Los padres constituyen modelos muy
importantes y significativos para los hijos(as).
Moldean su comportamiento a través de las
primeras prácticas de disciplina y autoridad
Durante la convivencia en el seno familiar, los
hijos(as) aprenden ciertas reglas de comunicación
que le permiten interactuar adecuada o
inadecuadamente en su medio familiar y social,
según sean los modelos parentales.
La comunicación no es un hecho espontáneo,
sino que surge de un esfuerzo compartido.
Hay necesidad de que ambas partes
aprendan a comunicar sus sentimientos y a
expresar de manera honesta y no agresiva,
cuidando la forma de transmitir el mensaje.
Es decir, utilizando un lenguaje preciso y
congruente, tanto en lo verbal como en lo no
verbal.
Una de las etapas críticas de la
comunicación familiar se relaciona con la
llegada de los hijos a la adolescencia.
El equilibrio se ve alterado por diversas
razones.
Una de ellas tiene que ver con la necesidad
de independencia y la búsqueda de identidad.
En este periodo los jóvenes desean
distanciarse de la protección y de la
autoridad de sus padres, aunque todavía
necesiten y dependan de ellos.
Otra causa de malas relaciones es el
descubrir que la imagen de sus padres y
autoridades no corresponde a la realidad.
Ahora se dan cuenta claramente de que los
adultos también cometen errores y que su
comportamiento es a veces inconsistente
respecto a su discurso
Es importante conocer el beneficio del uso de
algunas tácticas, como iniciar las oraciones con el
pronombre “yo”, y así asumir la responsabilidad
de lo que se expresa; o cambiar la forma
imperativa de ordenar por un “me gustaría”.
Si el proceso de comunicación se lleva a cabo
de manera eficaz, los hijos podrán sentir la
confianza de expresar sus sentimientos y
acercarse a sus padres para aclarar dudas y
solicitar orientación de sus interrogantes.
La educación de los
hijos(as) es una labor
imprescindible, ineludible y
que compromete a los
padres desde el nacimiento
de sus hijos(as) para lograr
que cada etapa de la vida
sea grata y feliz para
todos.
Descargar

Comunicación padres