Como esposos, padres y siervos de Dios, hemos
sido llamados a pelear la buena batalla de la fe.
I. Para ganar es necesario batallar
1 Timoteo 6:12
Es necesario batallar por lo que desea obtener
en su matrimonio, familia, vida, sociedad y
nación. Ninguna victoria ha llegado sin pagar un
precio.
II. Para avanzar tiene que pagar un precio
Santiago 1:2-4
Solamente porque no queremos batallar o
porque negamos que haya una batalla
verdadera, no significa que estamos ausentes de
la responsabilidad que hay.
III. Para disfrutar la
mentiras
2 Corintios 10:5
victoria
derrumbe
No batallamos en contra de nuestra pareja, ni
nuestros niños o en contra de los de la familia de
la fe. Para andar en fe y victoria tenemos que
guardar la puerta como porteros fieles y
responsables.
IV. Para Crecer tenemos que velar y orar
Marcos 13:33-34
Como porteros de fe y victoria solamente
abrimos la puerta a lo que nos aumentaría en
las áreas de fe y victoria.
V. Para aumentar es vital transformar.
Efesios 4:25-32
Mantenga la puerta cerrada a lo que puede
robarle la paz y la unidad. Abra la puerta a lo que
va a promover que nuestra fe aumente y que la
victoria de Cristo nos alcance.
Descargar

Porteros De Fe y Victoria