Formación
para la
Adolescencia
Introducción

La palabra adolescencia significa crecimiento, maduración.

Es una maduración total no sólo parcial, no sólo física o corporal
sino también afectiva, psicológica y espiritual.

“El reto del adolescente con la madurez es ese tipo de reto que
todo padre debería aceptar con gusto, no sólo como una
responsabilidad, sino como un privilegio” Schneiders.
Autoestima en la vida familiar

Todos nacemos con una valía propia, un regalo
de Dios.

El amor familiar implica una relación
comprometida en la que el niño es aceptado y
amado incluso cuando su comportamiento es
inaceptable.

El amor es la mejor medida preventiva, ya que
los niños descubren su gran dignidad y valor
esencialmente a través de su vida familiar.

La ausencia de amor y cariño en la infancia se
mostrará seguramente en la adolescencia.
El valor propio

Practicar en nuestra vida y en la de
nuestros hijos la virtud de la HUMILDAD.

La humildad nos ayuda a descubrir la
verdad en nosotros mismos.

Ayudar a nuestros hijos a descubrir sus
defectos, a aceptarse como son sin
traumas, sabiendo que los dones son dados
por Dios y hay que rendir cuentas.

Compartir con los demás lo que tiene.
Formación para la Adolescencia
Afecto
Disciplina
Amor
Libertad
Grupo de
amigos
Comunicación
Diálogo eficaz
Formación para la Adolescencia
AMOR
Cuidar, conocer, comprender,
sacrificarse, ser fieles a
nuestros hijos.
Nuestros hijos necesitan AMOR,
no cosas materiales.
Preguntas claves:
- “¿Qué necesita mi hijo ante esta
situación?”
- “¿Perjudicaré o ayudaré a mi
hijo?”
Formación para la Adolescencia
AFECTO
Gestos como abrazos, caricias,
besos, elogios, escucharlos…
Decir y demostrar que los
queremos, incluso cuando se
vuelven
rebeldes
e
independientes.
Entender que hay un proceso de
maduración y, por tanto, de
distanciamiento físico.
Formación para la Adolescencia
DISCIPLINA
“La disciplina es una expresión
del amor y una educación en la
justicia”.
Debe ser afectuosa y dirigida a la
corrección más que a la
destrucción.
La RESPONSABILIDAD es el valor
que más debemos desarrollar
para cimentar la autodisciplina.
Formación para la Adolescencia
LIBERTAD
Los adolescentes exigen mayor
libertad,
pero
sin
asumir
responsabilidades.
La decisión de acceder a una
mayor libertad se debe basar en
la voluntad del hijo de aceptar
mayor responsabilidad.
Enseñarles a ser libres. No
decidir por ellos.
Formación para la Adolescencia
EL GRUPO DE AMIGOS
La adolescencia es el paso de la dependencia a la independencia.
Adopta vestimenta, lenguaje, comportamientos, creencias de su
grupo de amigos.
Respetar las amistades, pero hay que conocerlas.
Es clave que el adolescente se sienta orgulloso de sí mismo con el
apoyo de los padres y familiares.
Formación para la Adolescencia
LA COMUNICACIÓN
Comunicar es dar y recibir
opiniones,
sentimientos,
angustias e ilusiones.
Hay que amar y tener confianza
para una buena comunicación
con nuestros hijos.
La conversación es la savia de la
familia, de un desarrollo fuerte de
los hijos, de la unidad marital, de
una profunda amistad.
Formación para la Adolescencia
DIÁLOGO EFICAZ
Comunicación padre e hijo importante a todas edades.
Los adolescentes necesitan, quieren y valoran nuestra opinión.
Tener confianza en nuestros hijos.
Hablar sobre temas generales y que les preocupen.
Prudencia al hablar de novios (as), o amigos.
Enseñarlos a adoptar postura firme en ideales, valores y
creencias que muchas veces entrarán en conflicto con los de la
sociedad.
Formación para la Adolescencia
APRENDER A ESCUCHAR
Concéntrate y mantén el campo visual.
Intenta aprender (nuestros hijos nos enseñan muchas cosas).
Escucha los sentimientos no expresados verbalmente, así como
las palabras.
Respeta las opiniones.
No te distraigas cuando la conversación se torne aburrida.
No pienses en lo que vas a contestar mientras la otra persona
aún está hablando.
Conclusión
En nuestras manos está promover el desarrollo de los jóvenes
en un ambiente de amor y valores morales.
Los jóvenes “…son la sal de la tierra... son la luz del mundo".
(Mt 5,13-14)
Mensaje del Santo Padre Juan Pablo II para la
XVII Jornada Mundial de la Juventud.
Descargar

6. Formación para la adolescencia