Las lenguas romances
Las lenguas romances
Son aquellas que provienen del latín y comparten componentes
léxicos, morfosintáticos y fonético-fonológico esenciales.
Entre las lenguas romances tenemos:
• Catalán: Hablado en Barcelona. Refiere también a variedades
geográficas del área de Cataluña.
• Rosellón: Hablado en Francia, las Islas Baleares
• Dálmata: Se hablaba en la costa de Dalmacia (Yugoslavia)
• Español: Europa y América
• Francoprovenzal: Suiza, Aosta (Italia), sur de Francia.
• Francés: Europa, África, Norteamérica
• Gallego: Parecido al portugués, es hablado en el norte de España.
• Italiano:
• Occitano: Sur de Francia
• Portugués: Europa, África, América del Sur
• Retoromance: Suiza y norte de Italia
• Rumano
• Sardo: Cerdeña (Italia)
Antecedentes del estudio de las lenguas romances
Dante Alighieri hizo notar en De vulgari eoluquentia
que habían marcadas variaciones del latín en Italia. El
autor italiano buscaba encontrar o diseñar una lengua
“vulgar” ilustre, capaz de rivalizar con las formas
arcaicas del latín, las cuales eran usadas solamente en
la escritura.
El primer estudio sistematizado sobre las lenguas
romances fue el de Lorenz Diefenbach, en 1831.
Posteriormente, en 1836, aparece el Grammatik der
romanischen Sprachen de Friedrich Diez. Este sería el
primer especialista en filología románcia. Ya con
nuevos métodos, en 1949 aparece Le origim delle
lingue neolatine: introduzione alia filologia romanza,
de Cario Tagliavini.
El Appendix probi es un texto elaborado en Roma entre el 300 y 220
a.C. En este texto es posible encontrar un listado de palabras
“correctas” frente a las erróneas, pronunciadas o escritas por la
población no letrada. Veamos algunas de las expresiones deformadas a
partir de las cuales surgirían el italiano y las otras formas romances.
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
03 speculum non speculum
37 equs non ecus
79 digitus non dicitus
83 auris non oricla
95 apes non apis
100 lues non luis
112 aqua non acqua
153 mensa non mesa
154 auctor non autor
164 passer non passar
205 labsus non lapsus
211 rabidus non rabiosus
Primeras manifestaciones
lengua romance:
en
• Crónica de Fredegario (La
Galia, siglo VII)
• Serments de Strasbourg y la
Séquence de sainte Eulalie (La
Galia, siglo IX)
• Glosas
silenses,
Glosas
emilianenses (España, siglo X)
Características de las lenguas romances
- Poseen género nominal, concordancia, artículo definido,
y flexión verbal morfológica.
- Aunque en el latín el orden oracional era de SOV, en las
lenguas romances se manifiesta más claramente la
secuencia SVO. Sin embargo, en algunas oraciones como
Yo la conocí el domingo se conserva aún el esquema
latino.
- Según Coseriu, el principio distintivo de las lenguas
romances es que dentro del sistema nominal prevalecen
rasgos distintivos sintagmáticos (o externos), mientras
que en el sistema verbal son más importantes las
distinciones paradigmáticas (internas o morfológicas).
Las vocales acentuadas precedidas de “e” y “o” breve se diptongaron.
Prótesis: Adición de la vocal inicial “e” delante de “s”.
• Cambios consonánticos
Cambio ortográfico y fonético de “ce” y “ci”
En latín los grupos ce y ci se pronunciaban como
“ke” y “ki”. Posteriormente, los sonidos pasaron de
ser velares a palatales y se pronunciaron como “ch”,
hecho que se manifiesta aún en italiano, rumano,
dálmata y rético. En lenguas como el español, estos
grupos derivaron a la pronunciación española de
“ce” y “ci”.
• El grupo “pt” deriva en “tt” o “t”. Asimismo, el
grupo “ps” se convierte en “ss” o “s”.
• Sonorización
A diferencia del latín, que pluralizaba mediante sufijos
como en el caso de rosa-rosae, en las lenguas romances
se utiliza el morfema -s para generar el plural.
• En las lenguas romances se advierte el uso de la tercera
persona gramatical en la cortesía:
– Español: usted (originariamente vuestra merced)
– Italiano: vosa (de vostra signoria)
– Portugués: senhor, voce (de vosse merce).
• A diferencia del latín que poseía tres géneros, en las lenguas
romances poseen dos: masculino y femenino. El género
determina una relación sintagmática entre el sustantivo, el
adjetivo y los determinantes.
• En casi todas las lenguas romances se usa el sufijo –mente,
que proviene del ablativo latino de –mens.
fr.
doucement
‘suavemente’,
it.
raramente,
it
dial.
(Bologna)
brevemeint, occ., cat. bellamen(t), esp.
distintamente,
ptg.
cruamente
'cruelmente’, ret. (engadino) puramaing,
(sobreselvano)
finalmein,
dálmata
(Veglia)
fuartemiant,
sardo
finalmenti(s). (POSNER, 1998: 117)
•
• Las lenguas romances suelen usar prefijos y sufijos
expresivos,
aumentativos,
diminutivos
y
peyorativos.
esp.
hermanito,
it.
omaccione
‘hombron’, ptg. livrinho, rum. Carliccică
‘librito’, cat. cadirota ‘silla vieja y fea’,
occ.
galinassa
‘gallinaza’,
ret.
(sobreselvano)
viatscha
‘mala
carretera’,
sardo
(Nuoro)
minoreddeddéddu ‘muy, muy pequeno’
(con tres repeticiones del sufijo
diminutivo). (POSNER, 1998: 120)
Algunos prefijos de las lenguas romances fueron
preposiciones en latín.
fr. acheter ‘comprar’ < AD-CAPTARE; it.
cominciare, fr. commencer, cat. comensar,
esp. comenzar, ptg. começar < CUMINITIARE; fr. souffler, it. soffiare, esp.
soplar, ptg. soprar, rum. suflá < SUB FLARE. (POSNER, 1998: 121)
El prefijo latino re- aún pervive y es perfectamente
analizable: riandare (‘volver’ en italiano) realçar
(portugués), ravoir (‘recuperar’ en francés).
Los sufijos latinos han sido heredados a las lenguas
romances.
El componente léxico
Entre los hablantes de las lenguas romances es fácil la
comprensión, pues comparten al menos el cincuenta por
ciento de su léxico. El vocabulario básico de las lenguas
romances consta de alrededor de 3000 palabras. Entre el
francés, italiano, español y portugués, el parecido léxico es
del 89% aproximadamente.
El léxico del cual surgieron las lenguas romances es el latín
popular, aunque hay que tener en cuenta que muchas
palabras que llegaron al español o al portugués moderno
cambiaron su pronunciación de forma natural, y fueron
usadas tanto en el latín culto como en el vulgar.
(POSNER, 1998: 139)
Algunos léxicos latinos, 104 aproximadamente, han
desaparecido; sin embargo, han sido utilizadas para la
formación
de
nuevas
palabras.
Algunas palabras del latín no provienen por la vía de la
herencia natural, sino a través de préstamos que se
hicieron cuando las lenguas ya estaban formadas. Estos
latinismos o cultismos pueden abarcar hasta el 30% del
patrimonio
léxico.
(POSNER, 1998: 182)
Diferencia léxico-semántica en las lenguas romances.
(POSNER, 1998: 387)
(POSNER, 1998: 390)
La herencia ortográfica del latín
Consideraciones
• Al momento de comparar las lenguas romances, se coloca como lengua
arquetípica al italiano. Se determinará como lengua romance a aquella
que tenga más parentesco gramatical con esta lengua, como el caso del
portugués o el español.
•
Preposiciones romances
Bibliografía
•
PROBO,
Marco
Valerio:
Appendix
probi.
Descargado
http://sun.iwu.edu/~cisabell/courses/spanish403/handouts/appendix_probi.pdf
•
BREA, Mercedes: Las preposiciones: del latín a las lenguas románicas. En Verba N° 12, 149-184,
1985. Universidad de Santiago. file:///C:/Users/Usuario/Downloads/pg_149-184_verba12.pdf
•
CENTRO DOCUMENTACIÓN DE ESTUDIOS Y OPOSICIONES: Rasgos generales de la evolución del
latín a las lenguas románicas. Recuperado de http://www.cede.es s/f
•
COSERIU, Eugenio: ¿Arabismos o romanismos? Universidad de la República. Montevideo, 1961.
•
CUÉTARA PRIEDE, Javier: Manual de gramática histórica. UNAM, 2007.
•
POSNER, REBECCA: Las lenguas romances. Madrid: Cátedra, 1998.
•
CENTRO DOCUMENTACIÓN DE ESTUDIOS Y OPOSICIONES: Rasgos generales de la evolución del
latín a las lenguas románicas. Recuperado de http://www.cede.es
de
Descargar

Descarga - Fuego Prometeico