es consagrado y
hecho pertenencia de la
Trinidad. Es hecho hijo de
Dios por adopción,
miembro de la comunidadIglesia y anunciador de la
Buena Nueva.
Entre todas las comparaciones que indican la dinámica de
crecimiento (carrera hacia la meta, peregrinación a través
del desierto, atravesar el Jordán...), la más expresiva es la
de la semilla o germen del que brota la vida nueva.
Juan dice que el cristiano es nacido del esperma (semilla) de Dios.
Así como el hijo/a nacida del esperma y del óvulo de los padres le
da derecho a llamarle “papá”, “mamá” porque le ha comunicado la
naturaleza humana, también el haber nacido del esperma de Dios le
da derecho al bautizado a llamar a Dios “Abbá” porque le ha hecho
participe de la naturaleza divina.
El bautismo es
como un edificio
que tiene como
columna central
la experiencia de
Dios o Adhesión A
LA PERSONA DE
CRISTO, la
comunidad
IGLESIA de la
que entra a
formar parte, y la
MISIÓN
Evangelizadora a
la que es
enviado.
Más que a un
edificio se podría
comparar a un
árbol que tiene
tres troncos, las
mismas raíces y
la misma copa.
Porque el
bautismo
engendra una
VIDA NUEVA. Y la
vida es
crecimiento. Vivir
es crecer y no
crecer es ir hacia
la muerte.
Las diversas
espiritualidades
suponen y se apoyan
en la Espiritualidad
cristiana (tronco de la
palmera)
Las diversas
Espiritualidades
suponen y
complementan la
Espiritualidad
Cristiana.
CONSAGRACIÓN BAUTISMAL
• Yo te bautizo = te consagro al Padre, al Hijo y al
Espíritu Santo. Eres pertenencia de la Trinidad.
• Engendrado por el esperma del PADRE soy
hecho hijo y puedo llamarle “Abbá”. Vivir la
filiación. Sobre todo mediante la contemplación.
• Identificado con el HIJO, Apóstol del
Padre, soy enviado al mundo para
colaborarle.
• Unido al ESPÍRITU Comunión entre el
Padre y el Hijo, llamado a vivir la
comunidad-Iglesia y a hacer comunidad
fraterna.
• La espiritualidad sacerdotal fortalece y se
apoya sobre las tres columnas
fundamentales y acentúa ciertos aspectos
característicos: Eucaristía, liturgia, horas
canónicas, etc.
• Pero no puede sustituir las columnas
fundamentales por los rasgos
característicos. Las horas canónicas son
de derecho eclesiástico, la oración
personal es de derecho divino.
• “Los seminarios deberían tener como misión
primordial la de ser una escuela de oración”. (Bernard
Häring).
• APARECIDA, nn.191-200; 314-327E
• El Card. Claudio Hummes (Pref. Congr. del Clero)
exhorta a los sacerdotes a contemplar “la perfecta y
fascinante humanidad de Jesucristo, vivo y operante
ahora”, a dar “la prioridad a la oración respecto de la
acción” (14 abril 2008).
Descargar

Cap II LOS TRES PILARES DE LA ESPIRITUALIDAD