Sobreprotección y
acompañamiento
Escuela para Padres
Colegio San Ignacio
Recuerden desconectar
sus celulares. Gracias.
Objetivo de la jornada
Nuestro objetivo es
ayudarnos a tomar
conciencia de la
necesidad de
desarrollar en los
hijos la autonomía
para que puedan
llegar a ser
personas libres y
responsables
Contenido
 Introducción y definición
de sobreprotección
 Actitudes de los padres
sobreprotectores
 Efectos negativos de la
sobreprotección
 Causas de la
sobreprotección
 Cómo evitar la
sobreprotección con el
acompañamiento
Sobreprotección
Introducción
Muchos padres creemos
que amar a nuestros
hijos es darles gusto en
todo lo que quieren
satisfaciendo sus
caprichos, haciendo las
cosas por ellos, y hasta
pensando por ellos sin
darnos cuenta que con
estas actitudes
ponemos en grave
peligro su desarrollo, su
realización como
personas
Sobreprotección
Definición
La sobreprotección
se define como el
exceso de cuidado
y/o protección de los
hijos por parte de los
padres que va más
allá de lo razonable;
una sobre
indulgencia que
termina
incapacitándolos
para su vida futura
Actitudes de los padres
sobreprotectores
 Tienden a limitar la
exploración del mundo por
parte de su hijo
 Usan el mismo lenguaje del
niño para comunicarse con
él
 No suelen soportar que sus
hijos se enfaden, lloren o
pataleen
 Disculpan todos los errores
del niño poniendo las
culpas en terceras personas
 Evitan a sus hijos
situaciones conflictivas o
difíciles
Efectos negativos de la
sobreprotección
¿Cómo es un niño
sobreprotegido?
 Tímido
 Le cuesta alejarse de sus
padres
 Inseguro de lo que hace y de su
relación con los demás
 Llora intensamente
 Nervioso y algo solitario
 Tiene dificultad en el desarrollo
del lenguaje
 Pocas veces asume la
responsabilidad de sus actos
 Tiene dificultad para tolerar las
frustraciones y los desengaños.
Causas de la
sobreprotección
La sobreprotección hacia nuestros hijos es,
muchas veces, debida a las siguientes causas:
 Por apoyar nuestra baja
autoestima
 Reparar las limitaciones que
sufrimos en nuestra niñez
 Porque la frustración del hijo
revive nuestras propias
frustraciones
 Compensar la ausencia del otro
padre
 Remediar nuestra propia
ausencia
 Evitar las rabietas del niño
 “Querer que los hijos nos
quieran”
Cómo evitar la sobreprotección
con el acompañamiento
Nuestros hijos
necesitan ser
acompañados por
nosotros en el proceso
de desarrollo de sus
dimensiones
fundamentales que les
permitan crecer en
libertad y autonomía.
¿De qué manera?
Dimensión biológica
 Aceptarlo con amor sea cual
sea su físico.
 Enseñarle a querer y valorar su
cuerpo.
 Darle la oportunidad de jugar
 Proporcionarle actividades
donde haga uso de sus
sentidos
 Darle la oportunidad de
participar cuando se prepara y
sirve la comida.
 Dejar que se vista solo.
 Dejar que los niños grandes
ayuden a los pequeños.
 Permitirle explorar su entorno
pero con supervisión
Dimensión psicológica
 Adaptación y reconocimiento
de lo que es realmente
 Respeto y tolerancia de sus
ideas y sentimientos
 Libertad para tomar
decisiones
 Afirmar sus cualidades y
aceptar sus limitaciones
 Potenciar su creatividad
 Saberse útil y que lo tomen
en cuenta
 Oportunidades de compartir
sus sentimientos
Dimensión espiritual
Así como damos
prioridad a las
necesidades físicas e
intelectuales de
nuestros hijos a medida
que avanzan en su
proceso de crecimiento
y desarrollo, de igual
manera es necesario
promover el desarrollo
y fortalecimiento de la
dimensión espiritual.
¿Cómo?
Dimensión espiritual
¿Cómo?
 Crear confianza con el hijo
No hay cosa que comunique
mejor el amor para su hijo
que los momentos que los
padres le han dedicado con
paciencia e interés para
atender sus preguntas e
inquietudes
 Cultivar la libertad
La libertad permite
mantener un equilibrio
entre orientación y
tolerancia en una relación
caracterizada por el diálogo
y el respeto mutuo
“Un hijo no es simple función biológica y
reproducción de la especie. Es mucho más. Es
fruto del amor de los esposos, y más aún, es un
don que nos ha sido dado. Cada hijo es único e
irrepetible, tiene un propio temperamento, un
destino personal. No es “propiedad” de los
padres llamados sólo y ¡nada menos! que a
acompañarlo, guiarlo, ayudarlo a descubrir lo
que Dios quiere para él. Una persona feliz.”
Descargar

La cultura light - Colegio San Ignacio de Loyola,