•
•
•
•
•
•
PRESENTADO POR EL ALUMNO:
LUISA FERNANDA ESCOBAR GARCIA
CURSO:
901
PRESENTADO A LA PROFESORA:
ELSA
PROBLEMAS DE LA AUDICION
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
LOS PROBLEMAS DE AUDICIÓN
De acuerdo con varios estudios estadísticos y con cifras de la Organización Mundial de la Salud,
una de cada 10 personas tiene algún tipo o grado de problema auditivo y dos de cada mil,
presentan pérdida auditiva profunda o sordera bilateral. Esto implica que en México, hay 10
millones de personas con problemas de audición y 200,000 tienen sordera. Además, por estos
datos y por el ritmo de crecimiento poblacional, se puede afirmar que en México, cada año, hay
4,000 nuevos sordos de los cuales el 20%, es decir 800, pueden considerarse candidatos a un
implante coclear (IC).
Las cifras anotadas, en relación con los IC son muy impactantes, si se toma en cuenta que desde
que se puso en México el primer IC y hasta fines del año 2002, se han implantado en nuestro país
no más de 350 personas.
Muchos problemas de audición pueden y deben prevenirse; muchos más, pueden corregirse con
tratamiento médico o quirúrgico y otros más pueden ser compensados eficazmente con la
adaptación profesional y cuidadosa de auxiliares auditivos. No obstante, un importante grupo de
pacientes presentan tipos y grados muy profundos de sordera que impiden cualquiera de los
métodos anotados y para quienes la única alternativa es la de los IC. Es a propósito de estos
instrumentos, que se ha estructurado el programa de IC del Hospital General de México (HGM)
CUIDADOS
•
El oído es un órgano muy importante pero a la vez muy frágil y, por lo tanto,
tiene que tratarse con especial cuidado. La higiene del bebé es muy
delicada, en especial la de esta zona, donde no es precisa una limpieza
muy profunda.
Es normal que los oídos del bebé tengan abundante cera. Aunque a
algunos padres pueda sorprenderles, ésta es necesaria para proteger el
oído medio e interno de las infecciones externas. La cera debe tener un
aspecto amarillento y pegajoso, de no ser así, puede indicar que el bebé
padece alguna infección o enfermedad.
A menudo usamos las uñas para limpiar el oído, lo que puede resultar
peligroso para la salud auditiva. Otros utensilios igualmente familiares,
como los bastoncillos, pueden ser la causa de formación de tapones o
perforaciones de tímpano. Sin embargo, según el Segundo Estudio
Aludirme sobre Hábitos de Higiene del Oído, el 93% de los españoles sigue
utilizando bastoncillos para la higiene del oído y un 69% está satisfecho con
el empleo de los mismos. Paradójicamente, el 74% cree que los
bastoncillos pueden contribuir a la aparición de problemas en el oído.
COMO PREVENIR LA OTITIS
•
Si mantienes el oído de tu bebé limpio y bien cuidado, aumentarás las posibilidades de evitar infecciones, muy frecuentes en los niños pequeños.
•
- Para mantener sus oídos limpios, basta con pasar el pico de una toalla o de una gasa humedecida por el pabellón auditivo, sin frotar y sin olvidar la
parte de los pliegues detrás de las orejas.
•
- La zona interna del oído no se debe limpiar con bastoncillos ni se deben introducir en el conducto auditivo bajo ningún concepto, ya que pueden
producir lesiones en la zona y/o provocar una inflamación.
•
- La cera de los oídos va saliendo por sí sola; no debe intentar sacarse con nada.
•
- Limpia sus mucosidades instilando suero fisiológico o cualquier agua salada y aspirándola sin mucha presión.
•
- Evita que le den corrientes de aire, sécale bien los oídos después de bañarle y abrígale las orejas cuando salgáis de paseo en invierno.
•
- Si se echa las manitas a los oídos y llora mucho, es posible que sufra una infección o una inflamación.
•
- Puedes utilizar un difusor de agua marina que permita limpiar tanto el oído externo como el interno de forma delicada y segura. Se recomienda
aplicar el agua marina con propiedades terapéuticas 2 o 3 veces por semana. El uso continuado de estos difusores previene de problemas auditivos,
como los tapones de cera, y mantiene los oídos sanos.
•
- Evita los ruidos fuertes y la televisión o la música muy altas, su audición es más aguda y sensible que la de las personas mayores y podría dañarle.
•
- Conviene no mantener los oídos del bebé bajo el agua, pero tampoco sucede nada porque les salpique o les entre un poco.
OIDO INTERNO
OIDO EXTERNO
PARTES DEL OIDO
OIR MÚSICA CON ARTICULARES
AFECTA LA AUDISON
•
Y es que 10 millones de jóvenes corren el riesgo de experimentar una pérdida parcial o total de la audición. Las
cifras se desprenden de un informe sobre riesgos sanitarios emergentes realizado por el Comité Científico por
encargo de la Unión Europea. El informe concierne a los jóvenes que hayan escuchado música con auriculares más
de media hora por día y durante cinco años.
•
El 99 % de los jóvenes de entre 15 y 19 años sabe que escuchar música demasiado fuerte y por tiempo prolongado
puede causar daños en la audición; pese a todo, continúan oyendo música de manera riesgosa, esto es, a niveles
auditivos juzgados superiores a la media y con auriculares
•
Las células sensoriales del oído interno son limitadas en número y no se renuevan. Si la degradación comienza en
la adolescencia, ésta no hará más que agravarse a lo largo de la vida bajo el efecto de otros factores: enfermedad,
medicamentos, envejecimiento. Los traumatismos auditivos pueden tener consecuencias inmediatas (la acufonía y
la hiperacusia, que si bien pueden desaparecen en algunas horas requieren de una consulta médica si persisten)
pero también a largo plazo (la presbiacusia precoz, que aparece entorno a los 40 o 50 años en lugar de hacerlo a
los 60)
•
•
Preserva tu capital auditivo
Para reducir el riesgo auditivo pero sin dejar de escuchar la música que te gusta, pon en práctica estos consejos:
•
Sigue la regla del 60%-60 minutos, que consiste en no utilizar los lectores MP3 durante más de una hora ni a un
volumen superior al 60 % de la capacidad máxima del aparato.
Utiliza cascos que recubran las orejas, ya que los intraauriculares tienen la desventaja de amplificar la señal sonora
de 6 a 9 decibeles, lo que favorece los traumatismos auditivos.
Para no arrepentirte mañana del exceso de hoy y poder seguir disfrutando de la música durante el mayor tiempo
posible, respeta estos consejos sensatos.
•
•
FUNCIONES QUE CUMPLE EL OIDO
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
1ª Función: Recarga cortical
El sonido se transforma en influjo nervioso a nivel de las células ciliadas del aparato cócleo-vestibular. Esta carga
energética se reparte desde el córtex por todo el cuerpo, tonificando y dinamizando el ser. Son los agudos los sonidos
más ricos en carga energética y su pérdida conduce a estados de cansancio y depresión. Su buena recepción aporta
una mayor efectividad en el trabajo, menos fatigabilidad, sensación de dinamismo y actividad, mayor posibilidad de
concentración y atención, mejor memorización y una disminución del tiempo de sueño.
2ª Función : Equilibrio y Verticalidad
El nervio Vestibular está en conexión directa con las raíces anteriores de la médula, controlando toda la motricidad
corporal y la postura. El conjunto cócleo-vestibular permite reunir las informaciones tempo- espaciales y el ritmo. Es
gracias a él que obtenemos la imagen del cuerpo interiorizado- Una alteración en la zona vestibular puede proyectar
diversas patologías: disartria, dislexia, tartamudez, y en casos graves: vértigos y pérdida del equilibrio.
3ª Función: La Escucha
La escucha como acto voluntario diferenciada del oír como acto pasivo, se alcanza cuando la cóclea capta, analiza,
selecciona y controla los sonidos que le llegan.
La lateralidad auditiva se instala utilizando los circuitos más cortos para una plena eficacia.
El bloqueo en la escucha tiene siempre un orígen afectivo-emocional, el cuál ocasiona dificultades de discriminación,
comprensión, espacialidad, memorización, etc...
El oído, como órgano de la comunicación, está íntimamente ligado a la emocionalidad del ser y son los problemas
afectivos los que desde la etapa intrauterina van distorsionando la escucha del niño y modelando una personalidad más
o menos patológica.
Modificando la curva de escucha obtendremos no sólo una mejoría en la comunicación y el lenguaje, sino una
transformación completa de la actitud y la postura.
FUNCIONES:
IMPORTANCIA
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
IMPORTANCIA DE LA AUDICIÓN
De los cinco órganos de los sentidos, la vista y el oído, considerados como telerreceptores porque
captan estímulos producidos a distancia, son los más relevantes para el ser humano. No obstante,
la audición tiene una importancia muy especial, porque es la puerta de entrada del lenguaje, con
lo que propicia el desarrollo del mismo en la persona que capta el de sus semejantes. Los niños
aprenden a hablar oyendo y si su problema de audición es de nacimiento, no pueden desarrollar
lenguaje, razón por la cual tienen una doble discapacidad: no reciben mensajes y no aprenden a
elaborar los propios.
Al ser la audición el punto de partida de la principal característica distintiva del ser humano que es
el lenguaje, su ausencia o su disminución implican consecuencias personales, familiares, sociales,
educativas y culturales de gran importancia. Un niño que no oye, no solo no puede aprender a
hablar, sino que tampoco puede apropiarse de la lectura y la escritura que es la base del desarrollo
cultural. Un adulto que habiendo oído deja de tener esa función, presenta graves limitaciones de
relación interpersonal que pueden afectar muy importantemente su vida personal en todos sus
aspectos.
Oír es hablar. Hablar es la principal consecuencia funcional de la audición. Nadie aprende a leer y
escribir si previamente no ha consolidado su código lingüístico oral. Por esto y más, la audición
debe considerarse, sin lugar a dudas, como uno de los más grandes dones funcionales del ser
humano
• GRACIAS POR SU ATENCION
• 
Descargar

Descarga