Grupo :309
Turno : Matutino .
Integrantes : Carlos Enrique Ramos
Moreno .
La audición .
•
•
•
•
•
•
La audición constituye los procesos psico-fisiológicos que
proporcionan al ser humano la capacidad de oir.
Más allá de las ondas sonoras (física del sonido), el proceso
de la audición humana implica procesos fisiológicos,
derivados de la estimulación de los órganos de la audición, y
procesos psicológicos, derivados del acto consciente de
escuchar un sonido.
Podemos dividir el sistema auditivo en dos partes:
Sistema auditivo periférico (el oído), responsable de los
procesos fisiológicos que captan el sonido y lo envía al
cerebelo.
Véase también: Sistema auditivo periférico
Sistema auditivo central (nervios auditivos y cerebro),
responsable de los movimientos psicológicos que conforman
lo que se conoce como percepción sonora.
El sistema auditivo periferico.
•
•
•
•
•
•
El Sistema auditivo periférico es el
responsable de los procesos fisiológicos de
la audición. Estos procesos que permiten
captar el sonido y transformarlo en impulsos
eléctricos suceptibles de ser enviados al
cerebro a través de los nervios auditivos.
El sistema auditivo periférico lo constituye el
oído.
El oído humano se divide en tres partes:
el oído externo, que canaliza la energía
acústica.
el oído medio, que transforma la energía
acústica en energía mecánica,
transmitiéndola - y amplificándola- hasta el
oído interno.
el oído interno, donde se realiza la definitiva
transformación de la energía mecánica en
impulsos eléctricos.
El sistema auditivo central
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
El sistema auditivo central está formado por:
las 30.000 neuronas que conforman el nervios auditivos y se encargan
de transmitir los impulsos eléctricos al cerebro para su procesamiento.
los sectores de nuestro cerebro dedicados a la audición.
A través de los nervios acústicos, el cerebro recibe patrones que
contienen la información característica de cada sonido y los compara
con otros almacenados en la memoria (la experiencia pasada) para
poder identificarlos.
Aunque la información recibida no se corresponda con la información
que la memoria tiene almacenada, el cerebro intentará igualmente
adaptarla a algún patrón que le sea conocido, al que considere que
más se le parece.
Si es imposible encontrar algún patrón que se asemeje a la
información recibida, el cerebro tiene dos opciones: lo desecha o lo
almacena. Si lo almacena, lo convierte en un nuevo patrón susceptible
de ser comparado.
El cerebro procesa la información en función de tres escalones
En un primer nivel, el cerebro identifica el lugar de procedencia del
sonido (su localización), para ello tiene en cuenta la escucha binaural
humana, es decir, el hecho de que el hombre recibe dos señales
simultáneas y diferentes de un mismo sonido.
En un segundo nivel, el cerebro identifica el sonido propiamente dicho,
es decir, sus características tímbricas.
En un tercer nivel, se determinarían las propiedades temporales de los
sonidos. Su relevancia en función de los sonidos que lo suceden o
anteceden (efecto Haas, enmascaramiento sonoro y otros procesos
psicoacústicos que afectan a la forma en que es percibido el sonido.
El oído interno .
•
El oído interno o laberinto se
encuentra dentro del hueso
temporal. Puede dividirse
morfológicamente en laberinto
óseo y laberinto membranoso.
El laberinto óseo es la cápsula
ósea que rodea al laberinto
membranoso, y éste último
consiste en un sistema hueco
que contiene la endolinfa. Entre
laberinto óseo y laberinto
membranoso se encuentra la
perilinfa, que es en parte un
filtrado de la sangre y en parte
difusión de líquido
cefalorraquídeo. La endolinfa se
produce en la estría vascular.
También se encarga de llevar la
información al cerebro
El oido externo.
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
El oído externo es una de las tres partes en que se divide el oído.
Embriológicamente el pabellón de la oreja y la capa media del
tímpano derivan del mesodermo, del primer y segundo arco
branquial; el conducto auditivo externo y la capa externa del
tímpano del ectodermo superficial, de la primera hendidura
braquial; y la capa media del tímpano del endodermo, de la primera
bolsa faringea.
El oído esta situado en el hueso temporal del craneo.
Está diseñado estructuralmente para, durante el proceso de
audición, recoger las ondas sonoras y dirigirlas hacia el interior.
El oído externo consta de:
el pabellón auricular, un cartílago plano elástico que tiene forma del
extremo de una trompeta y esta cubierto por piel
gruesa:Compuesto por hélix o borde exterior replegado, antihélix o
eminencia central del pabellón que termina en una elevación
llamada antitrago, concha o parte centrar y lóbulo, que es la parte
inferior.
el canal auditivo externo, un conducto (tubo) curvo de
aproximadamente 2.5 cm de longitud que se encuentra en el hueso
temporal. Además posee folículos pilosos, glándulas sebáceas
(productoras de cera) y glándulas de ovillo que son las glándulas
que dan color a la cera.
la membrana timpánica, también denominada tímpano, que es una
porción fina de tejido conectivo fibroso, semitransparente, que se
encuentra entre el conducto auditivo externo y el oído medio.
El oído externo, es el responsable de conducir el sonido hasta del
medio y el medio al interno; que a través del nervio auditivo
transmite la información al cerebro.
En algunas medicinas tradicionales se considera al pabellón
auricular como un microsistema en el cual están representadas
diferentes partes y órganos del cuerpo.
Prevención Auditiva
•
La audición (escuchar) le
permite a usted involucrarse
con el mundo a su alrededor.
De niño, usted aprendió a
hablar escuchando e
imitando las voces de los
demás. Los que son sordos
tienen dificultad para
aprender a hablar con
claridad. Usted ha aprendido
la mayoría de lo que sabe
escuchando a sus padres,
profesores, la televisión y la
radio. La música, los sonidos
de la naturaleza y las voces
de los seres queridos le
pueden brindar placer; las
sirenas y alarmas le pueden
alertar del peligro, incluso
cuando está dormido.
Efectos Auditivos .
•
•
•
•
El sistema auditivo se resiente ante una exposición
prolongada a la fuente de un ruido, aunque esta sea
de bajo nivel.
El déficit auditivo provocado por el ruido ambiental
se llama socioacusia.
Una persona cuando se expone de forma
prolongada a un nivel de ruido excesivo, nota un
silbido en el oído, ésta es una señal de alarma.
Inicialmente, los daños producidos por una
exposición prolongada no son permanentes, sobre
los 10 días desaparecen. Sin embargo, si la
exposición a la fuente de ruido no cesa, las lesiones
serán definitivas. La sordera irá creciendo hasta que
se pierda totalmente la audición.
No sólo el ruido prolongado es perjudicial, un
sonido repentino de 160dBa, como el de una
explosión o un disparo, pueden llegar a perforar el
tímpano o causar otras lesiones irreversibles.
Citando puntualmente las afecciones auditivas que
produce el ruido tenemos: Desplazamiento
Temporal Del Umbral De Audición y el
Desplazamiento Permanente del umbral de
audición.
Descargar

Diapositiva 1 - qiqe