El sentido de la audición
El oído
El oído
El oído es la parte principal del sentido
de la audición.
El oído recoge las ondas sonoras y las
transforma en impulsos nerviosos que
pueden ser interpretados por el cerebro.
Los sonidos que se transportan por el
aire podrían describirse como
variaciones en la presión o como
oscilaciones en las moléculas del aire.
El oído y sus partes
El oído presenta 3 partes esenciales:
• El oído externo
• El oído medio
• El oído interno
El oído externo
El oído externo está formado por el
pabellón auricular y el canal auditivo.
El pabellón auricular funciona como una
especie de embudo, recogiendo las ondas
auditivas y dirigiéndolas al tímpano.
El tímpano, situado en el extremo del
canal auditivo, forma el límite entre el oído
externo y el oído medio.
El oído medio
El oído medio es un espacio lleno de aire cuya
presión se ajusta gracias a la trompa de
Eustaquio, que conecta el oído con la nariz y la
faringe.
En el oído medio hay tres huesecillos
denominados el martillo, el yunque y el estribo.
La combinación de estos tres huesecillos
funciona como un sistema de palanca que
recibe los movimientos del tímpano y los envía a
la parte del oído que se encarga de procesar el
sonido.
El oído interno
El oído interno es una estructura ósea llena de líquido con forma de caracol.
La conexión entre el oído medio y el oído interno se denomina la ventana oval.
La platina del estribo funciona como un pistón que genera
movimiento en el líquido del oído interno.
En la cóclea hay aproximadamente 23.000 células ciliadas
externas (células sensoriales) que se ponen en movimiento
debido a las ondulaciones del líquido.
Cuando se activan las células ciliadas, éstas
envían impulsos al cerebro, el cual los
interpreta como sonido. Además del caracol,
en el oído interno se encuentra el órgano del
equilibrio.
Bibliografía
Tomado de http://www.arcasoptica.com/audicion.html
Descargar

El sentido de la audición