ARQUIDIÓCESIS DE CARACAS
PLAN DE PASTORAL
ARQUIDIOCESANO
2.013-2.019
ETAPA DE DIVULGACIÓN,
SENSIBILIZACIÓN Y PROMULGACIÓN
Septiembre 2.012- Enero 2.013
Introducción
Para diseñar nuestro Plan de Pastoral
Arquidiocesano hemos realizado un gran
número de reuniones de trabajo y consulta.
Hemos consultado a los Arciprestes y el
Consejo Presbiteral, a los sacerdotes y
diáconos en general, a los Directores de
los Secretariados de Pastoral, a
representantes de la vida consagrada, de
la educación católica y del laicado
organizado.
Fruto de este trabajo es la
versión que ahora
presentamos y que hemos
titulado
UNA IGLESIA VIVA Y UNIDA,
SERVIDORA Y MISIONERA,
QUE ANUNCIA A JESUCRISTO
En la elaboración de este Plan se ha tomado
en cuenta la gran riqueza de experiencias y
recursos pastorales con los que cuenta
nuestra Arquidiócesis, y la generosidad y
entrega apostólica de los agentes de
pastoral.
La implementación del Plan no significa dejar
a un lado las iniciativas y proyectos buenos
que venimos realizando, para emprender
otros totalmente novedosos, sino de realizar
una más intensa acción pastoral, destinada a
profundizar en los logros, y superar las
posibles deficiencias
Como lo afirma el Documento de Puebla, un
Plan Pastoral es un “camino práctico para
realizar concretamente las opciones
pastorales fundamentales de
evangelización” (Puebla 1.306). Es la
respuesta específica, consciente e
intencional a las necesidades de la
evangelización en nuestra Arquidiócesis, de
acuerdo a las actuales condiciones
eclesiales, sociales y culturales que vivimos
(Puebla 1.307).
Es una respuesta que exige el concurso de
todos los miembros del Pueblo de Dios (obispos,
presbíteros y diáconos, religiosos y religiosas,
fieles laicos) y de todas las instancias eclesiales
(secretariados y servicios arquidiocesanos, zonas
pastorales, arciprestazgos, parroquias, vicarías
parroquiales, comunidades de vida consagrada,
instituciones educativas católicas, movimientos,
asociaciones y grupos de apostolado).
Un elemento fundamental del éxito de este Plan
será el que todos lo hagamos nuestro y nos
comprometamos, decidida y generosamente, con
su realización.
.
La realización del Plan de Pastoral Arquidiocesano
es un proceso. Exige tiempo y el desarrollo de
diversas iniciativas y etapas vinculadas entre sí.
Por tal motivo, y dada la complejidad de nuestra
Arquidiócesis, se ha pensado para un período de
seis (6) años, con dos etapas de tres años cada
una.
Por esa razón, resulta evidente que no todo puede
estar ya determinado. El Plan es un como un gran
itinerario, un proyecto general, que luego debe ser
precisado, con programaciones anuales, en cada
uno de los niveles.
Para favorecer el conocimiento del Plan se ha
pensado desarrollar una serie de actividades
TALLERES ZONALES DE DIVULGACIÓN Y
SENSIBILIZACIÓN
18 de septiembre – ZONA OESTE (Antímano,
Catia y Propatria) – Parroquia San Benito
20 de Septiembre
– ZONA CENTRO (Altagracia, Catedral, Chacao y
San Juan) – Parroquia San Benito
- ZONA SUR (El Valle, Las Mercedes y San Pedro)
– Parroquia San Pedro
25 de septiembre – ZONA ESTE (Baruta, La
California y Petare) – Secretariado Catequístico
TALLERES ARCIPRESTALES, PARROQUIALES Y
COMUNITARIOS DE DIVULGACIÓN Y
SENSIBILIZACIÓN
Octubre – Diciembre 2.012
ACTO DE PROMULGACIÓN: 3 de Noviembre
PUESTA EN MARCHA: Enero 2.013
ESTRUCTURA DEL PLAN
PARTE I
UNA MIRADA DE FE SOBRE LA REALIDAD
SOCIAL Y ECLESIAL
DE NUESTRA ARQUIDIÓCESIS
a) La realidad social y cultural de la Capital de Venezuela:
b) La vivencia de la fe del pueblo caraqueño:
c) La vida y la organización de la Iglesia en Caracas:
d) La presencia y la acción de la Iglesia en la sociedad
caraqueña:
PARTE II
JESUCRISTO ENVÍA A LA IGLESIA A EVANGELIZAR
2.1. Jesucristo, verdadero Dios y verdadero hombre, nos da a
conocer el misterio de Dios, Uno y Trino.
2.2. La Iglesia: comunión para la evangelización
2.3. La Iglesia, vive para evangelizar
2.4. El centro de la misión de la Iglesia es proclamar, con
claridad y valentía, que Jesucristo es el único salvador de
todos los hombres y de todo el hombre.
2.5. La Iglesia es portadora del amor de Dios a los pobres y
necesitados.
III PARTE
UNA ACCIÓN PASTORAL EN LA QUE TODOS
NOS SENTIMOS IDENTIFICADOS Y
COMPROMETIDOS
OBJETIVO GENERAL:
REALIZAR UNA MÁS INTENSA ACCIÓN PASTORAL
QUE PERMITA LLEVAR EL EVANGELIO Y LOS
DONES DE JESUCRISTO A LOS HABITANTES DE
CARACAS, ESPECIALMENTE A LOS MÁS POBRES Y
A LOS ALEJADOS, Y HAGA DE NUESTRA
ARQUIDIÓCESIS UNA IGLESIA VIVA Y UNIDA,
SERVIDORA Y MISIONERA, LLENA DE ALEGRÍA
PASCUAL.
Este Objetivo general es el gran ideal que
orienta la acción de toda la Arquidiócesis y de
cada uno de sus miembros.
Es un ideal compartido, con el cual todos los
fieles y comunidades de la Arquidiócesis de
Caracas debemos sentirnos identificados y
comprometidos.
Es un ideal en torno al cual podemos reunir las
voluntades y esfuerzos, los dones y
experiencias de todos en nuestra comunidad
eclesial.
En este Objetivo general se destaca:
• que es una más intensa acción pastoral (la nueva
evangelización es nueva en su ardor).
• Esta acción está centrada en Cristo (su Evangelio
y sus dones). En la línea de pensamiento de
Aparecida, del encuentro con él depende que los
habitantes de nuestra Ciudad tengan vida.
• La acción va destinada, preferente, a los pobres y
alejados, lo que supone una conversión misionera,
la cual conforme al pensamiento de Aparecida, está
ligada a la “conversión pastoral”. El Plan no se
reduce a conservar lo que tenemos, sino que
impulsa nuevas formas (métodos y expresiones) de
evangelización)
La realización de este Objetivo general se llevará
a cabo a través del desarrollo de los siguientes
Objetivos específicos:
1 - Favorecer el encuentro con la persona y el
Evangelio de Jesucristo, a través de la
evangelización y la catequesis, con la finalidad
de renovar y trasmitir la fe (Doc. Aparecida).
2 - Propiciar una mayor participación en los
sacramentos, fomentando la vida de oración y
piedad, y la formación litúrgica, con el fin de
favorecer la santificación de todos los miembros
del Pueblo de Dios.
3- Promover la formación y el compromiso de
los laicos para que sean fermento del Reino
de Dios, en su vida familiar, en la vida de la
Iglesia y en la sociedad.
4 - Intensificar una pastoral juvenil, sistemática
y orgánica, acompañando el proceso de
educación y crecimiento en la fe de los
jóvenes, para que puedan dar un decidido
testimonio evangelizador en la comunidad
eclesial y social, especialmente entre los
mismos jóvenes.
5 - Impulsar una dinámica pastoral
vocacional, con el fin de promover
abundantes vocaciones al ministerio
sacerdotal y a la vida consagrada.
6 - Desarrollar una renovada pastoral social,
a través de la vivencia de la caridad, la
promoción humana integral y la vivencia de
los valores evangélicos, que nos ayude a
profundizar en nuestra opción por los pobres
y necesitados.
Principios, dimensiones o ideas-fuerza:
1. La confianza en la acción y la ayuda de Dios,
quien dirige y sostiene a su Iglesia.
2. La fidelidad de la Iglesia en Caracas a la misión
evangelizadora que ha recibido del Señor.
3. El sentido de pertenencia, comunión y
participación de todos en la Iglesia Arquidiocesana.
4. La formación gradual y permanente de todos los
miembros del Pueblo de Dios como discípulos de
Jesucristo, con especial atención a los agentes de
pastoral.
5. El compromiso misionero de anunciar el
Evangelio a los sectores más pobres, y a los
alejados de Dios y de la Iglesia.
6. La contribución que los católicos debemos dar a
la transformación de la realidad social de nuestra
Ciudad
Principios, dimensiones o ideas-fuerza:
Son el ideario que sustenta la acción que el Plan pretende
desarrollar. Sin ese fundamento se corre el riesgo de realizar
acciones aisladas y sin mucha proyección. Es por tanto muy
importante hacerlas presentes a lo largo de todo el
desarrollo del Plan y de todas sus actividades.
La actual forma de acción pastoral ( y sus deficiencias) se
fundamenta en unos esquemas teóricos, a veces no
explicitados pero presentes en muchos de nosotros.
La “acción conjunta” que pretendemos realizar no será
posible si no asumimos consciente y decididamente ideas
comunes.
Estrategias o modos de acción:
1. Acompañar permanentemente a los presbíteros,
diáconos, religiosos y religiosas en su vida y misión
para que sean los primeros animadores en las
diversas áreas de pastoral.
2. Desarrollar la sectorización de las Parroquias,
como forma de acercar la vida y la acción de la
Iglesia a la mayoría de la población.
3. Hacer del Arciprestazgo una instancia de
comunión y acción pastoral.
4. Garantizar la integración del mundo educativo
católico al conjunto de la acción pastoral de la
Arquidiócesis.
5. Ampliar la utilización de los MCS, especialmente
las redes sociales, como medios privilegiados de
evangelización.
6. Desarrollar los mecanismos de financiamiento y
autosostenimiento de la acción evangelizadora.
Estrategias o modos de acción:
• Son formas operativas. Entre otras muchas, se
escogen estas por la influencia que podrían tener.
• Como puede verse, se refieren a las personas
(agentes de pastoral), a las formas organizativas
(arciprestazgos, parroquias) y a los recursos
(medios de comunicación, económicos).
.
Metas y actividades:
• Las metas son situaciones que se quieren
alcanzar (aspiraciones generales) evaluables,
cualitativa y cuantitativamente.
•Nos ayudan a verificar si se está dando el
cambio deseado o cumpliéndose lo planificado.
• Las actividades recogidas en el Plan son sólo
indicativas. Una planificación a mediano plazo
no puede preveer todas las situaciones,
necesidades y posibilidades.
•Las continuas y progresivas programaciones a
nivel arquidiocesano, arciprestal y local, le irán
dando forma precisa a esas actividades.
OBJETIVO 1:
Favorecer el encuentro con la persona y el Evangelio
de Jesucristo,
a través de la evangelización y la catequesis,
con la finalidad de renovar y trasmitir la fe (Cf. PPEV
112-121; Aparecida 130; 243-245)
METAS
1.1. Que una mayor proclamación del Kerigma tenga
un lugar fundamental en la vida cotidiana de todas las
instancias eclesiales y genere una renovada acción
pastoral (Cf. PPEV 113).
1.2. Que se extienda entre los miembros del Pueblo de
Dios el amor y conocimiento de la Palabra de Dios,
para que ella sea el alma de la acción pastoral (Cf.
JBNJ 85)
1.3. Que la catequesis como proceso de iniciación en
la fe de adultos, jóvenes y niños llegue a la mayoría de
los de los habitantes de Caracas (Cf. CAT Desafío 1).
OBJETIVO 2:
Propiciar una mayor y mejor participación en los
sacramentos,
fomentando la vida de oración y piedad, y la formación
litúrgica,con el fin de favorecer la santificación de
todos los miembros del Pueblo de Dios (Cf. CMF
Desafíos 1 y 2)
METAS
2.1. Que se intensifique y profundice la vida de piedad
de los fieles. sean fuente de identidad y vitalidad
cristiana, y de transformación social (Cf. PPEV 3.2.3.1;
CMF 147).
2.2. Que se logre una mayor y más consciente
participación de los fieles en la eucaristía dominical (Cf.
CMfF 107.118; Aparecida 252).
2.3. Que se fomente la recepción consciente del
sacramento del bautismo y del sacramento del
matrimonio (Cf. CMF 102. 11o; Aparecida 175. 432437).
2.4. Que se fortalezca el culto a la Virgen María como
modelo singular del discípulo de Jesucristo,
particularmente la devoción a Nuestra Señora de
Coromoto, Patrona de la Arquidiócesis (Cf. CMF 119).
OBJETIVO 3:
Promover la formación y el compromiso de los laicos,
para que sean fermento del Reino de Dios,
en su vida familiar, en la vida de la Iglesia y en la
sociedad (Cf. LCV
Desafío3; ICM Desafío 2).
METAS
3.1. Que todos reconozcamos la importancia de la
presencia y acción de los laicos comprometidos,
asociados o no, en la vida y misión de la Iglesia
Arquidiocesana (Cf. LCV Desafío 1 y 2).
3.2. Que se fortalezcan los grupos, asociaciones,
movimientos y comunidades de apostolado laical, antiguos y nuevos-, como instancias de experiencia de
fe y escuelas de formación de discípulos misionero de
Jesucristo (Cf. LCV Desafío 4).
3.3. Que se amplíe la presencia y acción evangelizadora
de los laicos en la vida social, cultural, política y
económica, y que ésta esté respaldada por una
adecuada formación en Doctrina Social de la Iglesia (cf.
LCV desafío 5).
3.4. Que se multipliquen las familias fundadas en el
sacramento del matrimonio, en la que sus miembros se
formen en la fe y sean evangelizadores en su entorno
(Cf. LCV Desafío 2 y 3).
OBJETIVO 4:
Intensificar una pastoral juvenil, sistemática y orgánica,
acompañando el proceso de educación y crecimiento en
la fe de los jóvenes, para que puedan dar un decidido
testimonio evangelizador en la comunidad eclesial y
social, especialmente entre los mismos jóvenes (cf.
JBNJ Desafío 6).
METAS:
4.1. Que todas las instancias eclesiales (parroquias,
movimientos, colegios) ofrezcan procesos de
evangelización, educación y maduración en la fe para
adolescentes y jóvenes, adaptados a sus realidades de
vida (Cf. JBNJ 86).
4.2. Que se realice una presencia evangelizadora
permanente en el mundo juvenil, a través de
actividades que sintonicen con las nuevas culturas y
el mundo de sus intereses (deporte, música,
expresiones artísticas, etc.) (Cf. JBNJ 78).
4.3. Que las escuelas católicas de Caracas sean cada
vez más un centro de conocimiento e irradiación de la
fe para sus alumnos (Cf. IE Desafío 2)
OBJETIVO 5:
Impulsar una dinámica pastoral vocacional,
con el fin de promover abundantes vocaciones al
ministerio sacerdotal, diaconal y a la vida
consagrada (Cf. OPD Desafío 1).
METAS
.1. Que todos los agentes de pastoral asuman la
pastoral vocacional como eje transversal de la
acción pastoral, en la liturgia, en la predicación y la
catequesis.
5.2. Que en todas las instancias eclesiales de la
Arquidiócesis (arciprestazgo, parroquias, grupos y
movimientos, colegios) se organice un equipo de
pastoral vocacional que garantice la promoción,
acogida y primer acompañamiento de las
vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada
5.3. Que se garanticen el anuncio de la vocación y
oportunas experiencias y acompañamiento de los
adolescentes, los jóvenes y adultos que se sienten
llamados al sacerdocio
OBJETIVO 6:
Desarrollar una renovada pastoral social que,
a través de la vivencia de la caridad, la promoción
humana integral y la vivencia de los valores
evangélicos, nos ayude a profundizar en nuestra opción
por los pobres y necesitados (Cf. CIGNS 128; Aparecida
399-405).
METAS
6.1. Que en todas las instancias eclesiales de la
Arquidiócesis existan grupos o equipos de acción
social que promuevan la práctica de la caridad, la
promoción del bien común y lleven adelante la opción
preferencial por los pobres (CPV CIGNS, 85-89).
6.2. Que se realice un decidido anuncio y construcción
de la cultura de la vida y de la paz, contra la anticultura
de la muerte y la violencia (cf. ECV Desafío 4).
6.3. Que la Iglesia de Caracas tenga una permanente y
oportuna defensa de los derechos humanos (Cf. ECV
Desafío 19 .
6.4. Que se desarrolle y se consolide una red de
pastoral de la salud, que permita brindar una eficaz
apoyo espiritual y social a los enfermos, ancianos y
necesitados (Cf. CIGNS 152).
6.5. Que la Arquidiócesis disponga de mecanismos
permanentes de atención al mundo penitenciario (cf.
CIGNS 148).
GRACIAS
Descargar

Taller del PPC - salvatorianos venezuela