CALIFORNIA CHRISTIAN UNIVERSITY
DISTANCE LEARNING PROGRAM
Programa Doctoral en Teología
Curso:
“Teología de la cautividad: Implicaciones para la
teología del Antiguo Testamento”
Síntesis introductoria al curso
Introducción a la teología de la cautividad
Después de la deportación, sólo las clases más pobres
quedaron en Judea (especialmente los campesinos) y
la economía se redujo a una economía de subsistencia.
En cualquier caso, no fue deportada toda la población,
y sobre todo, no parece que los Babilonios favorecieran
nuevos asentamientos de poblaciones extranjeras
dentro del Reino de Judá. Como habían hecho los
asirios en el caso de Samaria.
Introducción a la teología de la cautividad…
El templo de Jerusalén había sido destruido y la mayor parte de los
sacerdotes desterrados, desplazando el eje espiritual de Israel a Babilonia
y convirtiendo la catástrofe nacional en un motivo de profunda reflexión
teológica. Los profetas habían establecido una estrecha correspondencia
entre el destino del pueblo y la fidelidad a Dios, de modo que la ruina de
Jerusalén puede leerse como castigo por las reiteradas infidelidades de
Israel.
Ante esta desesperada situación serán justamente los desterrados los
que no perderán la esperanza.
Comenzarán a considerarse a si mismos como la parte elegida del
pueblo de Dios, aquél resto de que hablan los profetas, qué tendrán la
misión de reconstruir a Israel.
Introducción a la teología de la cautividad…
Además del destierro babilónico, algunos grupos de Israelitas se habían
establecido en Egipto, dando origen a florecientes comunidades. El
número total de los deportados estaba entre 15.000 y 20.000 personas, un
número considerable.
Todas aquellas personas fueron agrupadas en aldeas cerca de Babilonia,
como la de Tel-Aviv (la colina de la primavera)
La vida de los deportados no era de esclavitud, disfrutaban de una cierta
libertad para trabajar, desarrollar su fe religiosa, su cultura y sus
costumbres.
Podían celebrar sus fiestas religiosas y crear instituciones, el resultado de
esto fue el fortalecimiento de las sinagogas.
Introducción a la teología de la cautividad…
El exilio puede considerarse, pues, una etapa fundamental en la vida de
Israel; las experiencia de la destrucción del templo, de la deportación, de
la catástrofe nacional, podían conducir al final del judaísmo.
La historia deuteronomista, iniciada probablemente en la época de
Josías y completada justamente en la época exílica, relee toda la historia
de Israel como la historia de la fidelidad de Dios y de la infidelidad del
pueblo.
Introducción a la teología de la cautividad…
La obra de reflexión de los desterrados debió condensarse además en
estos años en otra serie de textos, la denominada primera redacción
sacerdotal del pentateuco. Los sacerdotes hebreos, convertidos en guías
espirituales de los desterrados , comienzan a escribir una colección de
las tradiciones más antiguas sobre el pasado de Israel, desde la creación
del mundo hasta el paso del desierto. Releyendo a la luz de la experiencia
de los exiliados.
El pasado se convierte en modelo del presente y en signo de esperanza
para el futuro; en esta clave hay que leer muchos de los textos del
Pentateuco, cuya base más importante es la redacción sacerdotal.
Introducción a la teología de la cautividad…
Otro aspecto que caracteriza al período del destierro es el contacto
directo de los israelitas con la cultura y la religión babilónicas. Ese
influjo se dejó sentir de inmediato en la lengua: El hebreo es poco a poco
abandonado en favor del arameo. La lengua internacional de la época.
La redacción sacerdotal intenta responder también a este problema: se
puede recordar, por dar un ejemplo, que el capítulo primero del Génesis ,
el poema de la creación, se escribió también como respuesta a los mitos
babilónicos sobre el origen del mundo.
Introducción a la teología de la cautividad…
También durante el destierro se desarrolla definitivamente
el
monoteísmo hebreo: Frente a las religiones paganas, Israel no cae en el
sincretismo, sino que refuerza aún más su fe en el único Dios.
Especialmente en el segundo Isaías insiste que con gran decisión en la
unicidad de Yahvé y en su absoluta superioridad sobre cualquier otro
Dios de origen pagano.
Sólo en este momento parece que se puede hablar de un verdadero paso
al monoteísmo en sentido estricto; también en este caso el destierro
marca una etapa fundamental en la historia de Israel.
Descargar

presentacion_del_tema_en_PPT