La Palabra me da un ejemplo
de una extraordinaria mujer
que supo que hacer en su
momento de crisis, de
angustia, de necesidad. En
Ana había estallado una
crisis.
1 Samuel 1: 6 – 8. (BT) “Y su rival la
provocaba con porfía para irritarla,
porque YHVH había cerrado su
matriz. Y así hacía de año en año,
irritándola cuando subía a la casa de
YHVH; y ella lloraba y no comía. Y su
marido Elcana le decía: Ana, ¿por qué
lloras? ¿Por qué no comes? ¿Por qué
está afligido tu corazón? ¿Acaso no te
soy yo mejor que diez hijos?”.
¿Qué hizo Ana
para salir de
esta crisis?
1. Se fue a la casa del Eterno.
Existen personas que cuando viene la
crisis es cuando más se alejan del
Eterno. Es allí donde te dicen: ¿Para
qué me voy a congregar? ¿Para qué
seguir orando? ¿Cómo que antes esta
mejor que ahora? Ana llevaba tiempo
clamando y no había visto respuesta y
esto la había llevado a una crisis.
1 Samuel 1: 3. (BT) “Y
este varón subía todos
los años…”.
Pero Ana se levantó y fue a la casa
del Padre. 1 Samuel 1: 9.
(BT)“…después que hubieron
comido y bebido, Ana se levantó
en Silo, y mientras el sacerdote Elí
estaba sentado en su sitial junto a
una jamba de la Casa de YHVH”.
Lucas 13: 10 – 11. (BT) “Y en uno
de los sábados, estaba enseñando
en una de las sinagogas, y he aquí
una mujer que tenía un espíritu de
enfermedad por dieciocho años, y
estaba encorvada y no podía
enderezarse de ninguna manera”.
Lo primero que debes hacer para
salir de la crisis que hoy estas
enfrentando es venir a Su Casa.
Salmos 84: 10. (BT) “Porque mejor
es un día en tus atrios que mil
fuera de ellos. Escogería antes
estar a la puerta de la Casa de mi
Dios, Que habitar en las tiendas
de maldad”.
2. Clamo al Eterno Dios.
1 Samuel 1: 10; 13. (PDT) “Ana
estaba muy triste y lloraba
mucho mientras oraba al
SEÑOR. Ella oraba de
corazón…”.
Mateo 15: 22. (BT) “Y he aquí
una mujer cananea que había
salido de aquellos confines,
clamaba diciendo: ¡Ten
compasión de mí, Señor, hijo
de David! Mi hija está
horriblemente endemoniada”.
Ella había entendido que la crisis
por la cual estaba atravesando no
podía resolverla persona alguna, se
necesitaba una intervención
sobrenatural. No fue a quejarse a
su familia, amigos, compañeros,
etc, fue donde sabía que estaba su
respuesta.
Pero Ana y esta mujer cananea ya
se habían cansado de pedir que
alguien las ayudara y no habían
recibido nada de nadie. Es allí
donde deciden clamar al
Todopoderoso.
3. Hizo pacto.
1 Samuel 1: 11. (BT) “E hizo un voto,
diciendo: YHVH Sebaot, si te dignas
mirar la aflicción de tu sierva, y te
acuerdas de mí, y no te olvidas de tu
sierva, sino que le das a tu sierva un
hijo varón, yo lo dedicaré a YHVH
todos los días de su vida, y jamás
pasará navaja por su cabeza”.
4. Espero la palabra de activación
de parte del sacerdote.
1 Samuel 1: 17. (BT) “Elí entonces
respondió y dijo: Ve en paz, y el
Dios de Israel te otorgue la
petición que le has pedido”.
Mateo 8: 8. (BT) “Pero el
centurión, respondiendo,
dijo: Señor, no soy digno de
que entres bajo mi techo,
pero sólo dilo de palabra, y
mi siervo será sanado”.
Cuando estas en medio de una crisis y
eres habilitado de inmediato se activa
el milagro en tu vida. Y Cuando el
milagro se activa sobre tu vida tu
rostro cambia, porque eres sacado de
la crisis. 1 Samuel 1: 18. (BT) “…Y la
mujer se fue por su camino, y comió,
y su semblante ya no fue como
antes”.
1 Samuel 1: 19 – 20. (PDT) “…
Elcaná tuvo relaciones sexuales
con su esposa Ana, y el SEÑOR se
acordó de Ana. Ella concibió y
para esas fechas al año siguiente,
dio a luz un hijo. Ana le puso por
nombre Samuel, pues dijo: Su
nombre es Samuel porque se lo
pedí al SEÑOR”.
Descargar

la crisis emosional