Santo Tomas de
Aquino
Integrantes:
Alonso Roel
Gabriela Marrou
Brian Portocarrero
Biografía
•
•
En 1243 manifestó su deseo de ingresar en dicha Orden, pero su familia se opuso
firmemente, e incluso su madre consiguió el permiso de Federico II para que sus dos
hermanos, miembros del ejército imperial, detuvieran a Tomás. Ello ocurrió en
Acquapendente en mayo de 1244 y el santo permaneció retenido en el castillo de
Santo Giovanni durante un año. Tras una queja de Juan el Teutónico, general de los
dominicos, a Federico II, éste accedió a que Tomás fuera puesto en libertad. Luego,
se le permitió trasladarse a París, donde permaneció desde 1245 hasta 1256, fecha
en que obtuvo el título de maestro en teología.
Durante estos años estuvo al cuidado de Alberto Magno, con quien entabló una
duradera amistad. Les unía -además del hecho de pertenecer ambos a la Orden
dominica- una visión abierta y tolerante, aunque no exenta de crítica, del nuevo
saber grecoárabe, que por aquellas fechas llegaba masivamente a las universidades
y centros de cultura occidentales. Tras doctorarse, ocupó una de las cátedras
reservadas a los dominicos, tarea que compatibilizó con la redacción de sus primeras
obras, en las cuales empezó a alejarse de la corriente teológica mayoritaria, derivada
de las enseñanzas de san Agustín.
• En 1259 regresó a Italia, donde permaneció hasta
1268 al servicio de la corte pontificia en calidad de
instructor y consultor del Papa, a quien
acompañaba en sus viajes. Durante estos años
redactó varios comentarios al Pseudo-Dionisio y a
ARISTOTELES, finalizó la Suma contra los
gentiles, obra en la cual repasaba críticamente las
filosofías y teologías presentes a lo largo de la
historia, e inició la redacción de su obra capital, la
Suma Teológica, en la que estuvo ocupado entre
1267 y 1274 y que representa el compendio último
de todo su pensamiento.
Pensamientos
 Su pensamiento: Replanteará la relación entre la fe y la
razón, dotando a ésta de una mayor autonomía. El punto
de partida externo de la filosofía de Santo Tomás fue la
necesidad de distinguir la razón de la fe, y también la de
ponerlas de acuerdo.
 La teoría del conocimiento: Santo Tomás no se ocupó
específicamente de desarrollar una teoría del
conocimiento, del modo en que se ocuparán de ello los
filósofos modernos. Al igual que para la filosofía clásica,
el problema del conocimiento se suscita en relación con
otros problemas en el curso de los cuales es necesario
aclarar en qué consiste conocer
Obras escritas:

Santo Tomás escribe su obra entre 1252 y 1272. En esos veinte años desarrolla una ingente actividad
productiva cuya máxima expresión es la "Suma Teológica
“
 Obras escritas o iniciadas durante su estancia en París (1252-
1259):




- "De ente et essentia". (Sobre el ente y la esencia) . Escrito en París antes de ser maestro en
Teología, o sea, antes de marzo de 1256. Una pequeña obra fundamental para conocer la teoría
del ser de Sto. Tomás.
- "De principiis naturae". (Sobre los principios de la naturaleza). Consideraciones sobre la
naturaleza basadas en los libros I y II de la Física de Aristóteles.
- "De Veritate". (Cuestión disputada sobre la verdad).
- "Suma Contra Gentiles". (Comenzada en París)
 Obras escritas durante su estancia en Italia entre los años 1259-
1268:





- "De Potentia". Cuestión disputada sobre la potencia. (Comenzada en Roma).
- "De Malo". Cuestiones disputadas sobre el mal. (Roma).
- Comienza la "Suma Teológica".
- "De Spiritualibus Creaturis". (Sobre las criaturas espirituales).
- "Sententia super De Anima". (Comentario al "De Anima" de Aristóteles).
Obras escritas
 Obras escritas en París, entre los años 1269-1272:












- "Sententia libri Politicorum". (Comentario a la "Política" de Aristóteles).
- "Sententia super Metaphysicam". (Comentario a la "Metafísica" de Aristóteles).
- "Sententia super Meteora". (Comentario a los "Meteoros" de Aristóteles".
- "Compendium theologiae". (Compendio de teología). (París o Nápoles).
-"De unitate intellectus contra Averroistas". (Sobre la unidad del intelecto contra los
averroístas).
- "Quodlibet" 3, 4, 5, 6 y 12.
- "Sententia super Physicam". (Comentario a la "Física" de Aristóteles).
- "Sententia super Peri hermenias". (Comentario a la obra de Aristóteles "Sobre la
interpretación").
- "Sententia libri Ethicorum". (Comentario a la "Ética Nicomáquea" de Aristóteles).
- "De aeternitate mundi contra murmurantes". (Sobre la eternidad del mundo contra
los murmurantes).
- "Epistola ad comitissam Flandriae (de regimine judaeorum)". (Sobre cómo los
príncipes cristianos deben tratar a los judíos).
- "De sortibus". (Sobre el azar).
Teología en cuanto alas obras
 La relación del cristianismo con la filosofía viene determinada, ya desde sus
inicios, por el predominio de la fe sobre la razón. Esta actitud queda reflejada
en el "Credo ut intelligam" de San Agustín, tributario en este aspecto del
"Credo quia absurdum est" de Tertuliano, y que se transmitirá a lo largo de toda
la tradición filosófica hasta Santo Tomás de Aquino, quien replanteará la
relación entre la fe y la razón, dotando a ésta de una mayor autonomía.
No obstante, también santo Tomás será, en este sentido, deudor de la tradición
filosófica cristiana, de carácter fundamentalmente agustiniano, aceptando el
predominio de lo teológico sobre cualquier otra cuestión filosófica, así como
los elementos de la fe que deben ser considerados como imprescindibles en la
reflexión filosófica cristiana: el creacionismo, la inmortalidad del alma, las
verdades reveladas de la Biblia y los evangelios, y otros no menos importantes
que derivan de ellos, como la concepción de una historia lineal y trascendente,
en oposición a la concepción cíclica de la temporalidad típica del pensamiento
clásico.
Milagros:

-Su cadáver exhalaba un intenso y agradable perfume. El subprior del monasterio, que estaba casi
ciego, recuperó su vista al poner su cara junto a la de Tomás. Muchos milagros sucedieron, algunos de
los cuales fueron ocultados por los monjes que no querían se les arrebatara el cuerpo del santo, según
contó fray Bartolomeo de Luca descubrió mientras investigaba los hechos de la vida del aquinate para
presentar en el proceso de canonización.
-En 1372 el Capítulo General de los dominicos reunido en Toulouse concedió al reino de Nápoles un
hueso del otro brazo del Santo. Hasta 1603 fue colocado en el convento dominico de Nápoles; pero
debido a un milagro atribuido a esa reliquia en ese año, fue llevado a la catedral metropolitana de esa
ciudad.
-En torno de su tumba se multiplicaron los milagros, atestiguando la santidad del grande y humilde
dominico, que ante el mundo se había hecho imponente por su talla mental y corpórea, por su
prestancia humana, pero mucho más por su espiritualismo acendrado y fulgente. Jesucristo
crucificado le había dicho un día: «Bien has escrito de mí, Tomás». Medio siglo después de su
fallecimiento, el Papa Juan XXII —eminente teólogo— lo canonizaba con gran solemnidad.
Descargar

Santo Tomas de Aquino