El mundo
Romano
El ecúmene original
• El análisis del medio nos permite reconstruir
el curso histórico elegido dentro de las
múltiples posibilidades existentes y tratar de
entender los factores que favorecieron ese
desarrollo.
• La posición estratégica de la península
itálica, en el centro del mediterráneo,
contribuyó al proyecto de dominación,
emprendido en el siglo III a. C. por Roma.
Ubicación geográfica
• La península itálica está situada en el centro del
mediterráneo, entre la península Ibérica y la de
los Balcanes. Su territorio está recorrido por los
Apeninos. En el norte limita con los Alpes, al
oeste con el mar Tirreno, al este por los mares
Adriático y Jónico y, al sur, por el mediterráneo.
• La geografía peninsular presenta valles fértiles
cruzados por ríos, como el Tíber y el Po.
Mapa físico de la península itálica
Orígenes de Roma
1 Leyenda de Rómulo y Remo
2 El rapto de las Sabinas
3 La liga de las siete colinas.
Durante el segundo milenio a. de C. la
península
fue
ocupada
por
pueblos
indoeuropeos que en oleadas sucesivas
traspasaron los Alpes.
Estos pueblos fueron llamados itálicos, y
dentro de ellos, la tribu de los latinos se
instalaron en aldeas sobre pequeñas colinas
en el valle del río Tiber, donde se dedicaron
a la agricultura y al cuidado de rebaños.
• Entre el 1000 y el 600 a.C. nuevos
pueblos ocuparán la región: etruscos,
fenicios o cartagineses y griegos.
• Cartagineses y griegos introducirán el
uso del bronce, la escritura, sus
costumbres y su arte.
• De estos grupos, sin embargo, serían
los etruscos (provenientes de la región
de frigia en Asia menor), quienes
habrían de ser los más poderosos.
• Los etruscos luchan por la unificación de
la península. Aliados a los cartagineses
habrían detener la expansión griega en
el sur, pero su poderío no logró detener
la invasión por parte de los galos,
quienes en el siglo VI a. de C. invaden la
región del Po.
De las siete colinas a la monarquía.
• Según la historia , los orígenes de Roma se
remontan al año 753 a. de C. con el fin de
proteger al Tíber de la amenaza Etrusca, 7 aldeas
latinas de la región del Lacio formaron una
federación, el septimontium. Pero su valor
estratégico y comercial atrajo a los etruscos, que
impusieron
su dominio sobre las aldeas y
fundaron la ciudad de roma.
• La ciudad fue amurallada, se planificaron su
calles y sanearon los valles pantanosos que
rodeaban mediante canales de desagüe, unieron
la ribera del Tíber con un puente hasta que, se
transforma en una verdadera ciudad.
Buscando un origen heroico.
• Los romanos popularizaron, a través de Tito Livio,
una leyenda que cuenta que al nieto de eneas,
príncipe pagano, le fue usurpado el poder y sus
descendientes, los gemelos Rómulo y Remo,
fueron abandonados a orilla del Tiber.
• Al enterarse de su origen, los gemelos depusieron
al usurpador y obtuvieron permiso para fundar
una ciudad en el lugar en que la loba los había
encontrado y amamantó. Rómulo, elegido por los
dioses, enfrentó a su hermano y le dio muerte,
quedando sólo al frente de la ciudad.
Organización sociopolítica
• De acuerdo a la tradición, Rómulo inició el
periodo monárquico que se extendió desde el
año 753 al 510 a.C.
• En los inicios, roma fue gobernada por una
sucesión de reyes de origen latino y sabino y
que, desde el siglo VI a.C. Roma quedó
definitivamente bajo el domino de una
monarquía etrusca, consolidando la hegemonía
de este pueblo.
Organización política bajo el
régimen monárquico
• Durante la etapa monárquica, desde la
fundación hasta el 509 a. de C. Roma
estuvo gobernada por siete reyes:
Rómulo, Numa Pompilio, Tulio hostilio,
Anco Marci, Tarquino el Antiguo, Servio
Tulio y Tarquino el Soberbio, los tres
últimos de origen etrusco.
• La organización de los primeros tiempos se
basaba en la Constitución Serviana, atribuida a
Servio Tulio. El rey era elegido vitaliciamente;
tenía el mando militar, judicial y religioso de la
ciudad.
• Asesorando al rey se encontraba el Senado,
integrado por 300 miembros elegidos entre los
jefes de las gens o familias más antiguas, que
actuaba como consejo permanente y sancionaba
los acuerdos de la asamblea curiata, integrada
sólo por patricios.
• La Asamblea Curiata: Se encargaba de la
elección del rey y la votación de las
leyes.
• El pueblo estaba distribuido en cuatro
tribus locales organizadas militarmente
por centurias y obligadas a servir en el
ejército en proporción a su fortuna.
• Este último punto
llamados
comicios
asambleas populares.
originará a
centuriados
los
o
La sociedad romana
• Estaba dividida en clases con categorías
desiguales en derechos y obligaciones.
• Los patricios: descendían de los fundadores, eran
poderosos, ricos y los únicos que poseían la
ciudadanía romana.
• Intervenían en la elección de los magistrados,
desempeñaban
los
cargos
de
gobierno,
integraban el ejército y monopolizaban los cargos
religiosos. Eran también propietarios de la tierra.
• Los Plebeyos: provenientes de poblaciones
vecinas, constituían la clase inferior y, a pesar
de ser hombres libres, carecían de todo
derecho.
• Cultivaban la tierra, desempeñaban algún oficio
y ejercían el comercio y la industria.
• Muchos plebeyos se ponían bajo la protección
de un patricio al que reconocían como su
patrón y le rendían obediencia y servicio. Eran
los llamados Clientes.
• Los Esclavos: surgirán de una economía
exigente que más adelante, y con mucho
fuerza se requerirán como mano de obra y
que serán aportados por las rutas
comerciales y los contactos con otras
naciones.
• Esclavos: este grupo estará al margen de la
sociedad. Eran considerados como objetos
que se podían comprar y vender, ceder o
legar en testamento.
Roma republicana
• En el año 509 a. C se funda la Liberta res
publica, es decir, una forma de gobierno en la
que los asuntos públicos eran determinados
por la voluntad del pueblo según el derecho.
• La idea de pueblo en los inicios de la república
romana se reducía al grupo de los patricios,
quienes lograron concentrar en su manos
todas las magistraturas políticas y los cargos
religiosos, además de su prestigio social y
poder político.
• Los cinco siglos de vida republicana
estuvieron marcados, en lo interno, por la
lucha de los plebeyos para alcanzar la
igualdad, y en lo externo, por la
permanente necesidad de defenderse de
los ataques de pueblos vecinos que
aspiraban al dominio de Roma.
• La república romana no fue democrática sino
oligárquica. Sólo los patricios tenían acceso al
poder, originándose así graves conflictos que los
enfrentaban con los plebeyos.
• La inquietud reinante desencadenó un
movimiento plebeyo que pedía una serie de
reivindicaciones sociales y económicas como
son:
• mayor flexibilidad en el régimen de deudas y
una solución al problema agrario.
• En lo jurídico: pedían la redacción de un código
común a todos y la autorización de los
matrimonios mixtos (patricios y plebeyos).
• En lo político: el acceso al consulado y a las
magistraturas, la entrada al senado y el reconocimiento
legal de los plebiscitos (decisiones de la plebe).
• En lo religioso: el acceso a los cargos sacerdotales.
• Para conseguir esta reformas, los plebeyos, recurrieron a
la huelga militar (ya que la mayoría pertenecía al
ejército) amenazando con la deserción colectiva .
• Los patricios dependían de estos para defenderse de las
amenazas externas, por lo que después de dos siglos de
negociaciones y lucha, los plebeyos obtuvieron la
anhelada igualdad de derechos (y a fines del siglo IV
consolidarla al obtener un cónsul).
Organización política de la República
• La instituciones romanas se dividían en
magistraturas, senado y asambleas populares.
• Magistraturas: eran cargos electivos, temporales
(1 año aprox.) y colegiados (2 o más personas),
creadas para satisfacer
las necesidades del
gobierno y administración del pueblo romano.
• Estas magistraturas a su vez se dividía en
distintos cargos para mejor la administración
territorial y demográfica.
• Cónsul: ejercían la presidencia de la república y,
en tiempos de guerra, mandaban el ejército.
• Pretores: encargados de administrar justicia. A
partir del año 327 a.C. la Pretoria dejó de ser
privativa de los patricios.
• Censores: vigilaban la moral pública y realizaban
los censos de población.
• Ediles: especie de alguaciles mayores encargados
del mantenimiento del orden, inspección y
conservación de los monumentos, mercados y
celebraciones.
• Cuestores: asistían a los cónsules y pretores en la
administración de las finanzas. Encargados de la
hacienda pública.
• Pontífice máximo: máxima autoridad religiosa. Jefe de la
iglesia oficial.
• Dictador: en momentos de calamidad pública se
nombraba por el senado un magistrado extraordinario, el
dictador,
que
acumulaba
todos
los
poderes
administrativos y militares y , cuyo mandato no podía
exceder de 6 meses.
• Tribuno de la plebe: creada por los plebeyos en
oposición al poder de los patricios. Su función era
representar y defender a su clase. Tenían derecho a
veto.
Senado
• La institución más importante.
• El senado republicano fue la evolución
del antiguo consejo de anciano.
• Era una corporación política integrada
originalmente por los jefes de las
familias distinguidas, pater, a quienes se
unieron más tarde, los representantes
de los plebeyos, con el nombre de
conscripti.
• Era condición necesaria para ser senador el
haber desempeñado algún cargo en la
magistratura y tener, por lo menos, treinta
años. Las reuniones del Senado se
realizaban a puerta abierta; el pueblo podía
seguir desde fuera su desarrollo.
• Eran tareas del senado: la determinación de
los actos de culto, la administración
financiera, la inspección de los magistrados,
las relaciones internacionales, el adoptar las
disposiciones necesarias en caso de guerra y
administrar las provincias.
Asambleas populares
• También llamadas comicios: estuvieron en
un comienzo formados sólo por patricios,.
Votaban las leyes y elegían a los cónsules y
a los demás magistrados.
• Existían los
comicios por curia,
compuestos sólo por patricios, y los
comicios por centuria, en los que
participaban tanto patricios como plebeyos,
pero con predominio de los primeros.
• La condición de desigualdad de derechos, será motivo
con el tiempo la creación de los comicios tributos que
permitieron a los plebeyos intervenir más directamente
en la cosa pública.
• Con estos cambios se cerró la primera etapa de las
luchas sociales y políticas entre patricios y plebeyos,
que llegaron a acuerdo sin derramamiento de sangre,
no obstante, la desigualdad económica continuó y en
la práctica el poder político siguió en manos patricias.
• Surge también una nueva clase social: los proletarios.
Las guerras externas
Roma y la conquista de Italia
1) Territorio de Roma al finalizar el
dominio etrusco;
2) Expansión romana a fines del
siglo IV;
3) Territorio dominado por Roma
después de las guerras Samnitas;
4) Ocupación de la Magna Grecia;
5) Límites del Imperio etrusco en su
época de mayor apogeo;
6) Tendencia unificadora ejercida
por Roma.
• La constitución del Estado romano y su
expansión en Italia antes de proceder a la
conquista del Mediterráneo, es uno de los
hechos político-militares más interesantes
de la Historia.
• Para comprenderlo, es preciso recordar que
en el siglo VI los etruscos habían intentado
ya la unificación de la península,
constituyendo un Imperio cuyos límites
(signo 5) englobaban gran parte de la
llanura del Po, hasta Adria, en su
desembocadura, más Etruria, Roma y la
Campania.
• Este imperio fue el que dio coherencia a unos poblados establecidos
a orillas del Tíber, constituyendo con ellos la ciudad de Roma. Al
derrumbarse el poder etrusco, el territorio romano comprendía el
bajo Tíber, según se determina con el signo 1.
• Durante el siglo V, Roma luchó desesperadamente por su existencia
contra los pueblos vecinos o invasores, como los volscos, aequos,
etruscos y galos. Habiendo salido victorioso de la dura prueba, a
fines del siglo IV el poder de Roma abarcaba la Etruria meridional
más la Campania, con las ciudades de Cumas y Nápoles (signo
2).
• Desde este momento, la política expansiva de la República tendió a
unificar la península, según indican las flechas (signo 6). Después
de las guerras Samnitas, en las que participaron también galos y
etruscos, el territorio de Roma se extendió, por el Norte, hasta el río
Arno y el Rubicón, y, por el Sur, hasta Italia meridional (signo 3).
• Por último, la Magna Grecia, con las ricas
ciudades de Brindisi, Tarento, Heraclea,
Thurioi, Crotona y Rhegio, también cayó en
poder de las legiones romanas (signo 4).
• La cuestión de la Italia peninsular, enfrentó a
Roma con Cartago por la posesión de Sicilia,
preparando el inmediato estallido de las
guerras púnicas.
Guerras Púnicas
Signos:
• A. 1) Territorios del
Imperio cartaginés; 2)
Imperio etrusco; 3)
Líneas
comerciales
púnicas.
• B. 1) Expansión del
Imperio cartaginés; 2)
Expansión romana en
Italia; 3) Límites entre
Roma
y
Cartago
después de la primera
guerra
púnica;
4)
Campañas de Aníbal;
5)
Contraofensiva
romana; 6) Batallas.
Signos: 1) Expansión del Imperio a la muerte de César y zona de
influencia romana en Armenia y costas del Mar Negro; 2) Expansión
territorial desde Augusto a Nerón y en época de Trajano; 3) Intento
de penetración romana en Germania en tiempo de Augusto; 4) Límites
del Imperio; 5) Límites de las provincias - Los signos - ó + que
anteceden a las cifras indican si éstas corresponden a años
anteriores o posteriores al comienzo de nuestra Era.
• El Mediterráneo Occidental se convirtió muy pronto en teatro de
enconadas apetencias económicas y políticas. La expansión de
Cartago fue predominante después de oponerse victoriosamente a
la colonización griega. De este modo se alcanzó un equilibrio
relativo entre Cartago y el Imperio etrusco (siglo VI. de J.C.),
hecho que se refleja en la parte superior del mapa. Cartago
domina en África Menor, las islas del Mediterráneo y sur de
España (signo 1 y 3), y los etruscos detentan la hegemonía en
Italia (signo 2).
• Esta situación cambió más tarde. A comienzos del siglo III antes
de Jesucristo, se enfrentaban en el Mediterráneo occidental dos
grandes potencias: Roma y Cartago (parte inferior del mapa y
signos correspondientes). Aquella había terminado la unificación
de Italia peninsular (signo2). Ésta poseía extensos dominios en las
zonas litorales de África y el remoto Occidente, así como bases
muy firmes en Sicilia, Cerdeña, Córcega y las Baleares (signo 1).
Los intereses de ambas Repúblicas eran contrapuestos, por lo que
su rivalidad desató la guerra.
• En la primera guerra púnica, el teatro de operaciones se situó en
Sicilia, que fue muy disputada por ambos ejércitos. A pesar de la
resistencia cartaginesa en Panormo y Lilibaeum, las derrotas
sufridas por sus escuadras en Mylae y las islas Egates (consúltense
las fechas en el mapa), obligaron a Cartago a pedir la paz, por la que
en 241, abandonó Sicilia a Roma. pocos años después, ésta se
apoderaba de Cerdeña y Córcega, llevando sus límites hasta la línea
de trazos del signo 3.
• La familia Bárcida preparó el desquite de su patria; extendió el
dominio cartaginés en España, que hizo base de su política. Aníbal
llevó a término los proyectos de su padre Amílcar, emprendiendo la
famosa expedición contra Italia (segunda guerra púnica), que se
señala con el signo 4 (batallas con el 6; fechas en cifras). A pesar de
sus sorprendentes éxitos, no pudo lograr la caída de Roma. Por el
contrario, los Escipiones, en una contraofensiva de gran estilo,
llevaron sus armas a España. Uno de ellos, Escipión el Africano,
con sus brillantes campañas (signo 5) consiguió expulsar de España a
los cartagineses y derrotar a Aníbal en Naraggara (Zama), en África
(201). De este modo triunfaron los romanos.
Signos: 1) Límites del Imperio en época de Diocleciano; 2) Límites de las Prefecturas; 3) Límites de las
Diócesis; 4) Límites de las provincias.
Ante la creciente tarea que gravitaba sobre los emperadores, Diocleciano instituyó un nuevo régimen político y
administrativo: la Tetrarquía. El signo 1 expresa los límites del Imperio en tal época; el 2, los límites de las
prefecturas; el 3, los de las diócesis, y el 4, los de las provincias.
Descargar

Roma