Carolina
tiene dolor
de cabeza
porque
a ella le
gustan dos
chicos.
¡Qué lío!
«Ahora
me vas a
explicar
que hacías
en el
fondo del
pozo»,
exige Iván.
«Eso no
fue nada»,
miente
Carolina. .
«¿Piensas
que no lo
vi?»,
pregunta
Iván.
Elsa entra la
clase de mal
humor por lo de
Héctor. Los
chicos no
entienden
porque está de
mal humor.
«Abrid los libros
por la página
veinte». Ella no
tiene ninguna
paciencia con los
chicos que no
abren los libros.
Marcos
vio que
Iván está
enojado
con
Carolina.
«¿Pasa
algo?»,
pregunta
Marcos.
Queréis callar
por favor.
Elsa está tan
amargada que
se pone
enojada cuando
ve dos chicos
enamorados
Tenemos
que
encontrar
los
cadáveres.
¡Silencio!
Tenemos que
bajar al
pozo, es la
puerta.
Necesitamos
un pico y
una pala…
Bueno, sacad
un folio en
blanco… si no
queréis
estudiar
tomareis el
examen ahora.
¿Un examen?
¡Sin avisar!
No es justo.
Nadie ha
estudiado…
Elsa los
manda al
despacho de
Héctor
porque a ella
no le gusta
que se
quejen en
clase.
Vosotros
queréis que
hable yo con
Elsa porque
ella os dio un
examen sin
avisar.
Sí
Sí
Sí
Sí
Sí
Un examen
no puede
ser castigo
O mejor dicho,
Elsa os pilló
hablando en
clase y a vosotros
no os gusta el
castigo. ¡Qué
ridículo!
Si estudiarais
vosotros, no
habría ningún
problema. Pero
mirando a las
caras me parece
que no habéis
dormido.
¿Qué hacéis
por las noches?
Estudiar no.
¿Qué pasa?
¿Hay algo que
me queréis
contar?
Todos los chicos
se niegan a
decirle la
verdad,
menos Victoria.
Han
matado a
Alfonso.
¿Qué?
No tenemos
evidencia ni
manera de
demostrarlo,
pero
sabemos que
mataron a
Alfonso.
Héctor se
levanta y agarra
unas tarjetas
postales. Las lee;
son de Alfonso.
Querido Héctor,
Gracias por darme
este tiempo de
descanso…
Los chicos
recuerdan
lo que les
dijo Ricardo
Montoya
en el
cementerio
No podéis
confiar en
nadie. No
hablad con
la policia,
ni los
profesores.
Quiero que
vosotros os
pongáis a
estudiar y
olvidéis a
Alfonso.
Los chicos
aprenden
que no
pueden
contar con
nadie.
Descargar

mrpeto.files.wordpress.com