EL AYUNO.
Isaías 58: 1-12
DEFINICIONES.
Palabra derivada del latín que significa: no ha
comido.
1.- Abstenerse total o parcialmente de comer o
beber.
2.- Privarse de algún gusto o deleite.
3.- Abstinencia que se hace por motivos religiosos.
4.- Método terapéutico de limpieza orgánica.
IMPORTANCIA ESPIRITUAL.
Lucas 5:35 “Empero vendrán días cuando el esposo
les será quitado y entonces ayunarán”.
“Para ciertas cosas, el ayuno y la oración son
recomendados y apropiados. En la mano de
Dios son un medio de limpiar el corazón y
de fomentar la buena disposición. Obtenemos
respuesta a nuestras oraciones porque
humillamos nuestras almas ante Dios”.
FRENTE AL DOMINIO PROPIO.
“Para Cristo, como para la santa pareja del
Edén, el apetito fue la base de la primera
gran tentación. Precisamente donde empezó
la ruina, debe empezar la obra de nuestra
redención … Cristo venció a favor del
hombre, soportando la prueba más severa.
Por nuestra causa, ejerció un dominio propio
más fuerte que el hambre o la misma muerte.
Y esa primera victoria entrañaba otros
resultados que intervienen en todos nuestros
conflictos con las potestades de las tinieblas.
Pág. 219
SATANÁS PENSÓ QUE PODÍA
VENCER.
“Cristo entró en la prueba en el terreno del
apetito, y durante casi seis semanas
resistió la tentación a favor del hombre. El
largo ayuno en el desierto iba a ser una
lección para el hombre caído para todos los
tiempos … Cristo hizo posible que cada
miembro de la familia humana resista a la
tentación … El largo ayuno del Salvador lo
fortaleció para la prueba”.
“El poder de la tentación a complacer el
apetito pervertido puede medirse
únicamente por la angustia indecible de
Cristo en aquel largo ayuno en el desierto”.
Pág. 220, 221
EL AYUNO VERDADERO.
“El ayuno verdadero, que debiera recomendarse
a todos, es abstinencia de todo alimento
estimulante, y el debido consumo de alimentos
sencillos que Dios ha provisto en abundancia.
Los hombres debieran pensar menos acerca de
lo que beberán y comerán del alimento
temporal y dar más importancia al alimento
del cielo que los tonificará y vitalizará en toda
su experiencia religiosa”.
“No es necesario que se abstengan de alimento,
pero debieran comer con moderación alimentos
sencillos”. Pág. 223
COMO REMEDIO PARA LA
ENFERMEDAD.
“La intemperancia en el comer es a menudo
causa de enfermedad, y lo que más necesita la
naturaleza es ser aliviada de la carga
inoportuna que se le impuso. En muchos casos
de enfermedad, el mejor remedio para el
paciente es:
1.- Un corto ayuno, que omita una o dos
comidas, para que descansen los órganos
rendidos por el trabajo de la digestión.
2.- Muchas veces el seguir durante algunos días
una dieta de frutas ha proporcionado gran
alivio a personas que trabajaban
intelectualmente.
COMO UN TRATAMIENTO MÉDICO.
3.- Un corto período de completa abstinencia,
seguido de un régimen alimenticio sencillo y
moderado, ha restablecido al enfermo por el
solo esfuerzo de la naturaleza.
4.- Un régimen de abstinencia por uno o dos
meses convencerá a muchos pacientes de que
la sobriedad favorece la salud.
5.- Algunas personas recibirán más beneficio de
abstenerse de alimentos durante un día o dos
por semana que de cualquier tratamiento
médico. El ayunar un día por semana les
sería de beneficio incalculable. Pág. 224
LO QUE DEBE HACER UN ENFERMO.
“Los enfermos, en tales casos, pueden hacer
para sí lo que otros no pueden hacer con la
misma eficacia. Debieran comenzar por
aliviar su naturaleza de la carga que han
puesto en ella. Debieran eliminar la
causa. Ayunen un corto tiempo y den
al estómago una oportunidad de
descansar. Alivien la condición febril del
organismo mediante una cuidadosa y
sabia aplicación del agua. Estos esfuerzos
ayudarán a la naturaleza en su lucha para
librar de impurezas el organismo”. Pág.
225
PARA EDUCAR AL GUSTO.
“Las personas que han complacido su apetito,
comiendo carne en abundancia, y salsas muy
sazonadas acompañadas de pasteles y
conservas excitantes, no pueden
inmediatamente apreciar un régimen
sencillo, sano y nutritivo. Su gusto está tan
pervertido que no le apetece una dieta sana
compuesta de frutas, pan sencillo y verduras.
No pueden pretender que hallarán
agrado al principio en una alimentación
tan diferente de aquélla, a cuyo gusto
estaban acostumbrados”.
COMO UNA MEDICINA.
“Si al principio no les agradan los alimentos sencillos
debieran ayunar hasta que logren su objeto. Ese
ayuno les resultará de mayor beneficio que la
medicina, porque el estómago maltratado encontrará
que el descanso que le era tan necesario y un
hambre verdadera pueden ser satisfechos con un
régimen sencillo. Se necesitará tiempo para que el
gusto se recupere de los abusos que ha sufrido y
recobre su tono natural. Pero el perseverar en una
abnegación completa en cuanto al comer y beber no
tardará en demostrar que el alimento sencillo y
saludable es más apreciado y se comerá con más
satisfacción que los alimentos rebuscados”. Pág. 225.
EN CASO DE FIEBRE.
“En caso de fiebre elevada, la
abstinencia de comida por un corto
tiempo reducirá la fiebre y hará
más eficaz el empleo del agua …
Durante el estado de fiebre intensa,
los alimentos pueden irritarlo y
excitar la sangre; pero tan pronto
como la fuerza de la fiebre ha
disminuido se deben dar alimentos
en forma cuidadosa y juiciosa …
Así se le da a la naturaleza algo
que hacer”. 226
CLASES DE AYUNO.
1.- Ayuno sobrenatural: Moisés y Elías.
2.- Ayuno total: abstinencia tanto de
comida como de bebida: Esther,
Esdras, Saulo.
3.- Ayuno natural: sólo con agua. Jesús.
4.- Ayuno parcial: restricción de la dieta.
No es abstinencia total de comida:
Daniel, Elías, Juan el Bautista.
“El ayuno parcial es el mejor método
para limpiar el cuerpo y es la mejor
forma de ayunar por razones de salud”.
VENTAJAS DEL AYUNO PARCIAL.
El ayuno parcial permite que el mismo sea
variado y muchos lo han probado con gran
bendición y así mismo se han beneficiado.
Una de las diversidades que permite este
tipo de ayuno es la de alimentarse
exclusivamente con una clase de comida
todo el tiempo que lo observa.
Ciertamente requiere idéntica auto
disciplina. Una persona que nunca ha
ayunado, puede considerar este tipo de
ayuno como punto de partida y luego
seguir con un nuevo régimen.
CÓMO EMPEZAR EL AYUNO?
1.- Planifique con anticipación cuándo
empezar.
2.-Absténgase de alimentos que usted ya
conoce le son perjudiciales. Haga una
lista.
3.-Empiece con dominio propio, “no coma
entre comidas” y respete sus horas de
comer.
4.- Realice su ayuno parcial empezando con
un desayuno. Luego un desayuno y un
almuerzo, después un desayuno, un
almuerzo y una cena, hasta que tome el
hábito de ayunar una vez por semana.
FRUTAS Y VERDURAS.
5.- Tenga un día de dieta semanal con sólo
frutas.
6.- Desayune y cene frutas, y almuerce
verduras.
7.- Haga un día con sólo jugos, uno solo.
8.- Realice un día de zumo terapia, tome un
extracto cada dos horas.
9.- Tenga una dieta sencilla, sana, moderada,
y tome zumos antes de cada comida.
10.- Aumente el consumo de frutas y verduras
en su alimentación diaria.
CÓMO ROMPER EL AYUNO.
“No termine su ayuno, comiendo lo que no
ha comido en el día”.
Dependiendo que tipo de ayuno ha
realizado, introduzca alimento sencillo,
suave y de fácil digestión.
Haga uso de los caldos depurativos, cremas,
coladas y vaya aumentando hasta que
pueda comer normalmente.
“Un ayuno, no le permite comer alimentos
que usted abandonó por su nocividad,
cuando el cuerpo se ha limpiado, recibe
con mayor vehemencia los elementos
dañinos”.
DÍA DE ZUMOS.
ZUMOTERAPIA:
8:00 a.m. Zanahoria, manzana, apio.
10:00 a.m. Mora, perejil y cola de caballo.
12:00 a.m. Piña, caléndula y manzana.
2:00 p.m. Naranja, remolacha y ortiga.
4:00 p.m. Uva, espinaca y coliflor.
6:00 p.m. Brócoli, piña, pera.
Descargar

El comer en exceso y el ayuno.