LA PIEDRA DE HACER SOPA
Un día, “un extraño”, correctamente
vestido, llamó a la puerta de una casa
pidiendo algo de comer.
Lo siento, dijo ella, pero ahora no tengo
nada en casa.
No se preocupe, dijo amablemente “el
extraño”, yo traigo esta piedra. Si usted
me permitiera echarla en una olla de
agua hirviendo yo haría la sopa más
sabrosa del mundo.
La mujer puso la olla al fuego y fue a
buscar a sus vecinas.
Cuando el agua comenzó a hervir, el
pueblo estaba allí para ver a “ese
extraño” y su piedra milagrosa.
“El extraño” dejó caer la piedra en agua,
luego probó una cucharada y
exclamó: ¡Delicioso! Lo único
que necesita son unas papas.
¡Yo tengo unas papas en mi cocina!
Exclamó una mujer.
De regreso estaba con unos kilos de
papas que fueron derecho a la sopa. “El
extraño” volvió a probar el brebaje y
exclamó: ¡Excelente! Y añadió:
“Si tuviéramos un poco de carne
haríamos y cocido maravilloso”. Una ama
de casa trajo la carne y el extraño la
deposito en la olla.
“El extraño” volvió a probar el cocido y
dijo: ¡Sabroso!, pero si tuviéramos unas
verduras … el cocido estaría perfecto
Una ama de casa corrió a su casa y trajo
unas verduras que fueron depositadas en
la olla.
“El extraño cocinero” probó nuevamente
la comida y dijo: “Falta algo”
Sal, por favor. La dueña de la casa le
dijo: “Aquí la tiene”
A continuación dio otra orden: ¡Platos
para todos! Las personas fueron a sus
casas en busca de platos.
Algunos
regresaron
trayendo pan y
frutas.
“El extraño personaje” comenzó a
repartir la comida entre los presentes.
Todos disfrutaban de la abundante y
deliciosa comida.
Y mientras todos
saciaban su
hambre, “el
extraño hombre”
desapareció
silenciosamente,
dejando tras de sí la milagrosa piedra de
sopa, que ellos podrían usar siempre que
quisieran hacer la más deliciosa sopa del
mundo.
Agustinos Recoletos
Descargar

La piedra de hacr sopa