ELENA
DE WHITE
URIAS
SMITH
JAIME
WHITE
JUAN
ANDREWS
GUILLERMO
MILLER
RAQUEL
OAKES
BATES
ESCUELA SABATICA
IGLESIA ADVENTISTA DEL 7º DIA
JOSE
Mediante el recuerdo de las grandes
cosas que Dios hizo para guiar a los
pioneros de la Iglesia en el pasado,
fomentar en los miembros de la Escuela
Sabática el deseo ferviente de servir en
la obra de Dios.
ORACIÓN
“En esta mañana haremos un recorrido
hacia el pasado, como podrán ver, en
este Museo encontrarán personajes y
objetos que fueron importantes en los
primeros años de nuestra iglesia.
Acompáñenme en el siguiente
recorrido… Recuerden que no deben
tocar los objetos, evitar el uso del flash
fotográfico y apagar sus celulares.
¡Gracias!”.
GUILLERMO MILLER
Durante mi vida hubo una
actividad especial que me
marcó de una manera
sorprendente y fortaleció mi fe
en Dios, estoy hablando del
estudio de la Biblia. Hoy en día
el estudio de las Sagradas
Escrituras no es de menor
importancia que en mis tiempos,
al contrario, el pueblo de Dios de
los últimos días debe prepararse
continuamente para levantar el
estandarte de la fe en los
momentos más difíciles, así
como nosotros lo hicimos tras
ocurrir el chasco de 1844… Les
invito a buscar en sus Biblias un
pasaje que estudié mucho y que
es de suma importancia:
Daniel 8:14”.
Y EL ME DIJO: HASTA 2,300 DIAS DE TARDE
Y MAÑANA; Y EL SANTURIO SERA
PURIFICADO. DANIEL 8:14
Raquel Oakes, la
primera pionera
adventista que guardó
el sábado. Raquel
Oakes cobra vida y
dice: “Cuando supe que
el verdadero Día del
Señor era el Sábado
inmediatamente puse
manos a la obra y
empecé a guardar ese
día. Hoy es sábado y
por lo tanto debemos
adorar a Dios en este
día que ha apartado
desde la creación para
honrar y glorificar su
santo nombre…
Les invito para
que alabemos a
Dios entonando
el
HIMNO # 547
“SÁBADO ES”
“Yo Jaime White, durante mi vida
tuve momentos difíciles que
afronté, tomado de la mano de mi
esposa Elena orábamos muy a
menudo al Señor por muchos
motivos, en ocasiones orábamos
por las adversidades que
enfrentaban nuestros hermanos, a
veces orábamos por los problemas
doctrinales que había en nuestra
iglesia, también orábamos por el
avance del mensaje adventista en
todo el mundo, orábamos muy a
menudo por la salud física y
espiritual de los miembros de
nuestro hogar. En fin, siempre
había motivos para arrodillarnos y
comunicarnos con el
Todopoderoso, y aún hoy en día
sigue habiendo muchos motivos
para doblar nuestras rodillas y
orar a Dios…
Es por ello
que te
invito a
arrodillarte
y
acompáñame
en la
siguiente
oración,
oremos…”.
JOSE BATES
“A partir del desafío que la
hermana Raquel Oakes
hizo al pastor Frederick
Wheeler de guardar el
sábado como Día de
Reposo, sin pensar que
esta verdad impactaría los
corazones de muchos
creyentes, yo también
acepté al Sábado y
comencé a guardarlo como
el Día del Señor. Cada
sábado era una
oportunidad para elevar
alabanzas al Creador, y
este gozo lo compartía con
todos los creyentes que
encontré durante mi
ministerio… Es por ello que
en éste Día Santo te invito
a adorar a Dios mediante
la siguiente alabanza…”.
“En el año de 1888
unos jóvenes
redactores de la
revista Signs of the
Times, A. T. Jones y E.
J. Waggoner,
publicaron sus
posturas en cuanto a
la Ley de Dios y la
Justificación por la Fe.
Yo en ese entonces
era el Director de la
revista Review and
Herald y por supuesto,
estaba en contra de
las posturas que estos
“jovencitos” querían
enseñar a la iglesia.
URIAS SMITH
JONES
WAGGONER
En el congreso de la Iglesia
Adventista en Minneapolis se dio la
oportunidad de confrontar a este
par de jóvenes y refutar sus
propuestas teológicas, así que
junto con mis colegas hicimos todo
lo posible para desechar lo que
estos muchachos decían. Después
de tanto discutir, la hermana Elena
G. de White intervino y se dirigió a
nosotros y nos dijo que deploraba
nuestra actitud dura y
condenatoria y la llamó ‘el espíritu
de los fariseos’ y ‘el espíritu de
Minneapolis’. Esto se debió a que
en realidad lo que los jóvenes
Jones y Waggoner afirmaban les
había sido revelado por Dios
mediante el estudio de su Palabra,
y nosotros estábamos siendo un
obstáculo.
Tiempo después
comprendí esto, me
arrepentí y pedí
disculpas…Este incidente
de mi vida sirve para el
siguiente consejo:
Debemos tener corazones
receptivos a lo que
nuestros hermanos
mediante el estudio de la
Biblia y el favor de Dios
nos comparten, el
‘Marcando el Rumbo’ está
lleno de consejos que
pueden ser de mucho
beneficio para nuestras
vidas… Escuchémoslo a
continuación…”.
“Los primeros adventistas del
séptimo día eran todo menos
misioneros entusiastas. En
septiembre de 1874 yo fui
enviado a Europa como
‘primer misionero oficial’ de la
denominación. Dios me utilizó
y bendijo mi contribución al
esparcimiento del mensaje
adventista en aquella parte
del mundo, y gracias a su
cuidado y poder muchas
personas recibieron con los
brazos abiertos el mensaje de
la Iglesia Adventista del
Séptimo Día…
JOHN NEVINS
ANDREWS
Las misiones mundiales son de
suma importancia, aún en la
actualidad existen territorios
donde el mensaje adventista no
ha entrado y nuestros
misioneros son dirigidos por
Dios para llevar a cabo el
esparcimiento del mensaje a
‘Todo el Mundo’… Escuchemos
el siguiente relato misionero…”.
Misionero mu
“En octubre de 1860,
durante una reunión que
tenía como fin la búsqueda
de un nombre para nuestra
denominación y solucionar
algunos detalles legales y
fomentar el sentido de
identidad dentro de los
creyentes, yo propuse que
adoptáramos el nombre
‘Adventistas del Séptimo
Día’. Mi propuesta fue
aceptada, pues muchos
delegados reconocían que
era elocuente a la hora de
expresar nuestra fe y
posición doctrinal.
David
Hewitt
Hoy, más de cien años después de este acontecimiento, nuestro
nombre ‘Adventistas del Séptimo Día’ sigue teniendo el mismo
propósito que en 1860, debemos identificarnos firmemente con
nuestra organización y esforzarnos por crecer espiritualmente cada
día, a fin de llevar en alto el estandarte de nuestra iglesia… Veamos
ahora nuestro termómetro espiritual,
es hora del Informe Secretarial…”.
Invitamos a líderes de GRUPOS PEQUEÑOS a
levantarse para orar.
Porque todo aquel que pide, recibe,
y el que busca, halla; y al que llama,
se abrirá.
Lucas 11:9,10
ELENA G. DE WHITE
“Cuando recibí el llamado
de Dios para ser su sierva
no estaba segura si esto
era lo que en verdad quería
ser, pero el Señor me
mostró que sería una pieza
importante para el
movimiento adventista.
Hoy la Iglesia Adventista
del Séptimo Día es un
movimiento fuerte a nivel
mundial que lleva el
mensaje de salvación a
otras personas que no
tienen esperanza.
Hermanos, ustedes no deben temer ante los desafíos que la obra de
Dios les establezca, recuerden que el Señor nunca abandonará a su
iglesia y los usará, al igual que lo hizo con nosotros, para llevar
esperanza y el mensaje de un Salvador que dio su vida por nosotros y
que viene por segunda vez a este mundo para buscar a aquellos que
crean en Él y le entreguen sus vidas…
Dios ha hecho grandes cosas usando en ocasiones seres
humanos dispuestos a dejarse guiar por el poder del
Todopoderoso. ¡Adoremos al Creador en este momento
agradeciéndole por las maravillas que ha hecho y que hará!”.
“Es así como termina nuestro
recorrido en esta ocasión. Les
agradecemos por su atención y
reverencia y sobre todo, deseamos
que el mensaje que hoy
escuchamos en las experiencias de
nuestros pioneros nos inspiren a
terminar la obra que se nos ha
encomendado:
Predicar a todas las naciones…
‘Ellos comenzaron, ¡Nosotros
terminaremos!’… Oremos…”.
Maravillosa creación de Dios
Descargar

Presentación de PowerPoint