El cuento de
Sopa de
Piedras
Después de caminar todo el día, un
pobre viajero llegó a un pueblo
pequeño.
Tenía sueño y tenía mucha hambre.
Hace todo el día que estoy viajando, y
tengo mucha hambre.
Tienes algo extra para compartir
preguntó el viajero.
Llamó a la puerta de la próxima casa
y a cada casa del pueblo
Ni una sola persona le dio algo de
comer.
El viajero gritó, “Si nadie tenga
comida extra para compartir…
yo misma voy a preparar sopa de
piedras para todos.
Solo necesito una
olla grande para
empezar.
Encendió el fuego y el agua empezó a
hervir.
“Ahora necesito una piedra grande,”
dijo el viajero, mientras llegaban los
aldeanos.
Una joven llegó corriendo con una
piedra enorme. La echó a la olla.
El viajero dijo, “¡Parece delicioso!
Pero sería mejor si tuviéramos unas
zanahorias.
Una joven trajo unas zanahorias.
En la olla fueron.
Un hombre fuerte trajo una bolsa llena
de papas. En la olla fueron todas.
Cuando se acabó la sopa, los
aldeanos
no lo podían creer.
La sopa que empezó con una sola
piedra
se convirtió en un comida
para la aldea entera.
Y todos en la aldea comían hasta
estar satisfechos,
aun el pobre viajero.
el
fin
Descargar

El cuento de Sopa de Piedras