Por Sebastián Gonzales y Sebastián Benites
La virgen de
Copacabana se
celebra los días 2 de
febrero y 5 de agosto,
y fue declarada reina
de la nación en 1925
 Esta es la oración hacia la virgen de Copacabana:
 Querida Madre Nuestra Señora de Copacabana,
tú que nos amas y nos guías todos los días,
tú que eres la más bella de las Madres
a quien amo con todo mi corazón,
te pido una vez más que me ayudes a alcanzar una gracia.
Sé que me ayudarás y sé que siempre me acompañarás hasta la
hora de mi muerte.
 Esta es la consagración

:
Madre santísima de Copacabana,
al concluir esta celebración litúrgica
en la que hemos orado unidos
por las familias bolivianas,
imploro sobre ellas tu protección maternal.
Tú, que desde tu santuario nacional
acompañas con mirada bondadosa el caminar de este pueblo,
alienta con tu intercesión poderosa
a las familias de Bolivia,
que hoy confío a tus cuidados.
Protege e inspira
a las madres de familia de esta noble tierra,
que con dedicación admirable atienden
y dan consistencia a sus hogares,
guían a sus hijos por el camino del bien
y buscan su dignidad en lo cristiano y en lo humano.
Ilumina también a los padres
para que sepan ser siempre, en su vida familiar y social,
ejemplos de rectitud,
educadores responsables de sus hijos,
modelo de respeto a los valores religiosos y morales
que hacen estable y sana la familia.

Cuídate en especial de los hijos para que, a imitación de Jesús,
crezcan en edad, en sabiduría y en gracia,
recibiendo y difundiendo en su propio hogar
el amor y el respeto entre todos.
Modela su corazón joven
a fin de que, con comprensión y generosidad,
robustezcan la unión familiar,
vivan en obediencia a los principios cristianos
y sean así el apoyo de sus padres
y la esperanza de la sociedad boliviana.
Vela, Madre, con particular ternura
sobre las familias campesinas, que sufren el azote de la pobreza,
sobre los hogares de los mineros,
sobre los relocalizados, los que no tienen pan ni trabajo,
los más pobres y abandonados,
para que experimenten tu consuelo
y la solidaridad de los demás.
Enseña, finalmente,
a todos tus hijos bolivianos,
sin distinción de origen étnico o extracción social,
la fidelidad a la fe cristiana,
la valentía en la adversidad,
la convivencia de la idéntica dignidad de hijos y hermanos,
el empeño para mejorar la patria común,
el compromiso por la honestidad y la justicia,
la esperanza en un mundo nuevo
en el que reinen de veras el amor y la paz. Amén.
 La devoción y la Fe por nuestra Virgencita de Copacabana tienen respuesta más
allá de lo imaginable. A lo largo de nuestras vidas, particularmente en la
Brigada se han suscitado casos que son dignos de mención y que relatamos a
continuación:
 En cierta ocasión un grupo de peregrinos caminaba de Tiquina hacia el Pajonal
y llegando al atardecer vieron cómo se acercaba una lluvia con granizo que
irremediablemente les alcanzaría, muy apesadumbrados se cogieron de la
manos y rezaron todos juntos a la Virgencita para que no les llegue la tormenta
que se avecinaba. La fuerza de la Fe se hizo notar y para sorpresa de toda la
lluvia se detuvo a pocos metros de ellos, al extremo que sintieron humedecerse
los zapatos por el salpicar del granizo. Llegaron todos a su destino sin mojarse.
 En otra oportunidad a uno de los peregrinos le ocurrió un accidente en el
descanso del "Pajonal" al aplicarse por equivocación yodo medicinal tomándolo
por colirio, En otras circunstancias podía quedar completamente ciego, sin
embargo, una vez más los ruegos a la Virgencita se dejaron escuchar y nuestro
hermano peregrino conservó su salud sin que este incidente le afecte en
absoluto.
 Fue tallada por Francisco Tito Yupanqui, descendiente
del Inca Huayna Capac. Era escultor aficionado y
aunque puso mucho empeño en su obra, era inexperto.
Sus primeros intentos fueron rechazados uno tras otro,
hasta que finalmente Dios le recompensó con poder
lograr esta imagen de la Virgen que fue humildemente
entronizada en una pobre iglesia de adobe y piedras el
2 de febrero de 1583, lo que hace de este santuario
mariano uno de los más antiguos de las Américas.
Descargar

Diapositiva 1 - 1a-copaamerica