María
en el
Evangelio
JERUSALÉN
El niño perdido y hallado en el templo
Jerusalén en tiempos de Jesús.
En primer término, el Templo
Jerusalén hoy
EXPOSICIÓN
Al no hallarlo, volvieron a Jerusalén en su busca.
Al cabo de tres días, lo encontraron en el templo sentado en medio de los
doctores, escuchándolos y haciéndoles preguntas. Todos los que le oían
estaban sorprendidos de su inteligencia y de sus respuestas.
Al verlo, se quedaron perplejos, y su madre le dijo:
–Hijo, ¿por qué nos has hecho esto? Tu padre y yo te hemos buscado
angustiados.
Él les contestó:
–¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que yo debo ocuparme de los
asuntos de mi Padre?
Pero ellos no comprendieron lo que les decía. Bajó con ellos
a Nazaret, y vivió bajo su tutela.
María lo meditaba todo en su corazón
ANÁLISIS
María, José y el Niño subieron a Jerusalén
para celebrar la Pascua.
De regreso el Niño se queda en Jerusalén
sin saberlo sus padres.
Al tercer día lo encuentran en el templo
hablando con los doctores.
INTERIORIZACIÓN
¿Cómo interpretas la actitud y las palabras de Jesús?
¿Qué quiere decir que María lo meditaba todo
en su corazón?
¿Cómo valoras la actitud de María?
¿Meditas o reflexionas las cosas a la hora de
actuar?
EXPRESIÓN Y COMPROMISO
María: Madre de toda
juventud:
Tú que guardabas todas
las cosas en tu corazón,
Ayúdanos a tener
necesidad de la oración
para descubrir a tu Hijo
Jesús en nuestro interior.
Descargar

Diapositiva 1