Viaje a la Tierra Santa
Parte #4
Por Dr. Gerardo Laursen
Hace años tomamos un viaje a tierras
bíblicas, patrocinado por el Seminario
Teológico Centroamericano. Volamos de
Guatemala a Nueva York, entonces a
Roma a Grecia y a Israel. Las fotos nos
mantienen la memoria como si fuera ayer.
Esta edición se concentra en Jerusalén y la
tumba de Cristo.
Ahora entraremos a Jerusalén
La Puerta Jaffa
Entrando
Al no más entrar y mirar arriba, se ve
la Torre de David
Fue hecho por Herodes en honor a David
Los romanos destruyeron a Jerusalén en 70 dC.
Pero el general Tito dio órdenes de dejar esta
sección para la historia, para comprobar su gran
victoria sobre una ciudad tan fortificada. ¡Así
que estamos mirando un mismo edificio que Jesús
y Pablo miraron!
La ciudad antigua es muy comercial
E.A.
Núñez
Max Pérez
Área residencial
Más tiendas
La Vía Dolorosa
El Estanque de Betesda
Cubierto en
escombros
desde 70
dC, fue
descubierto
en 1956
Tiene 5
pórticos,
como dice
Juan 5:2
¡Aquí mismo es dónde Cristo sanó
al paralítico en Juan 5!
Hubo solo 2 estanques en Jerusalén:
este Betesda en el norte, y…
Este Siloé en el sur
Es la
salida del
túnel de
Ezequías,
en 2
Reyes
20:20
¡Aquí
Jesús
sanó a
un
ciego, en
Juan 9!
Esta iglesia es sobre el sitio
de la casa de Caifás
La noche de su
arresto, Jesús
subió estas
gradas, antes de
su juicio ante
Caifás
Cementerio comprado por Judas
Muro de Lamentaciones
El Templo quedó atrás de este muro.
Es un lugar santo para oración.
Lado de hombres
Lado de mujeres
Dios se considera tan cerca, que meten
peticiones escritas en las grietas
Este pavimiento es similar al lugar
donde soldados se burlaron de Jesús
En el suelo es “un juego del rey”
Termina no con un ganador,
sino con un perdedor: Jesús
La tumba tradicional de Jesús
Adentro bien adornada
¿Le
parece
una
tumba?
Cinco
religiones
toman
turnos
para
cuidar la
tumba
Católica, Ortodoxa, Armeniana, Cóptica y Etíope
Ubicación de la Tumba de Cristo
“La Tumba del
Huerto”, al norte del
Templo
El sitio tradicional,
al oeste del Templo
El Templo
Descargar

Viaje a la Tierra Santa Por Dr. Gerardo Laursen