CONSTRUYENDO EL
FUTURO
MANTENIENDO LA
IDENTIDAD
Pr. Tadeo Añamuro
Dpto. de Educación
MLT
UNA MIRADA A NUESTRA
HISTORIA PASADA


Una infección anti-educación implantada en la
mentalidad adventista.
Enviar a los niños a la escuela era una falta de fe
en el pronto regreso de Jesús.


W.H. Bell después de 18 años del gran chasco
lanzó la siguiente pregunta:
¿Si era correcto y consistente en quienes creían
con todo corazón en la inmediata venida del
Señor, procurar dar educación a nuestros niños?


JAIME WHITE, como uno de los pioneros del
movimiento adventista respondió:
“El hecho de que Cristo viene pronto no es razón
para que la mente no sea desarrollada. Una
mente bien disciplinada e informada puede
recibir y abrazar mejor la sublimes verdades de
la segunda venida”


Diez años más tarde ELENA DE WHITE
escribió:
“La ignorancia no aumentará la humildad o la
espiritualidad de cualquier profeso seguidor de
Cristo. Las verdades de la palabra divina pueden
ser mejor apreciadas por un cristiano intelectual.
Cristo puede ser mejor glorificado por aquellos
que le sirven inteligentemente”. Fund, Of
Cristhian Education p. 45




Después de casi tres décadas existe un interés
por la educación formal.
El crecimiento de la iglesia demandaba pastores
preparados.
El envejecimiento de los antiguos milleritas
demandaba formar futuros dirigentes.
A comienzos de 1870 existe un interés por las
misiones extrajeras.



Con estas preocupaciones la AG estableció la
comisión de educación.
Esta comisión en su informe de mayo de 1872
dicen lo siguiente:
“Existen personas en nuestras filas, que han
llegado a sus años de madurez, que tienen
convicciones de que algo debe ser hecho con el
propósito de adelantar la causa gloriosa en que
estamos ocupados. Con este propósito, ellos
desean de inmediato familiarizarse
profundamente con las enseñanzas de la Biblia
en relación con las grandes verdades relacionadas
con este tiempo”

Como resultado la iglesia estableció en 1874, el
Colegio de Batle Creek, con el propósito de
preparar obreros para la predicación del
evanglelio.


Elena de White estaba de acuerdo con este
objetivo y escribió lo siguiente:
“Necesitamos una escuela donde aquellos que
están entrando en el ministerio puedan conocer
por lo menos los elementos generales de la
educación, y donde puedan también aprender
más perfectamente las verdades de la palabra de
Dios para este tiempo”. Fundament. 45-46

Elena de White tenía una visión más amplia
que los pioneros:
1.
Diferencia entre educación e instrucción.
2.
La disciplina como autocontrol.
3.
La necesidad de una educación práctica que
sea útil.
4.
La necesidad del equilibrio entre lo físico,
mental y espiritual.
DIFICULTADES EN BATLE CREEK

1.
2.
3.
4.
5.
No todo estaba bien en Batle Crek a fines de
1870:
Los objetivos de los fundadores no estaban
siendo alcanzados.
No existían cursos de Biblia requeridos.
No había entrenamiento misionero
requerido.
No había equilibrio en el currículo, que
estaba dominado por los clásicos griegos y
latinos.
El boletín el colegio decía que las clases de
Biblia son ofrecidas solamente a aquellos que
las eligen.


El Colegio de Batle Creek finalmente cerró sus
puertas a fines de 1881.
Durante ese tiempo Elena de White presentó
varios testimonios poderosos sobre la educación
cristiana.

“Si la influencia mundana va a prevalecer en
nuestro colegio, entonces vendámoslo a los
mundanos para que tomen el control, y que los
que han invertido dinero en esa institución
establezcan otro colegio, que sea administrado, no
sobre planes de escuelas populares, ni de acuerdo
a los deseos del Director o de los profesores, sino
sobre el plan que Dios mismo ha especificado” TI
v5 25-26


Tres meses antes dijo:
El Señor nunca había determinado que nuestro
colegio imitara a otras instituciones de
enseñanza. El elemento religioso debería ser el
poder controlador. Si algunos incrédulos quieren
venir a colocarse bajo esta influencia, está bien; si
quienes están en tinieblas eligen venir a la luz,
esto es lo que Dios quisiera. Pero rebajar nuestra
vigilancia, y permitir que el elemento mundano
tome el control con el propósito de conseguir más
alumnos, es contrario a la voluntad de Dios. La
fortaleza de nuestro colegio está en mantener el
elemento religioso de manera preponderante” TI
v5 p.14



En su mensaje dirigido a los líderes de la AG, en
1881 dijo:
“El propósito de Dios es conocido, que nuestros
miembros puedan tener una oportunidad de
estudiar las ciencias y al mismo tiempo aprender
las demandas de su palabra” TFCH p. 21
Una visión amplia libre de extremismos.
CAMBIOS PRODUCIDOS



El camino real en la educación adventista
aconteció en la década de 1890.
Al comienzo de ese periodo se realizó la
convención educacional de Harbor Springs, al
norte de Michigan.
A partir de esta convención se ubica a Jesucristo
en el centro del currículo.


En 1893, W.W. Prescot, líder de la educación,
ante la AG dijo que Harbor Springs había
marcado un hito en la historia de la educación
adventista.
Tres meses después de la convención de Harbor
Spring, Elena de White se embarcó hacia
Australia, e influyó en la creación del colegio de
Avondale.

En 1890 la iglesia envió misioneros a todo rincón
del globo. Esta expansión misionera estimuló el
rápido crecimiento de la educación adventista a
todo nivel.
LOS AJUSTES EN EL SIGLO XX




E.A. Sutherland dirigió el movimiento para
acabar con los títulos académicos en el Colegio de
Batle Creek.
Sutherland dijo que el primer título académico
fue otorgado por el Papa.
En 1915 se dijo que los títulos constituyen la
marca de la bestia.
El Colegio Medico de Evangelistas obtuvo una
calificación mínima en la evaluación.


Del problema de Grados Académicos se pasó al
problema de la acreditación.
Frente a esta situación los dirigentes se
dividieron, y Elena de white les da el siguiente
consejo:

“Debemos proveer lo que sea necesario para
calificar a nuestros jóvenes que sean
inteligentemente capaces de pasar los exámenes
requeridos y probar su eficiencia como médicos.
Debemos proveer lo que sea requerido, de manera
que estos jóvenes no tengan que ir a las escuelas
de medicina conducidas por los que no son de
nuestra fe. RH 1910

Este consejo dio la base para la acreditación de
los colegios adventistas.
EL DESAFÍO ACTUAL PARA LAS
INSTITUCIONES ADVENTISTAS



Después de 150 años, nuestras instituciones
pueden alcanzar credibilidad académica sin
sacrificar la espiritualidad.
La exigencia del estado y la de la iglesia no son
excluyentes.
Los padres y estudiantes adventistas esperan que
la educación recibida sea tan confiable y a la vez
claramente adventista.
LO INMUTABLE EN LA EDUCACIÓN
ADVENTISTA


Un currículo que envuelve el desarrollo mental,
físico y espiritual del estudiante.
Educar es redimir como propósito final


Hoy enfrentamos los problemas urbanos que ha
reemplazado las necesidades de entrenamiento
rural.
Los alumnos no viven en granjas. El 45% de la
población mundial es urbana.


Hoy se requiere adoptar nuevas estrategias sin
renunciar la filosofía original.
El desafío es no confundir la forma de la
educación adventista con su esencia.



Sin escuelas, maestros dedicados y nuestros
egresados no existiría una IASD unificada,
dinámica y comprometida con la misión.
El compromiso de los colegios hoy es conservar la
identidad y misión.
Los rasgos propios que nos caracterizan ante los
demás son los que nos hace únicos.
TENDENCIA DE PARECERNOS A
INSTITUCIONES SECULARES

“La corriente secularizadora está impactando la
Educación Adventista, influyendo sobre su
filosofía, objetivos, métodos, libros y normas”.
Humberto Rasi

“La preparación intelectual no debe ser
descuidada, pero no basta. G. Knight
NUESTRO COMPROMISO CON LA
IDENTIDAD

“A menos que nuestras instituciones muestren
que es diferente a la de instituciones educativas
estatales y particulares ya establecidas, no tiene
derecho a existir”.
Para mantener la identidad institucional
alineada a la filosofía de la educación adventista
es necesario tener una visión clara y mantener
un firme compromiso y lealtad.

“Si un colegio o universidad adventista no puede
hacer de sus alumnos estudiantes
académicamente excelentes y adventistas
espiritualmente maduros, entonces, ¿para qué
tenemos estas instituciones”. Robert Folkemberg

Para sobrevivir la instituciones educativas deben
cumplir dos condiciones: Mantener firme el ideal
que les dio origen y suplir eficientemente las
necesidades de la sociedad que los rodea. C. Stger

“Los egresados deben llenar el vacío que las otras
instituciones no pueden llenar. Para ello se tiene
que definir qué es lo singular” G. Knight

Los colegios adventistas al existir junto con los
estatales y particulares, para ser diferentes
deben hablar una voz diferente. Esta voz ha de
ser diferente en el tono, la calidad y el énfasis.
CONCLUSIÓN

Las diferencias y singularidades de los colegios
adventistas con respectos a otras instituciones
constituyen su identidad y razón de ser. Cuando
estas desaparecen, entonces el colegio ha muerto.
Se necesita que los principios bíblicos corran por
la sangre institucional y en cada una de las
actividades.
 Es necesario que una atmósfera profundamente
espiritual cubra cada aspecto de la experiencia
del estudiante.


Nuestro enfoque integral de la educación nos
vuelve diferentes y de particular valor para la
sociedad en este nuevo siglo en la que estamos
inmersos.
Elaborado por el Director de Educación de la MLT, Pr. Tadeo Añamuro, para las
Asambleas Magisteriales MLT.
Descargar

CONSTRUYENDO EL FUTURO MANTENIENDO LA …