Roma es una ciudad del sur de Europa, en la provincia de Roma, en la Península
Itálica, que antiguamente fue capital del Imperio Romano, y hoy es capital del estado
moderno de Italia.
Situada en el centro de la península, en la región del Lacio, a ambas orillas del río
Tíber, a unos 20 km de su desembocadura en el mar Tirreno bañada por el mar
mediterráneo, fuente de riquezas de la zona. Población: 2.718.768 habitantes, que
unidos a los de su área metropolitana, se elevan a 3.700.000.
Su importancia histórica es enorme. Cuna de la civilización occidental, atrae cada año
a millones de visitantes, atraídos por las ruinas de su antiguo esplendor y sus
incalculables obras de arte.
Enclavado en la zona oeste de la ciudad se encuentra el Vaticano, que constituye un
estado independiente y soberano, centro de la Iglesia Católica.
Cuenta la leyenda que los gemelos Rómulo y
Remo, hijos de Marte, fueron abandonados al
nacer a orillas del río Tíber. Afortunadamente,
una loba llamada Luperca se encargó de
amamantarlos y los bebés crecieron sanos. Sin
embargo, siendo adultos, dice el mito que
Rómulo mató a Remo su hermano y fundó Roma.
Hoy en día, el símbolo de la ciudad imperial sigue
siendo la loba y los dos niños
Evidentemente el nombre de Rómulo es
posterior al de Roma, creado por los hombres
para explicar el nombre de la ciudad. Aún así,
este mito podría tener algún sustento histórico,
siendo Rómulo un personaje unificador de los
pueblos que formaron Roma en su pasado
mas remoto. Sin embargo, al parecer, el origen
del nombre de Roma estaría mas bien
relacionado con el antiguo nombre del río
Tiber.
A estos periodos de la historia de Roma se los
conoce conjuntamente como Antigua Roma.
Roma ha sido la capital de la Italia unificada
desde 1871.
Según la tradición, Roma se fundó el día 11
antes de las calendas de mayo, sería el 21 de
abril de 753 a. C. Fundada Roma
Los pueblos que habitaban en la península itálica serán los
siguientes: los latinos, que ocupaban la llanura entre el río
Tíber y los montes Albanos. Al norte del Tíber se
encontraban los etruscos, más arriba del Tíber, este
separaba a los umbros al sur y los etruscos al norte. Al este y
sureste del Lacio se encontraba la cadena Apenina que sería
el dominio de pastores nómadas emparentados entre sí, los
sabinos, samnitas, marsos, volscos, campanos en Nápoles,
ausones y oscos. Todavía más al sur los lucanos y bruttios.
• El nombre del pueblo generalmente se
considera referirse a Rómulo, pero hay otras
hipótesis. Una de ellas se refiere a Roma, cual
sería la hija de Aeneas o Evandrus. Estudios
recientes parecen darle significado de «río»;
Roma en ese caso significaría, según esta
hipótesis, «el pueblo sobre el río».
• Roma es también llamada la urbe, y este
nombre (que en latín significaría cualquier otro
pueblo) viene de urvus, la ranura cortada por un
arado, aquí, por la de Rómulo.
Roma se encuentra en la región central
de Italia Lacio con los afluentes de los ríos
Aniene y Tíber. El núcleo central de la
ciudad se encuentra a 24 km del Mar
Tirreno. La altitud de Roma es de 13
msnm (en la Piazza del Popolo) en lo más
bajo hasta los 120 msnm en el Monte
Mario. La comuna de Roma tiene 1.285
km².
• Roma tiene un típico clima mediterráneo que
caracteriza a las costas de Italia. El clima es
confortable de abril a junio y de mediados de
septiembre a octubre, donde está el ottobrata (se
puede traducir como el hermoso día de octubre a
castellano) conocido por días soleados y cálidos.
En agosto, la temperatura promedio es de 32 °C,
tradicionalmente, muchos negocios romanos
cierran durante agosto, pero no todos salen de la
ciudad ya que en ese tiempo de verano es cuando
llegan más turistas.
En el mapa anterior se muestra claramente la localización
de Roma, antes de su gran auge sobre todas las naciones
existentes en esa región, en especial, Grecia.
Esta pequeña ciudad Se desarrolló hasta llegar a ser
considerada durante la época previa a la República, superior
a sus vecinos, haciéndose cada vez más fuerte a medida
que se apoderaba de más territorios. Ya en la República,
alrededor del año 270 a. C. Roma dominaba toda la
península Itálica y seguía su expansión. Este imperio que a
partir del siglo I a. C. sería gobernado por emperadores,
creció y absorbió ciudades y territorios que hoy en día
comprenden más de 40 países con 5.000 km, de un
extremo a otro.
Entre los museos romanos hay que citar:
Museos Vaticanos, que incluyen los famosos frescos de la Capilla Sixtina.
Galería Nacional de Arte Antiguo, con obras de Piero della Francesca, Fra
Angelico y Rafael, entre otros.
Galería Borghese, dentro de la Villa Borghese (edificio del siglo XVII) con
gran colección de pintura y escultura.
Palazzo Doria-Pamphili, de cuya colección destaca el retrato de Inocencio X
de Velázquez.
Museos Capitolinos, que conserva la colección de arte más antigua de
Europa. En él se encuentra, entre otras notables piezas, la loba capitolina.
Museo Nacional Etrusco, en Villa Giulia, en el que destaca los sarcófagos
etruscos.
Galería Nacional de Arte Moderno, donde se conserva una importantísima
colección de arte contemporáneo.
Museos de las Termas, donde se conserva una importantísima colección de
antigüedades romanas.
Uno de los edificios más notables de esta
época es el Coliseo (70-80 d.C.), el mayor
anfiteatro construido en la época romana.
Tenía plazas para 50.000 espectadores y en
él se presenciaban combates de gladiadores,
luchas de barcos, matanzas de cristianos,
entre otros. Otros edificios romanos de esa
época son el Foro Romano, el Domus Aurea,
el Panteón de Agripa, la Columna de Trajano,
las catacumbas romanas, el Circo Máximo, los
Termas de Caracalla, el Arco de Constantino,
el Ara Pacis, la Pirámide Cestia, entre otras.
•Roma fue una de las ciudades de mayor
importancia durante el Renacimiento y
época barroca, en especial por el
mecenazgo de la Santa Sede en el
desarrollo urbanístico de la ciudad. Un
ejemplo del urbanismo de este periodo es
la Plaza del Campidoglio diseñada por
Miguel Ángel o la Plaza Navona.