POCO Y MUCHO
1 Samuel 17:40
2 Corintios 3:4-5
1 Samuel 17:40
Entonces tomó su cayado en su
mano y escogió cinco piedras
lisas del arroyo, y las puso en la
bolsa pastoril, en el zurrón que
llevaba. Y con su honda en su
mano, se fue hacia el filisteo.
2 Corintios 3:4-5
Esta confianza tenemos delante
de Dios, por medio de Cristo: no
que seamos suficientes en
nosotros mismos, como para
pensar que algo proviene de
nosotros, sino que nuestra
suficiencia proviene de Dios.
POCO
SIGNIFICADO:
Indica una cantidad o número
pequeño de personas o cosas.
En una cantidad o grado
pequeño o menos de lo que se
considera normal.
DEFINICIÓN:
Poco, con origen en el latín
paucus, es un adjetivo que
permite calificar algo que no es
suficiente o que resulta escaso.
MUCHO
SIGNIFICADO:
Indica que el sustantivo al que
acompaña está en gran cantidad
o número.
En gran cantidad o más de lo
normal.
DEFINICIÓN:
Mucho, con origen en el latín
multus, es un adjetivo que
permite calificar algo que es
suficiente
y
que
resulta
abundante.
Introducció
n
“Lo mucho se vuelve poco con
solo desear otro poco más”.
“Lo poco se vuelve mucho
cuando se confía en Dios”
Enfrentar las demandas diarias
de la vida puede ser muy
atemorizante si no razonamos en
términos Bíblicos de fe.
I. Moisés, solo
con una vara…
Éxodo 14:16
“Y tú, alza tu vara y extiende tu
mano sobre el mar, y divídelo
para que los hijos de Israel pasen
por en medio del mar, en seco.”
Tal vez no tengamos una vara,
pero algo habremos de tener a la
mano por medio de lo cual Dios
hará maravillas.
II. Josué,
solo con un grito…
Josué 6:20
“Entonces el pueblo gritó, y
tocaron las cornetas. Y sucedió
que cuando el pueblo oyó el
sonido de la corneta, gritó con
gran estruendo. ¡Y el muro se
derrumbó! Entonces el pueblo
subió a la ciudad, cada uno
directamente delante de él; y la
tomaron.”
III. Sansón,
solo con un hueso…
Jueces 15:15-16
“Y hallando una quijada de asno
todavía fresca, extendió la mano, la
tomó y mató con ella a mil
hombres. Entonces dijo Sansón:
Con una quijada de asno los
amontoné a montones; con una
quijada de asno he matado a mil
varones.
IV. David,
solo con una piedra…
1 Samuel 17:49-50
“Entonces David metió su mano
en la bolsa, tomó de allí una
piedra y la arrojó con la honda,
hiriendo al filisteo en la frente. La
piedra quedó clavada en su
frente, y éste cayó de bruces en
tierra …
… Así venció David al filisteo con
una honda y una piedra, y lo
mató sin tener espada en su
mano.”
Conclusión
La vida no depende de los
recursos terrenales sino del
Dios maravilloso que nos ha
llamado.
Dios que nos ha dado la visión
nos dará también la provisión.
Descargar

Descargar PowerPoint - Alianza Cristiana del Valle