Solubilidad
“La solubilidad es la medida o magnitud que indica la cantidad
máxima de soluto que puede disolverse en una cantidad
determinada de solvente y a una temperatura dada”.
• La Solubilidad de una sustancia es una medida de cuanto
soluto se disuelve en una cantidad determinada de
disolvente a una temperatura especifica.
El método preferido para hacer que el soluto se disuelva en
esta clase de soluciones es calentar la muestra. La sustancia
que se disuelve se denomina soluto y la sustancia donde se
disuelve el soluto se llama disolvente . No todas las
sustancias se disuelvan en un mismo solvente.
El termino solubilidad se utiliza para designar al fenómeno
cualitativo del proceso de disolución como para expresar
cuantitativamente la concentración de las soluciones
La solubilidad de una sustancia depende de la
naturaleza del disolvente y del soluto, así como de la
temperatura y la presión del sistema, es decir, de la
tendencia del sistema a alcanzar el valor máximo de
entropía.
Cuando una sustancia parece no disolverse, se dice que
es insoluble.
El proceso de interacción entre las moléculas del
disolvente y las partículas del soluto para formar
agregados se le llama solvatación y si el solvente es
agua hidratación.
Terminología de las concentraciones
Las concentraciones de las soluciones en el punto de saturación
se llaman
solubilidades; se expresa como masa de soluto por masa de
disolvente. Para las soluciones en las que el disolvente es el
agua, la solubilidad se expresa como masa en gramos de
soluto por 100 gramos de agua, a una temperatura dada.
Para trabajos de laboratorio, es mas conveniente expresar la
solubilidad en cantidad de moles de cada reactivo. Por esta
razón, una concentración comúnmente empleada es la
molaridad.
La molaridad (M) se define como el numero de moles de soluto
disuelto en cada litro de disolución. La ventaja de la solución
molar es que puede emplearse como una especie de forma
liquida del soluto.
Según la definición de molaridad, sabemos q 1 litro de una
solución molar de NaOH contiene 40 graos de NaOH. Un
mililitro de esta solución contiene, por lo tanto 10-3 moles,
ósea 0.040 gramos de NaOH.
1.0=1 mol de NaOH por
litro de solución
=40 g NaOH/1000 ml de solución
=0.040 g/ml de solución
Dos sustancias, como el oxígenos y el dióxido de carbono, que se mezclan
fácilmente en todas las proporciones, se llaman miscibles. Dos líquidos,
agua y mercurio, se llamaran no miscibles. Si tratamos de formar
soluciones de gases en gases encontramos que se forman en todas
proporciones, como lo demuestra el aire; sin embargo al mezclar agua y
mercurio observaremos que la solución no se consigue.
Entre estos dos limites de solubilidad hay muchos ejemplos de sustancias
que se mezclan, pero solo hasta ciertas proporciones máximas de soluto y
disolvente
Como el mecanismo de disolución supone movimiento de
moléculas, la temperatura y la presión tienen efecto en la
solubilidad.
• Los sólidos se disuelven en agua en cantidades que dependen
de la temperatura; la mayoría es mas soluble cerca del punto
de ebullición del agua que del de congelación; la presión
ejerce una ligera influencia en la solubilidad del sólido por
que pocos tienen una presión de vapor mensurable
• Muchos líquidos son completamente miscibles con el agua.
Los líquidos ligeramente solubles; o parcialmente ni
miscibles tienen una solubilidad similar a la de los sólidos.
Sus solubilidades tienden a crecer con el aumento de la
temperatura
Los gases son generalmente mas solubles en agua
fría y tienden a abandonar las soluciones en
forma de burbujas, cuando se calienta si el
proceso es rápido se le llama efervescencia.
La máxima solubilidad para los gases se
encuentra cerca del punto de congelación del
agua; la presión tiene un efecto mensurable en la
solubilidad de los gases. La solubilidad de los
gases en el agua es directamente proporcional a
la presión del gas sobre el agua, a una
temperatura dada
Tipos de soluciones con respecto a la solubilidad.
Cuando el limite de solubilidad se ha alcanzado para una
temperatura determinada y algo del soluto permanece sin
disolver, se ha formado una solución saturada. En este
estado hemos establecido un equilibrio dinámico entre
moléculas del soluto disuelto y las del no disuelto. El
proceso de disolución nunca se detiene. La velocidad a la
que las partículas del soluto entran en disolución es igual a
la velocidad en que cristalizan.
Es posible calentar esta solución y lograr que se disuelva mas
soluto. Si todo el soluto se disuelve y se deja enfriar la
solución, puede suceder que no se produzca la re
cristalización. El exceso de soluto queda en solución.
Cuando esto ocurre, hemos obtenido una solución
sobresaturada; esto es, hemos logrado que entre mas soluto
del que se disolvería en condiciones normales a esa
temperatura. Las soluciones sobresaturadas no están en
equilibrio.
BIBLIOGRAFIA
• Burns. Fundamentos de química.
• J. B. Umland. Química general.
• G. R. Choppin. Química.
Descargar

Limites de solubilidad