Nietzsche
Nietzsche: contexto histórico
Europa antes de
1914. La “belle
epoque”.
Los estados
occidentales
están
plenamente
formados: Italia y
Alemania
(1870).
Juego de
alianzas:
Triple alianza y
triple entente
Nietzsche: contexto histórico
El colonialismo
y la conferencia de Berlín
(1885): Europa se reparte
toda África, en busca de
mercados de materias
primas.
Nietzsche: contexto histórico
La sociedad victoriana: fuertemente
conservadora en lo moral y lo político,
No aceptaba ninguna desviación de
lo establecido por la convención.
Bismarck, “canciller de hierro”
Familia de la Reina Victoria (Inglaterra)
Nietzsche: contexto histórico
• Los rupturistas:
El arte, el feminismo, el mundo
obrero, la irrupción de las drogas
y el sexo. La rebelión de los
individuos contra las normas de
la sociedad comienza a ser
patente.
Baudelaire, Rimbaud
Y Verlaine formarán
la
Generación de
poetas malditos
franceses.
Oscar Wilde, condenado por
su homosexualidad.
Nietzsche: contexto histórico
Wagner: tuvo una enorme
influencia sobre la primera obra de
Nietzsche. Este consideraba que el
músico recogía perfectamente las
raíces
Germánicas.
Para posteriormente irse
distanciando
mutuamente, dado el creciente
Misticismo religioso de Wagner.
Nietzsche: contexto histórico
La rebelión contra la filosofía.
Soren Kierkegaard:
Filósofo danés, precursor del
existencialismo
Autor muy crítico con toda la tradición
Hegeliana altamente abstracta.
Reivindicaba una relectura de la
filosofía
a la luz de una religión entendida como
angustia, incomprensión, algo que va
más allá de lo racional.
Unamuno le imitó algo burdamente.
Nietzsche: contexto histórico
• La rebelión contra la filosofía.
Schopenhauer:
El primer filósofo que atrae el
pensamiento
oriental a occidente.
también muy crítico con Hegel, se le
conoce por sus citas terriblemente
misóginas.
Nietzsche: contexto histórico
El socialdarwinismo.
Es una época crecientemente
pesimista y
tendente al pensamiento irracional.
Herbet Spencer adapta el
evolucionismo al capitalismo y
entiende la
sociedad como una lucha de todos
contra todos
Nietzsche: contexto histórico.
En esta época, la
sociología y la psicología
Se definen como ciencias
positivas frente
A la filosofía.
Freud iniciará su trabajo en
Los últimos años de
Nietzsche.
Los dos compartirán una
crítica furibunda contra la
sociedad occidental.
LA REBELIÓN CONTRA LA MORAL
Mayo de 1968, París.
SUPERHOMBRE: Manifestación nazi, 1936
EL NIHILISMO
“No Future”
Cartel de
los Sex Pistols,
1977.
Nietzsche: Crítica a la moral.
• La moral del siglo XIX está corrompida, es antinatural,
contraria a la vida y sometida al resentimiento.
• Para explicar la decadencia, Nietzsche propone un
estudio genealógico (los orígenes) de dicha moral,
conduciéndolo a Grecia.
– Moral de señores: aquella de los tiempos homéricos. Los
hombres se dan a ellos mismos los valores morales, sin miedo a
lo que digan convenciones y leyes.
– Moral de esclavos: los tiempos de la democracia griega y el
cristianismo. Los débiles, inseguros de sí mismos, se unen
como única forma de someter a los fuertes e imponen una moral
del resentimiento y de la culpa (ante Dios, la ley, los demás…).
Nietzsche: crítica a la moral
• Junto a esto, Nietzsche, proclama la visión del espíritu
apolíneo frente a lo dionisíaco.
Lo apolíneo: el orden, el equilibrio,
el sometimiento de las pasiones a
la razón
Lo dionisíaco: la alegría de vivir,
el desorden, lo excesivo,
desequilibrado, pasional.
Lo apolíneo acabaría
imponiéndose sobre lo
dionisíaco.
Nietzsche: crítica a la moral
• La muerte de Dios
• Ante este marasmo, lo único que queda es la muerte de los
valores tradicionales, que aprisionan al hombre, y para ello,
es necesario acabar con Dios.
• Dios es el pilar sobre el que se fundamenta la moral
occidental: “Muerto Dios, todo está permitido” (Dostoyevski)
Para Nietzsche, la religión genera
Resentimiento, negación del hombre.
Nietzsche: crítica a la filosofía
• La filosofía ha intentado esgrimir siempre para sí la
búsqueda de la verdad. Esto empieza con Sócrates –
Platón y ha pervertido la cultura occidental.
• La filosofía ha destruido también la vida, en cuanto que
ha ofrecido siempre conceptos cerrados para entender
la realidad siempre cambiante.
• Detrás de la filosofía, está la pretensión de la voluntad
de poder: el deseo de los filósofos de hacerse con la
realidad a través de sus conceptos. Pero ello ha hecho
que la realidad se petrifique y se deforme.
Nietzsche: crítica a la ciencia
• La ciencia es una prolongación de la filosofía,
en su intento de hacerse con una verdad
absoluta.
• Pero la ciencia falla:
– Reduce la realidad compleja a variables iguales. La
complejidad es reducida a cantidad.
– La ciencia no dice nada sobre la moral o la estética.
Por lo tanto no es relevante para entender la vida.
– La ciencia deja reducida la moral al interés del
estado: se vende al mismo.
“Muerto el Dios cristiano, el estado se convierte en el más frío de todos
los dioses”. Para evitar la pérdida de sentido, los hombres se
refugiarán en el ídolo del estado.
Nietzsche: el nihilismo.
• Cuando caen todas las certezas posibles, nos
encontramos de cara con la falta de sentido de
nuestra existencia, el vacío, la nada. Esto es lo
que Nietzsche llamaba Nihilismo.
• La cultura occidental está abocada hacia ese
nihilismo, pero tiene que ser capaz de superar
ese marasmo e imponerse unos nuevos valores
a ella misma.
• Es en esta respuesta, donde entra la parte
constructiva del pensamiento nietzscheano.
Nietzsche: el perspectivismo
• Ante el problema de la verdad, Nietzsche defiende el
perspectivismo.
• La realidad es muy compleja y tiene múltiples caras,
todas igual de válidas, y el hombre intenta hacerse con
ellas (voluntad de poder, de dominio)
• Para esto, no nos basta el concepto, que petrifica una
de esas caras. Tenemos que hacer uso de la metáfora,
precisamente porque tiene múltiples significados y
sentidos.
• Ante la ciencia y la filosofía, nietzsche defiende el arte
como representación fundamental de la realidad.
Nietzsche: transmutación de
valores
• Si no existe la verdad, tampoco van a existir
valores morales absolutos. Todo va a depender
de las circunstancias y el sujeto.
• Consecuencia de esto:
– Nietzsche defiende un relativismo moral, o mejor
dicho una amoralidad: “estar por encima del bien y
del mal”.
– Ese relativismo solo se detiene ante una cosa: lo
bueno es aquello que está a favor de la vida,
entendida en ese sentido complejo, pasional, en el
que lo dionisíaco y la alegría de vivir marca lo
“bueno”.
Nietzsche: superhombre
• La antropología de Nietzsche está marcado por la
aparición de un individuo fuerte, capaz de darse valores
para él mismo, sin preocuparse de nada más. En el
fondo es una reivindicación de la autenticidad y de la
superioridad moral de los “fuertes”.
•
Metáfora del camello, el león y el niño.
– Camello: aguanta toda la carga de la tradición. Solo sabe mirar
hacia el pasado y no disfruta el presente.
– León: es el momento en el que el hombre se revuelve contra la
tradición y lo establecido y destruye todo. Representa “el último
hombre” para Nietzsche.
– Niño: representa la falta de sentimiento de culpa, la inocencia.
Mira hacia el futuro y no recuerda el pasado. Este es el estadio
del “superhombre”
El ejemplo del superhombre: Axel, de la Naranja Mecánica
Descargar

Nietzsche: contexto histórico