FILOSOFIA DE LA
RELIGION
Por: Lic. Jorge Elías Vergara Martínez
Área: Filosofía
Grado: 11°
INSTITUCION EDUCATIVA EL POBLADO
NIT 900000773-1 Código DANE 223570000241 Creada mediante la
Resolución Nº 001451 de 20 de septiembre de 2002, de Secretaría de
Educación de Córdoba
Filosofía de la religión
o La filosofía de la religión es la rama de la filosofía
que se ocupa del estudio filosófico de la religión,
incluyendo argumentos sobre la naturaleza y
existencia de Dios, el problema del mal, y la relación
entre la religión y otros sistemas de valores como la
ciencia y la ética. Es frecuente distinguir entre la
filosofía de la religión y la filosofía religiosa. La
primera refiere al pensamiento filosófico sobre la
religión, que puede ser llevado a cabo por creyentes y
no-creyentes por igual, mientras que la segunda
alude a la filosofía inspirada y guiada por la religión,
como la filosofía cristiana, la filosofía islámica y
filosofía mesopotámica
La palabra religión proviene del latín “religare” y quiere decir ‘unir” o
“atar” al hombre, como criatura creada; con Dios, como ser creador y
supremo.
En las primeras civilizaciones, culturas y pueblos los elementos de la
naturaleza como el sol, la luna, las montañas, lagunas y ciertos
animales eran considerados como sagrados.
Igualmente, se conservan restos de altares, monumentos y datos
sobre honras fúnebres en homenaje a sus muertos.
Teología natural
La teología natural, también llamada teología racional,
es el intento de encontrar evidencia de Dios sin recurrir a
ninguna revelación sobrenatural. Se distingue, así, de la
teología revelada, basada en las Escrituras o en
experiencias religiosas (cosmogonía).
Esta expresión es usada en la actualidad por seguidores
del diseño inteligente, para tratar de dar valor a pruebas
que consideran científicas, pero que son descartadas y
consideradas erróneas por las ciencias naturales;[1] o
usada por algunos tipos de partidarios de la evolución
teísta, como el posible origen de una futura explicación
natural de Dios.
Cosmogonía
(del vocablo griego κοσμογονία o κοσμογενία, siendo κοσμος "el
mundo" y la raíz γί(γ)νομαι / γέγονα, "nacimiento, nacer").
es una narración mítica que pretende dar respuesta al origen del
Universo
y
de
la
propia
humanidad.
Generalmente, en ella se nos remonta a un momento de preexistencia o de caos originario, en el cual el mundo no estaba
formado, pues los elementos que habían de constituirlo se hallaban
en desorden; en este sentido, el relato mítico cosmogónico presenta
el agrupamiento -paulatino o repentino- de estos elementos, en un
lenguaje altamente simbólico, con la participación de elementos
divinos que pueden poseer o no atributos antropomorfos.
La Cosmogonía pretende establecer una dimensión
de realidad, ayudando a construir activamente la
percepción del universo (espacio) y del origen de
dioses, hombres y elementos naturales.
A su vez, permite apreciar la necesidad del ser
humano de concebir un orden físico y metafísico
que permita conjurar el caos y la incertidumbre.
TEOGONIA
Es la forma primitiva de explicar el origen
del mundo mediante la intervención
divina de los dioses, está muy relacionado
con la mitología.
Muchos de los fenómenos naturales, así
como las habilidades de los animales o las
virtudes de algunas personas, se
divinizaban y muchas veces se
representaban en figuras zoomórficas ,
antropomórficas o simbólicas.
RELIGIONES MONOTEISTAS Y POLITEISTAS
El primer grupo es la religión revelada que cree en un
solo y verdadero Dios representado en el Judaísmo
(4.000 años atrás) en Irak; el Cristianismo (siglo primero
de nuestra era) en Israel; y el Islam (siglo VI D.C.) en
Arabia Saudita. El segundo grupo, son las religiones
naturales que creen en varios dioses mitológicos y
legendarios corno el Animismo (20.000 años atrás) de
los pueblos ancestrales de Africa, Asia, Oceanía,
Australia y las regiones selváticas; el Hinduismo (3.500
años atrás) en la India; el Zoroastrismo (3.000 A.C) de la
antigua Persia (Hoy Irán); el Budismo (siglo II A.C.) en
el Nepal y el Sintoísmo (siglo VI D.C.) del Japón.
COSAS EN COMUN
Para que se cumpla una religión en un plano general, es necesario tres
instancias:
1.La existencia de un Dios o dioses a quien adorar.
2.La realización de un sacrificio en su honor como lo sangre de animales,
frutas, oro e incluso en la antigüedad víctimas humanas como doncellas
vírgenes y niños.
En toda sociedad, grupo, clan o tribu siempre ha
habido una persona encargada de realizar
oraciones y ofrendas en representación de los
creyentes, que bien pueden llamarse: rabino para
los judíos, sacerdote para los católicos, pastor o
reverendo para los protestantes, imán para los
islámicos, brahmán o gurú para los hindúes, bonzo
para los budistas, o brujo, hechicero, curandero,
chaman o zipa para los animistas.
Cada religión llama a su deidades con nombres propios como
en el caso de lo trinidad hindú que son: Brahma (dios
creador), Visnú (dios del amor) y Shiva (diosa de la guerra), o
Buda (el iluminado) para el budismo. Ya en cuanto a las
monoteístas los judíos en lo antiguo alianza le daban el
nombre de Yahvé (El que es) (Exodo 3, 14), los cristianos en la
nueva alianza le decían Abba (Padre Nuestro) (Mateo 6,9), y
los islámicos lo invocan con el nombre de Alá (el
Misericordioso). Del mismo modo, todas tienen un fundador,
enviado o profeta como Krisna en el hinduismo, el príncipe
Shirdarta para budismo, Abraham y Moisés en el judaísmo,
Jesucristo para el cristianismo y Mahoma en el Islam.
También tienen un libro sagrado como los
textos Vedas (conocimiento) en el
hinduismo, el Mantra (herramienta para la
meditación) en el budismo, la Torá (ley
mosaica) y el Talmud (ley escrita) para los
judíos, la Biblia (palabra de Dios) para los
cristianos y el Corán (versos sagrados) en el
Islam. Además de sus propios calendarios,
mandamientos, lugares de culto, ritos,
normas y fiestas religiosas.
Descargar

FILOSOFIA DE LA RELIGION