Económica?
CONTENIDO:
Capítulo 1 El por qué de nuestra situación
Capítulo 2 Es tiempo de hacer oración
Capítulo 3 El ayuno conmueve el corazón de Dios
Capítulo 4 Testimonios del poder del ayuno y la oración
Capítulo 5 Siete Principios Bíblicos
Primer Principio: “Haz el bien y no te fijes a quién”
Segundo Principio: “Hazle caso a la Palabra de Dios”
Tercer Principio: “Yo he vencido al mundo”
Cuarto Principio: “Paga todas tus deudas”
Quinto Principio: “Tienes el favor de Dios”
Sexto Principio: “Siembra lo que quieras cosechar”
Séptimo Principio: “La abundancia por la obediencia”
Capítulo 6 Oración para encontrar empleo
Capítulo 7 ¿Qué es el ciento por uno
Capítulo 8 Jornada de 40 horas de Oración
Capítulo 9 La posición de Dios en la crisis
Capítulo 10 Consejos Prácticos
1
TEMA:
INTRODUCCION
¿Cuál es el por qué del desplome de la
banca mundial?
¿A qué se debe
la escasez de
los alimentos?
¿Porque hay despidos
multitudinarios en
diferentes empresas?
Y hay otras empresas que
están cerrando porque no
tienen el suficiente
presupuesto para pagarle a
sus trabajadores.
Y finalmente llegamos a preguntarnos:
¿Dónde
está
Dios en
Tiempo de
Crisis
Económica?
Estas situaciones
• ¿Porque está pasando esta crisis económica?
• ¿Que es lo que
yo estoy
haciendo
que estoy
atrayendo la
crisis
económica?
•¿Acaso mi
mediocridad
Influye en mi
entorno
y
trabajo?
•¿Será que nos hace falta desarrollar la cultura de la
ofrenda, del diezmo,
de la limosna?
Lo que está sucediendo no es un castigo de Dios sino que es
consecuencia de nuestras propias injusticias, necedades y
maldades que sofocan la verdad con el mal.
Analicemos lo que dice San Pablo a los Romanos 1, 15 y ss…
“En nuestro afán de sabiduría y poder el ser humano ha
perdido su relación con Dios al grado que creyéndose sabio
se volvió necio”.
Veamos que significa Crisis: Cambio importante en el desarrollo
de un proceso que da lugar a una inestabilidad.
Es un tiempo de problemas, de conflicto, de ¡situación delicada!
Crisis siempre ha
habido, pero, nosotros
no siempre cumplimos
con la invitación de
Dios a creerle a
su palabra.
Crisis mundial, crisis nacional o crisis familiar siempre
va haber.
Hoy te
ofrezco unos
principios
bíblicos que
te van
ayudar:
1.- A Superar la Crisis.
2.- A que la crisis no llegue a tu familia, a tu contorno.
3.- A que garantices que la prosperidad, la abundancia,
la bendición de Dios siempre estará en tu vida.
Pero antes veamos la situación actual,
Pareciera que estamos en un caos, pareciera que en verdad lo
que esta reinando en nuestro contorno es:
La crisis,
inseguridad,
el miedo,
la tristeza,
y la
depresión
por lo que
puede venir.
Muchos dicen que la crisis
apenas está empezando,
que esto es una señal de los
últimos tiempos, otros dicen
que lo que está pasando es
una manifestación de una
maldición de pobreza
material, económica,
financiera…
Maldición es una palabra que se
compone de dos vocablos:
“mal” y “decir”
o sea hablar mal, expresarnos
negativamente, pesimistamente.
Si optáramos por hablar
positivamente estaríamos
colaborando con Dios para formar
un ambiente más favorable.
Muchos de nosotros no
pagamos impuestos y
hacemos miles de
trampas para esquivar
lo que nos
corresponde hacer.
…Porque somos tramposos, rateros en mayor o en menor
escala..,
…porque somos corruptos,
porque siempre estamos
tratando de esquivar los
derechos que nosotros
tenemos como por ejemplo:
pagar el IVA, los
impuestos.
“Al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios” (Lucas 20,24-25)
La palabra de Dios nos motiva
a que seamos:
Cumplidos, responsables,
honrados, sinceros,
tranparentes…
…pero en nuestra
familias
desafortunadamente
aprendimos a decir
mentiras, a eludir
nuestras deudas y a
fastidiar al prójimo:
De que me frieguen a
mi mejor me friego
al otro.
Son conceptos
populares que nos van
arrastrando y nos van
llevan a una situación de
caos, escases y miseria.
Donde no se percibe la Prosperidad
y por consiguiente, como no cumplimos con
los Principios Bíblicos, no se ve la bendición de Dios
Escuchemos el libro de Joel 1,2: El profeta nos habla sobre una
invasión de langostas en donde la gente contempla sus campos
devastados, hay plagas y cosechas perdidas por doquier
¡es un caos!
“Oigan esto ancianos, escuchen todos los habitantes del país
¿Ha sucedido algo semejante en sus tiempos, en tiempos de sus padres?
Cuénteselo a sus hijos y a sus nietos y a las generaciones venideras:
Lo que dejó el gusano lo devoró la langosta, lo que dejó la langosta lo
devoró el pulgón, lo que dejó el pulgón lo devoró el grillo, despierten
borrachos y lloren, giman todos los bebedores de vino porque se nos
quitó de la boca el vino nuevo. Una nación poderosa e innumerable
ha invadido mi país, sus dientes son como dientes de león y tienen
colmillos de leona; en ruinas a dejado mi viña y ha destrozado mis
higueras, le sacó toda la corteza, las dejó peladas y con las ramas
blancas, laméntate como la joven que recién casada llora por su esposo,
no hay fruto que ofrecer en la casa de Yahvé, de duelo están los
sacerdotes al servicio de Yahvé, el campo ha sido desolado, de duelo
está la tierra porque la cosecha del trigo está perdida, mas falta el
vino y el aceite que se nos han terminado. Avergüéncense labradores,
giman viñadores por el trigo y la cebada, porque la cosecha de
los campos está perdida, la viña se ha secado y la higuera languidece,
el granado, la palmera, el manzano, todos los árboles del campo
están secos y se nos fue la alegría como avergonzada”.
2
1
TEMA:
En la oración y en ayuno
esta la solución.
Es tiempo de hacer oración
Orar es hablar, dialogar,
comunicarnos,
¡suplicar a una divinidad!
Dios es sensible a la oración.
No es lo mismo rezar que orar.
La diferencia consiste en que rezar es
repetir oraciones escritas o de memoria.
Y orar es entrar en una intimidad muy
especial con Dios.
Hay muchos tipos de oración
tal como lo descubrimos en
los 150 salmos: oración al
despertar, de protección, en la
guerra, alabanza, adoración,
agradecimiento, en la
opresión, clamor, abandono,
victoria, confianza, en la
enfermedad, arrepentimiento,
júbilo, sanación, liberación,
contemplación, entrega,
confianza, de intercesión,
sello, suplica.
Probablemente no estamos familiarizados con todos los tipos de
oración, pero basta saber que todo lo anterior nos lleva a
¡una relación muy personal con Dios!
Sin embargo, orar es un don que Dios regala a los que Él desea
y a los que se lo piden.
Si tú no eres dado a la
oración, sino sólo a recitar
oraciones de memoria,
pídele a Jesús el
espíritu de oración.
Él derramará esa gracia
sobre ti.
Empieza por elegir un
tiempo determinado
durante el día y
dedícaselo a Dios.
Invoca al Espíritu Santo.
Él te enseñará. Sólo deja guiarte por Él.
“De sus entrañas saldrán ríos de agua viva.
Decía esto Jesús refiriéndose al Espíritu Santo que recibirían
los que creyeran en Él.”
(Juan 7,37-38).
No es lo mismo orar por costumbre que orar para comunicarte
con Dios en una necesidad especifica.
Y esto no quiere decir
que somos
convenencieros,
que sólo nos estamos
acercando a Dios por
necesidad.
Te debe de quedar claro
que en este momento de
angustia e incertidumbre
Dios está ahí esperando
que tú, como “el Hijo
Prodigo”, lo busques,
vuelvas a Él,
te acerques, hables y
confíes en su poder
misericordioso.
El ayuno conmueve el corazón de Dios
El ayuno trae victoria y ha sido una practica de todos los hombres y
mujeres que han llegado al éxito espiritual, inclusive ha influido para
cambiar su entorno, así lo vemos tanto en el Antiguo como en el
Nuevo Testamento.
Ayunar, según el diccionario:
Es abstinencia, dieta, vigilia, penitencia, privación, mortificación,
sacrificio, continencia, contención, renuncia y hambre.
Isaías
58
Si nosotros queremos ver la Gloria de Dios manifestada en estas y todas las
circunstancias que se nos presenten, deberíamos convertirlo en un hábito de vida,
no debemos de verlo como una imposición anticuada u obsoleta.
“Proclamen un ayuno y una Asamblea Santa, congreguen a
los ancianos y a toda la gente del campo en la casa de Jave su
Dios y clamen a él”. (Joel 1,14)
El ayuno en el
cristianismo tiene por
objetivo descubrir a
Dios. Cuando los
cristianos ayunan “no se
encierran en sí mismos,
más bien se unen a su
Señor que ayuno por
cuarenta días y cuarenta
noches en el desierto”.
“La razón y el valor primario del ayuno es el estar al servicio de la fe”.
Es simplemente un medio que permite al hombre mostrar,
fortalecer y estabilizar su autocontrol. El ayuno es la garantía de
su entrega a Dios con una fe auténtica y sincera.
Esta es la estrategia para que tú y yo, nuestro país, y el
mundo entero salga de la recesión, de la
crisis económica
hasta alcanzar la prosperidad.
¿Por qué ayunar?
Las grandes batallas se ganan a través del ayuno y nosotros
estamos peleando una lucha espiritual, en esta crisis económica
no nos hemos fijado, ni profundizado, que nos ha faltado
organización, una mejor administración, por eso los recursos
económicos se están terminando…
Veamos el trasfondo de todo esto, y dice San Pablo 6 ,10:
“Por lo demás, fortalézcanse en el Señor con su energía y su
fuerza, lleven con ustedes todas las armas de Dios”.
Dice todas las armas de Dios
y el ayuno es un arma que Dios nos da.
“Lleven todas las armas de Dios
para que puedan resistir las
maniobras del diablo”,
Acaso la crisis económica, la
escasez, la devastación no es una
maniobra del diablo?
“No nos estamos enfrentando a
fuerzas humanas, si no a los
poderes y autoridades que dirigen
este mundo y sus fuerzas oscuras,
los espíritus y fuerzas malas
del mundo de arriba”.
No sabemos administrar ni nuestro tiempo, ni nuestro dinero, ni
nuestra energía.
Muchas veces trabajamos tanto, tanto,
tanto, que no tenemos tiempo para
descansar, tenemos tantos
compromisos sociales y laborales que
no le damos la importancia a la vida
espiritual y por lo tanto
no consideramos ni siquiera el ayuno
como una posibilidad para que
nosotros podamos vencer las
maniobras del diablo.
“Esta clase de demonios solo
se expulsan por
oración y ayuno”.
(Mateo 9, 29)
Y si queremos expulsar al
demonio que nos está
devastando, destruyendo,
trayendo la miseria, la escases.
Hay que romper fortalezas, todo
lo que se levanta, lo que
obstaculiza que nosotros
tengamos esa
riqueza material.
Pero sobre todo hay que estar
consientes de que ese ayuno nos
va a llevar aun avivamiento
espiritual en nuestra iglesia,
comunidad, nuestro país y familia
necesitan que nos lleve a tomar
mejores decisiones en cuanto a
nuestra relación con Dios.
Y gozar de las riquezas espiritual
que encontramos en el reino
de Dios.
Adapten el ayuno a sus necesidades, pero si pueden mantenerlo
todo el día a pan y agua hasta las tres de la tarde.
Tu veras grandes bendiciones en tu familia, tu economía, en
nuestro país y nuestra iglesia.
Anímate a ayunar, pero también
a participar en las asambleas
de oración, las veladas con
Jesús sacramentado. En este
tiempo de crisis escuches el
llamado de oración que te dice:
“Acércate a mí” y Jesús
Eucaristía te está esperando en
el altar y El está expuesto en
muchos lugares por lo menos
doce horas, visítalo, háblale. ...
El ayuno y la oración son la puerta poderosa que se abre para
que caigan las gracias y las bendiciones en nuestro contorno.
3
2
TEMA:
SIETE PRINCIPIOS
BIBLICOS
En estos tiempos de crisis encontraremos la respuesta a la
pregunta ¿Dónde está Dios en tiempo de crisis económica?
Quiero ofrecerles siete Principios Bíblicos que nos van a llevar
hacia la riqueza, tanto espiritual como material, para que en estos
tiempos de confusión podamos crecer.
1- ¡Haz el bien y no te fijes a quien!
“ Y que los nuestros aprendan a moverse apenas se presente alguna
necesidad en vez de quedarse como unos inútiles”. (Tito 3, 14)
Aprendan a moverse apenas vean una necesidad, un sufrimiento, una
carencia, un pobre más que tú, un necesitado.
Sacúdete, busca ayuda, organízate
para apoyar a esta persona que
está en crisis”
Ayuden a los demás.
Mientras que estén
representando a Dios en
esa necesidad,
Dios se va a hacer presente en
sus vidas y también solucionará
sus necesidades.
2- Hazle caso a la palabra de Dios.
“Se lo que
vales,
he abierto ante
ti una puerta
que nadie podrá
cerrar,
pues por pocas
que sean tus
fuerzas has
guardado mi
palabra
y no has
renegado de mi”.
(Apocalipsis 3, 8)
3- Jesús ya venció al mundo y con Él tu también.
“No estoy solo pues el
Padre está conmigo, les he
hablado de estas cosas
para que tengan paz en
mi, ustedes encontraran la
persecución en el mundo
pero animo, yo he vencido
al mundo”.
(Juan 16, 3)
Jesús nos dice que
“El Padre esta con nosotros”,
en esta crisis ,no estamos solos, Dios está con nosotros…
Jesús nos invita a tener paz,
En medio de la persecución tengan animo…
En el mundo siempre
vamos a encontrar
pruebas, no es tanto de
que Dios nos este
probando, El no prueba
a sus hijos a los que
ama, muchas veces
nosotros caemos en
la prueba pero como
consecuencia de
nuestros propios
errores, nuestras
propias
irresponsabilidades y
como consecuencia
de nuestras malas
decisiones
4- Paga todas tus deudas.
“No tengan deuda alguna con nadie fuera del amor mutuo que deben,
pues el que ama a su prójimo
ya ha cumplido con la ley.
No caigas en la trampa de la
deuda: la droga económica
las tarjetas de créditos son
una trampa de Satanás
que te lleva al materialismo,
dominándote con en el impulso
de comprar aunque
no lo necesites.
Este es un tiempo de ahorrar
y de saber administrar
bien tu dinero.
5- Si tienes el favor de Dios porqué temes?
“Mientras tanto Jesús crecía en sabiduría en edad y en gracia
ante Dios y ante los hombres”. (Lucas 2,52
Es un tiempo para
crecer en sabiduría
y en edad pero
sobre todo para
crecer en la gracia
ante Dios.
Contar con el favor
de Dios, su auxilio,
protección, amor
y su compañía.
Ante los hombres este tiempo de crisis nos tiene que sacudir, quitar las
telarañas que traemos en la cabeza, es un buen momento para acercarte
mas a Dios y reflexionar en su sabiduría, adquirir mas conocimiento mas
inteligencia para actuar inteligentemente para actuar en la sabiduría de Dios.
6- Siembra lo que quieras cosechar
El diezmo, la ofrenda y la limosna no son lo mismo, a través de
las escrituras se nos aclara las diferencias entre una y otra.
Diezmo es dar el 10% de tus ingresos a la Iglesia.
Lo puedes hacer anual, mensualmente o como tu desees.
En muchas ciudades al diezmo lo han substituido por “ayuda
diocesana”, “un día de tu salario” o “cooperación diocesana.”
El diezmo no es opcional, es una obligación, por decirlo así, es
“la renta que pagas por vivir en este mundo”.
“Escuchemos entreguen pues la décima parte de todo lo que tienen al tesoro
del templo, para que hayas alimentos en mi casa, traten después de probarme,
dice Yahvé de los ejércitos para ver si les abro las compuertas del cielo o si
derramo la lluvia bendita asta la ultima gota.
Yo espantaré al a langosta para que demore sus campos ni se seca la viña de
su propiedad, dice Yahvé de los ejércitos .
Entonces vendrán a felicitarlos todas las naciones porque su país será un
paraíso”.
(Malaquías 3, 10 ,12)
La ofrenda es devolverle al Señor lo que Él nos da.
Dar ofrenda es dar a Dios algo como culto social.
EJEMPLO: Cuando se pide una cooperación para una obra material o para la
evangelización, o cuando contribuyes para una causa social,
tú estás ofrendando.
Puede presentarse en especie, en tiempo o en servicio,
no sólo en forma de dinero.
Una ofrenda muy especial y muy conocida por toda la humanidad es la que nos
relata Mateo 2,11 sobre la visita de los Reyes Magos al Niño Dios, quienes
se presentaron con ofrendas de amor.
¡Dad al Altísimo como
Él te ha dado a ti!
de todo corazón con
ojo generoso, según a
tus medios porque el
Señor sabe pagar y te
devolverá ¡siete veces
más!
(Eclesiástico 35,9-10).
Limosna es un acto
de caridad,
una dádiva; donativo
es el querer compartir
con los que tienen
menos que tu de lo
que Dios te ha dado.
La limosna se debe
de dar en secreto .
“Así tu limosna
quedará en secreto
y tu Padre que ve en
lo secreto te
recompensará”
(Mt 6,4).
Prepárate a “reclamar”
la restitución que Dios te ha
prometido si cumples fielmente
con lo que te corresponde.
Si tú haces tu parte, Él hará
la suya.
El término “reclamar” suena
como una falta de respeto
a Dios. Reclamar es pedir o
exigir algo por derecho.
Reivindicar… reclamar el
cumplimiento, en este caso,
de las ¡promesas de Dios!
Si tu estás cumpliendo con tus
obligaciones para con Dios,
entonces en tu oración ejerce
tu derecho a reclamarle
lo que te pertenece.
7- La abundancia por la obediencia.
“Ahora
bien si tu obedeces de verdad a la voz de Yahvé tu Dios
practicando y guardando todos los mandamientos que te prescribo
hoy, Yahvé , tu Dios, te levantara por encima de todas las naciones
de la tierra. Entonces vendrá sobre ti y te alcanzaran todas las
bendiciones siguientes por haber obedecido a la voz de Yahvé tu Dios”
(Deuteronomio 28, 1,7 )
Lo mas importante en esta crisis
económica
es no olvidarte de la voz de Dios,
de sus mandamientos obedecer
todas los preceptos de Dios
cumplirlos y llevarlos acabo .
Porque dice la palabra del Señor:
Si tu obedeces mis mandamientos
llegaran todo tipo de bendiciones
para ti,
tu familia, ciudad, animales, y tus
empresas.
Dios ahuyentará a tus enemigos
para que no te ataquen, por un lado
entraran y por otro lado saldrán.
Y Pueda cumplir tu voluntad
Ama a Dios
con todo
tu corazón,
haz el bien
a todas sus
creaturas
practicado
todo lo que
sabes acerca
del Señor.
Recibe el ciento por uno en tu vida.
“Entonces Pedro le dijo:
Nosotros lo hemos dejado todo
para seguirte y
Jesús contesto: en verdad les
digo ninguno que haya dejado
casa, hermanos hermanas
madre padre hijos o campos
para mi causa y por el
Evangelio quedara sin
recompensa.
Pues aun con persecuciones
recibirá cien veces mas en la
presente vida en casas,
hermanos hermanas hijos y
campos y en el mundo
venidero la vida eterna”.
(Marcos 10 ,29 , 31)
Muchos de nosotros buscamos la
riqueza pero de que nos sirve
tener riqueza material si no
tenemos felicidad.
Oración para encontrar empleo
Padre en el nombre de Jesús creemos y
declaramos hoy tus promesas a favor mío y
de de toda mi familia sabiendo que
apresuras tu Palabra para ponerla en obra.
Tus decretos prosperan en todo aquello
para lo que fueron enviados. Ahora levanto
esta oración por (Nombre) que necesita un
empleo. Permite que (Nombre) se esfuerce
en trabajos honrados y seguros. Sé que su
salario no se le cuenta como favor ni como
regalo, sino como deuda porque se lo está
ganando.
Tú, Padre Dios, satisfaces al máximo todas
sus necesidades, (él, ella) trabaja
diligentemente ganando su propio alimento
y satisfaciendo todas sus necesidades.
Padre (Nombre) está dispuesto a diezmar, presentar su ofrenda y
dar limosna porque ha aprendido que esas acciones son una
puerta abierta que nadie podrá cerrar y, por ahí caerá la bendición.
Derrama tu socorro en (Nombre) en el nombre de Jesús y pon
guardia sobre su corazón y su mente. (Nombre) sabe cómo
enfrentarse a todas las situaciones porque es autosuficiente en Ti.
Gracias Señor porque en
este momento de crisis
económica tenemos tu favor,
y contamos con el favor de
todas las personas que nos
rodean. Intercedo para que
bendigas nuestro país,
familia y la comunidad donde
vivimos y por ello te
alabamos y te bendecimos.
La crisis económica no afecta a (Nombre) ni a mí, y todo aquello
que viene a destruir nuestra paz y seguridad lo presento
derrotado ante ti mi Dios. ¡Gloria a Ti para siempre Señor!
¡Bendito seas por tu misericordia, bendito seas por tu Providencia
Divina, alabado seas Señor! Gracias por darnos a la Santísima
Virgen María como nuestro Perpetuo Socorro. Declaramos que
desde ahora vivimos en victoria. Todo esto lo oramos en el
Nombre de Jesús en unidad con el Espíritu Santo.
Amén, amén, amén.
JORNADA DE 40 HORAS DE ORACIÓN
¿Por qué son tan importantes las jornadas de 40 días?
El número 40 tiene un valor impresionante,
bíblicamente hablando.
Solamente para comprobártelo observa bien lo
siguiente:
• La vida de Noé fue transformada durante 40 días
de lluvia.
• Moisés fue transformando luego de pasar 40 días
en el Monte Sinaí.
• Los espías fueron transformados al pasar 40 días
en la tierra prometida.
• David fue transformado por el desafió de Goliat
por 40 días.
• Elías fue transformado cuando Dios le dio fuerzas por
40 Días, con una sola comida.
• La ciudad completa de Nínive fue transformada
cuando Dios les dio a los ciudadanos 40 días para
arrepentirse.
• Jesús recibió poderes después de permanecer 40 días
en el desierto.
•Los discípulos fueron transformados después de estar
con Jesús 40 días después de su resurrección.
¿Cómo ves? No es coincidencia que tantas obras
maravillosas las haya hecho Dios en periodos de 40
días.
¿Cómo se lleva a cabo una Jornada de
Oración de Cuarenta Días?
1º. Identifica un objetivo o necesidad material
o espiritual.
2º. Se convoca a un grupo de personas que se
comprometan a orar… por lo menos 24 horas.
3º. Cada quien toma 1 hora fija para los
cuarenta días de oración.
¿Qué se hace en esa Jornada?
• Eucaristía diariamente.
• Visitas el Santísimo.
• Ayunos por lo menos los miércoles y viernes, o también
cada quien toma 1 ó 2 días de ayuno en toda la jornada.
• Rezo del Rosario a: María Santísima;
de Liberación; de la Misericordia; al Espíritu Santo.
• Lectura de Salmos
• Oraciones Espontáneas
• Alabanza y Adoración
• Sacrificios
• Buenas Obras
• Plegarias, etc.
Después de esa Jornada:
Te darás cuenta de que maduraste espiritualmente;
que se te abrieron puertas;
se testimoniarán liberaciones y sanidades;
verás fortalezas y obstáculos derribados.
Te invito a que organices una de estas Jornadas
en tu comunidad por este país, por ti, por mí,
por nuestras necesidades, específicamente
para que Dios nos libre de la crisis económica.
Yo te digo que si tu crees ¡Verás la Gloria de Dios!
LA POSICION DE DIOS EN LA CRISIS?
“El reino de Dios sufre violencia y
los violentos lo arrebatan”
En tiempo de crisis dejemos nuestra
actitud de indiferencia, nuestras
palabras pesimistas como “me vale”.
Empieza a colaborar con Jesús,
ya es tiempo de erradicar la flojera
y el conformismo.
Dios a través de estas reflexiones te
está llamando a dejar la comodidad,
nadie va a hacer lo que a ti que
corresponde hacer.
Haz oración, lee las Escrituras, pero
sal de tus rutinas, decídete a creerle
a la Palabra de Dios y ponla
en práctica.
Dios está más cerca de lo
¡Ahí encontrarás a Dios!
que te imaginas
Recordemos lo que dice el Salmo 91:
“Él es la sombra bajo la cual nosotros estamos”.
¡Es importante que reconozcamos a Dios como nuestra
fuente de ingresos y nadie más!
Nuestra fuente de ingresos no es tu patrón, ni el gobierno,
ni la empresa, ni nosotros mismos.
Ya es tiempo de que le demos gracias a Dios
por todo lo que tenemos.
Dejemos de quejarnos por lo que no hemos sabido obtener.
Confíenos que Dios provee todas nuestras necesidades,
tanto materiales como espirituales.
Nuestro Señor no se cansa de bendecirnos,
quiere bendecirnos y está bendiciéndonos ahora mismo
a manos llenas, depende de nosotros si las recibimos
¿lo crees?
Si es así, prepárate porque “El que los llama es fiel
y así lo hará” (1Ts 5,24).
Estoy seguro que después de haber repasado estas enseñanzas
bíblicas la preocupación por el futuro ya quedó en categoría
de fantasma.
Y si quedara alguna sombra de miedo, inseguridad, negatividad,
miseria o crisis, pues entonces vuelve a leer este libro y decídete
a practicar lo que contiene.
Verás que la oración, el ayuno, el diezmo, la ofrenda y la
limosna, así como el hacer tuyos los Siete Principios.
Derribaran el velo que hacía preguntarte:
¿Dónde está Dios en Tiempo de Crisis Económica?
Recupera tu identidad de hijo de Dios, por lo tanto de heredero
de sus promesas.
Los hijos de Dios no somos esclavos de la pobreza,
mucho menos de la crisis económica.
¡Dios en su eterna sabiduría te permite que a través de estos
conflictos lo descubras a Él en tu entorno!
¡Vive en confianza y victoria porque el que te creo
está contigo!
CONSEJOS PRÁCTICOS
DURANTE TIEMPO DE CRISIS:
1. Jornadas de Oración
2. Organizar tu administración
3. Eliminar gastos superfluos
4. No usar tarjetas de crédito
5. No usar crédito a la ligera
6. Enseñar a la familia a ¡ahorrar
aún en tiempo de crisis!
7. Diezmar, ofrendar y dar
limosna aún en tiempo de crisis
8. No participar en conversaciones
pesimistas sobre la crisis.
9. Hablar positivamente
Empieza tu día con frases positivas y poderosas:
Recuerda, de tu boca sale la vida y la muerte; la salud y la
enfermedad; la pobreza y la riqueza; la bendición o la maldición.
Proverbios 18, 21 nos enseña algo maravilloso:
“La lengua puede dar vida y muerte; según como la uses,
así serán sus frutos.”
Por eso decidimos hablar frases de vida y no de muerte, de
bienestar y prosperidad, de victoria y no de derrota, de salud
y no de enfermedad, de riqueza y no de pobreza,
de bendición y no de maldición.
¡Decídete a eliminar tu lenguaje negativo y usar frecuentemente
las siguientes frases:
“Yo vivo en prosperidad”
“Dios me está bendiciendo abundantemente”
“Los que estamos bajo la cobertura de Dios no vivimos en crisis”
“Yo vivo de gloria en gloria y de victoria en victoria”
“Gracias Papito Dios porque tu me amas”
Cuando te saluden y te pregunten
¿cómo estás? contéstales:
“Bendecido, prosperado y en victoria”
“Los hijos de Dios vivimos en victoria”
“No lo veo pero ya lo estoy viendo llegar”
“Con Jesús y con María yo llego hasta la cima”
“Dios me bendice con toda clases de bienes
espirituales y materiales”
“Dios me da sus bendiciones a manos llenas”
“Si Dios está conmigo, quién en contra de mí”
“Dios sabe lo que me conviene”
!GRACIAS¡
POR AYUDARNOS,
Y PODER SERVIR,
¡COMPARTIENDO!
MATERIAL
ELABORADO POR: TIRZA
Descargar

Diapositiva 1