Experimentación
pedagógica
Un experimento: “Objetos que flotan y objetos que se
hunden
Competencias:
 Elabora inferencias y predicciones a partir
de lo que sabe y supone del medio
natural, y de lo que hace conocerlo.
 Formula
explicaciones acerca de los
fenómenos naturales que puede observar,
y de las características de los seres vivos
y de los elementos del medio.
Experimento
Corcho, piedra, piedra pomex, esponja,
algodón, papel aluminio, lámina de
aluminio, taparoscas, hojas de papel,
bolsa de plástico, pluma de ave, plumón
de acuarela…
Bandeja con agua.
Materiales
De los siguientes objetos (a la vista)


¿Qué objetos creen que flotarán?
¿Qué objetos creen que se hundirán?
¿Por qué algunos objetos flotan en el agua y
otros se hunden?
Elaborar hipótesis como equipo y registrarlas.
¿Qué hacer?...
•
¿Cuáles objetos flotan? ¿Cuáles se
hunden?
•
Intentar que los objetos que floten se
hundan y los que se hundan floten.
•
¿Cómo hacer que todos los objetos floten?
Experimentar
Consultar información relevante sobre el
fenómeno que se analiza.
 Identificar la relación con las hipótesis
elaboradas.

Enciclopedias; revistas de divulgación
científica.
Consulta información
científica sobre flotación
Los cuerpos cuya densidad relativa es menor que la unidad, flotan en el
agua. Esto nos lleva al importante concepto llamado flotación, que trata
sobre el principio fundamental de Arquímedes. Cuando un cuerpo se
sumerge total o parcialmente en un fluido, una cierta porción del fluido es
desplazado. Teniendo en cuenta la presión que el fluido ejerce sobre el
cuerpo, se infiere que el efecto neto de las fuerzas de presión es una
fuerza resultante apuntando verticalmente hacia arriba, la cual tiende, en
forma parcial, a neutralizar a la fuerza de gravedad, también vertical,
pero apuntando hacia abajo. La fuerza ascendente se llama fuerza de
empuje o fuerza de flotación y puede demostrarse que su magnitud es
exactamente igual al peso del fluido desplazado. Por tanto, si el peso de
un cuerpo es menor que el del fluido que desplaza al sumergirse, el
cuerpo debe flotar en el fluido y hundirse si es más pesado que el mismo
volumen del líquido donde está sumergido. El principio de Arquímedes es
un enunciado de esta conclusión, del todo comprobada, que dice que todo
cuerpo total o parcialmente sumergido en un fluido, está sometido a una
fuerza igual al peso del fluido desalojado.
Consulta información
científica sobre flotación
¿Por qué las barcas flotan en el agua?
Una barca puede flotar en el agua aunque sea de metal. Esto se
debe a que la barca desplaza cierta cantidad de agua. Ésta, a su
vez, empuja a la barca hacia arriba, sosteniéndola y haciéndola
flotar.
El sostén que la barca recibe del agua se denomina empuje de
flotación, y equivale al peso del agua desplazado por la
embarcación.
Evidentemente, cuanto mayor sea la cantidad de agua desalojada
por la barca, tanto mayor será el empuje que reciba.
Si el empuje es igual o mayor al peso de la embarcación, ésta
flotará.
Por tanto, para flotar, la barca deberá desplazar gran cantidad de
agua: de aquí que sean construidas tan anchas y huecas. Si
fuesen estrechas, con objeto de ser más pequeñas a pesar de
tener el mismo peso, desplazarían poca agua y, por tanto, se
hundirían al no recibir el empuje necesario.
El principio de Arquímides define esta fuerza.
Consulta información
científica sobre flotación
¿A qué actividades intelectuales les
obligó cada pregunta? ¿Qué hicieron
durante el experimento?
2. ¿Qué otras preguntas surgieron?
3. ¿Qué competencias y saberes se
“movilizan” en los niños cuando
participan en una actividad de este tipo?
1.
Lo didáctico
Lectura: Vega, Silvia. “La flotación”.
Tomado de SEP, Conocimiento del medio
natural y social II, Programa y materiales
de apoyo para el estudio, Licenciatura en
Educación Preescolar.
 SEP. Programa de Educación Preescolar
2004. Campo formativo Exploración y
Conocimiento del Mundo.
 Otros materiales de apoyo, producidos por
la Reforma.

Lo didáctico
¿Qué queremos decir con ciencia en los primeros años?
La ciencia puede contribuir de muchas maneras al currículum de los primeros años.
Algunas metas de la ciencia para los niños pequeños son:
Construir y favorecer ideas e intereses en los niños.
Incrementar la comprensión de los niños sobre su medio ambiente físico y biológico
o identificar su lugar en él.
Promover la conciencia del papel que tiene la ciencia en la vida cotidiana.
Ayudar a los niños en sus interacciones con el mundo; por ejemplo, en relación con
la salud y la seguridad, hacer que las cosas funcionen o cuidar a los seres vivos.
Estimular un pensamiento crítico, el respeto a las evidencias y el interés por el
medio ambiente.
Desarrollar actitudes y acercamientos positivos para aprender, y apoyar a los
alumnos para que aprendan a aprender.
Proveer una base para un aprendizaje futuro de las ciencias.
Estos objetivos reflejan principios importantes en la práctica de los primeros años,
construyen sobre las habilidades de los pequeños, desarrollan actitudes y
aproximaciones positivas hacia el aprendizaje y proveen una educación benéfica y
relevante para los niños en su vida presente.
Curso de Formación y Actualización Profesional para el personal Docente. Volumen
II. Páginas 31-32
Lo didáctico
Actitudes en la ciencia
Las actitudes y las cualidades personales juegan un papel vitan en el
aprendizaje. Comenzar bien depende de promover actitudes positivas y
de confianza hacia la ciencia y de promover actitudes científicas tales
como curiosidad, flexibilidad, respeto por la evidencia, reflexión crítica,
sensibilidad por el ambiente vivo y no vivo. La curiosidad es un elemento
clave para aprender. Es vital que las preguntas de los niños se tomen
seriamente y que ellos sientan motivación para realizar preguntas al
observar que los adultos adoptan una actitud de investigación hacia el
mundo que les rodea. Es muy importante para aprender ciencia estar
preparados para cambiar ideas y aproximaciones, observar críticamente
la evidencia y aprender de los errores. Muchas experiencias de la ciencia
proporcionan oportunidades a los niños para aprender respecto a las
cosas vivas y no vivas y a considerar los efectos de sus acciones sobre el
medio ambiente. La ciencia también provee oportunidades valiosas para
desarrollar actitudes y cualidades personales orientadas a aprender a lo
largo del currículum, tales como cooperación, perseverancia y voluntad
para realizar preguntas.
Curso de Formación… Página 53.
Lo didáctico
Construir sobre las ideas de los niños…
Para conocer las ideas de los niños es importante
explorar a través de la discusión, las preguntas,
la observación de sus dibujos y de sus acciones,
así como alentarlos a hacer esas ideas
explícitas…
Después
se
pueden
planear
actividades para ampliar y desafiar las ideas de
los niños e impulsarlos a reflexionar sobre lo
que aprendieron…
Curso de Formación… Página 61.
Lo didáctico
Desarrollo de habilidades y procesos…
Es necesaria una gama de actividades para asegurar el desarrollo de las
habilidades y los procesos en toda su amplitud. El desarrollo de
habilidades y procesos de los niños se puede impulsar de varias formas:
Registrando y valorando las preguntas de los niños –antes, durante y
después de las actividades. A menudo las preguntas de los niños emergen
mientras están ocupados en alguna actividad.
Planear investigaciones con los niños -¿cómo podemos averiguar?
¿Pueden pensar en otra manera de hacer esto? ¿Qué debemos usar?
Alentando los pronósticos y las explicaciones de los niños -¿Qué crees
que pasará? ¿Qué pasaría si cambiamos…? ¿Por qué crees que está
pasando esto…?
Dedicar tiempo a hablar sobre los hallazgos -¿Qué notaste? ¿Era eso lo
que esperabas? ¿Puedes ver una secuencia que se repite?
Utilizar diferentes formas de registrar las actividades según se requiera –
dibujos, carteles, fotografías, realizar libros, etcétera-, e involucrar a los
niños en la toma de decisiones acerca de la forma y del contenido de los
registros.
Curso de Formación… Páginas 61-62.
Lo didáctico
La ciencia de los niños
… Hoy al niño le faltan no tanto las informaciones y las nociones (la
televisión le hace llegar muchísimas y a través de la fascinación de las
imágenes y de las secuencias) sino las experiencias. A este niño sin
experiencias la escuela, a partir de los tres años, empieza a explicarle
nociones complejas, porque son abstractas, lejanas, fuera del alcance de
sus manos y que lo obligan a actividades repetitivas y estúpidas. Son las
nociones, de las diversas disciplinas, que le serán propuestas de nuevo en
la escuela elemental (la primaria), después en la escuela media (la
secundaria), después en la superior (el bachillerato) y, si continúa,
algunas las encontrará de nuevo en la universidad. En todas las ocasiones
tendrá la clara sensación de que aquellas nociones las conoce ya, y sólo
más tarde se dará cuenta (pero no siempre y no todos) de que no las
domina en absoluto. Por seguir en el campo de las ciencias naturales le
parecerá que los reinos de la naturaleza, las clases zoológicas, las
especies de las plantas, la fotosíntesis clorofiliana, la ósmosis, la
evolución, etcétera son conceptos simples conocidos desde que era niño.
De mayor, si continúa estudiando, pronto se dará cuenta del grave
engaño: haber conocido como simples las cosas complejas.
Lo didáctico
A este niño la escuela, desde la escuela infantil, antes que las
nociones, debe garantizarle las experiencias, experiencias sobre
las que sucesivamente se podrán fundamentar los saberes, los
conocimientos, las habilidades. En el campo de las ciencias la
escuela deberá permitir al niño el contacto con la naturaleza y
con los objetos biológicos, hoy de hecho prohibido, impedido,
vedado por el desarrollo inhumano de la ciudad. A partir de estas
experiencias el niño aprenderá a observar-escuchar, a formular
las primeras hipótesis, a contrastarlas con las de los otros, a
arriesgarse a las primeras teorías, a reconocerlas superadas,
etcétera.
Francisco Tonucci. La reforma de la escuela infantil. Cuadernos.
Biblioteca para la actualización del maestro. Páginas 25-26.
Lo didáctico
Los niños
… también a menudo los niños piensan que no saben y que
tendrán que esperar la explicación del maestro para
empezar a conocer algo. Uno de los trabajos más delicados
e importantes será el de poner a los niños en disposición
de darse cuenta de sus competencias, de sus habilidades,
de sus conocimientos. Gran parte del trabajo hecho en sus
actividades preescolares, en casa, en los juegos, es
desconocido también por el niño porque raramente ha sido
sometido a verificación, discutido con otras personas,
valorado en su eficacia. El niño se ha hecho mayor y ha
desarrollado la mayor parte de sus potencialidades sin
darse cuenta (así como tampoco se habían dado cuenta los
adultos que lo rodeaban). El maestro tiene que ser capaz
de ayudar a cada niño a reconocerse competente.
Lo didáctico
Dar la palabra a los niños
Esto significa, en efecto, dar la palabra a los niños. No se trata de volver
a proponer banales comportamientos asamblearios, a hacer preguntas
colectivas a las que los más rápidos, los más inteligentes responden antes
que nadie levantando la mano. Se trata, más bien, de poner a cada uno
en situación de decir lo que piensa de cada cosa que se discute, en la
certeza de que cada uno piensa algo y de que vale la pena que todos lo
sepan. La palabra se convierte no tanto en un derecho cuanto en un
deber: el grupo necesita las aportaciones de todos sus miembros. El
maestro tendrá que ayudar a cada niño a reconocer que él también tiene
algo que decir y que vale la pena comunicarlo a los demás porque
contribuirá a construir un pensamiento nuevo, que no es de uno sino de
todos, colectivo, y es más rico y más significativo que el producido por el
mejor de todos ellos. Para que esto sea posible hacen falta dos
condiciones: que en la escuela se traten temas sobre los que los niños
sean competentes y con los que, para poder trabajar sobre ellos, se
puedan usar lenguajes distintos, de manera que cada uno pueda
encontrar el suyo.
De alguna manera se debe permitir que los temas del trabajo escolar
sean traídos por los alumnos, que entren a la escuela con ellos…
Francesco Tonucci. La reforma de la escuela infantil. Cuadernos. Biblioteca
para la actualización del maestro. Páginas 39-40.
Lo didáctico

Diseñar la situación didáctica para
trabajarla con niños de preescolar.
 Competencia
 Actividades
(problema, instrucciones
generales, preguntas que no pueden
faltar/preguntas para la intervención).
 Materiales (que no pueden faltar/permitan
“meterlos” en problemas)
Lo didáctico
Desarrollo de la situación
 Reconstrucción de la experiencia (qué
cambia en relación a lo que se hacía).

La puesta en práctica
y la reflexión
Descargar

Experimentación pedagógica