MUERTE Y CULTURA
Gómez Corral, M T; Villena Vergara, MC.; Ortiz Giménez M.A.;Poza vacas, B.; Soda Fernández N.
INTRODUCCIÓN:
Hoy en día en España se encuentran conviviendo varias culturas, como la
cultura gitana, árabe, china, india, africana, ecuatoriana, brasileña, etc.
La cultura impregna todos los ámbitos de la sociedad y dentro ellos: la
sanidad.
Nosotras las enfermeras nos encargamos del cuidado integral de los
pacientes y tenemos que tener en cuenta su cultura.
Enfermería, además de otros profesionales nos encargamos del cuidado
del paciente en los últimos momentos de su vida. Y siguiendo el modelo de
Leininger debemos conocer cuál es la cultura que rodea la muerte de un
paciente para ofrecer el mejor cuidado al paciente y a los familiares.
MÉTODO:
Se hace un estudio descriptivo sobre cómo se entiende
la muerte y rituales funerarios en las diferentes
culturas para proporcionar la base de futuros estudios
y planes de cuidados sobre la muerte.
Para ello realizamos una encuesta con diversas
preguntas sobre muerte y rituales y la pasamos a
diferentes personas que representan las culturas
estudiadas: ( gitana, arabe, india, china, africana y
ecuatoriana).
Guión para entrevista sobre la muerte para las diferentes culturas.
¿Qué entienden ustedes, miembros de esta comunidad por muerte?
¿Ven ustedes la muerte como una etapa más de la vida?
¿Prefieren una muerte rápida o una muerte en la que toma conciencia
de ella el individuo?
¿Dónde prefiere que se produzca la muerte en casa o en el hospital?
¿Quién suele acompañar al individuo cuando éste atraviesa sus
últimos momentos de vida?
¿Reciben los niños algún tipo de educación sobre la muerte?
¿Se deja participar a los niños en los rituales funerarios?
¿Cuándo muere un familiar que tipo de arreglos funerarios se
realizan?
¿Cómo se prepara el cadáver para el ritual funerario?
¿Se realiza un velatorio ¿ Quién acude al velatorio? ¿Cuáles son los
preparativos del velatorio?
¿Se suele llevar luto? ¿Cuánto tiempo?
OBJETIVO:
RESULTADOS
El objetivo de este póster es mostrar las diferencias que existen en las culturas con respecto a la muerte y que se
puedan hacer planes de cuidados más individualizados recogiendo estas diferencias.
LA CULTURA GITANA
El ritual funerario es de los más valorados, éste
comienza con el velatorio y hasta después del entierro es el
momento de contar alabanzas del muerto de recordad sus
mejores aspectos y olvidar lo malo del difunto, de llorar y
exhibir públicamente el dolor.
El entierro es el ritual más impresionante y espectacular
cuando se trata de un varón adulto sobretodo de un Tío.
Toda la familia se une en el dolor, los entierros son
multitudinarios. No se hace participes a los niños, se les
protege y se les cuenta muy poco sobre la muerte.
Los gitanos son muy solidarios ante la muerte, prestan ayuda
económica, si los familiares no disponen de dinero para el
entierro.
Existe la creencia de que los antepasados muertos pueden
intervenir en la vida de los descendientes, son los
protectores de la moralidad de los gitanos. Y los gitanos
defienden la memoria de sus muertos a toda costa.
A los gitanos les gusta velar a sus muertos en sus casas y no
les gusta que a sus muertos se les practique la autopsia,
además están en desacuerdo con la incineración. Creen que
cuando se incinera a un muerto no se le honra. Les gusta
recordarles en sus tumbas y llevar multitud de arreglos
florales
LA CULTURA ARABE
El musulmán demuestra perfecta resignación frente a la
muerte. Si un musulmán agoniza en su lecho, le rodean las
personas “más buenas y más hermosas” de su parentela,
que invocan a Alá por él. Antes de expirar le ponen cara a la
Meca y le repiten al oído la profesión de fe que oyó por
primera vez apenas recién nacido. Cuando ya ha muerto
quien está a su lado pronuncia la fórmula coránica “no hay
fuerza y ponencia sino en Alá de Él venimos y a Él volvemos:
Tenga misericordia de Él”.
Las mujeres de la casa y las vecinas durante al menos una
hora lanzan lamentaciones funerarias. No lloran sino que se
lamentan, con gemidos que e emiten desde el interior de la
persona.
El cadáver de un hombre es limpiado y preparado por
miembros masculinos de la familia y el cadáver de una mujer
por una mujer. El cadáver rociado de alcanfor y de perfumes
es envuelto en sudarios de número impar tres o cinco y
colocado sin caja en el féretro. Los miembros masculinos
son los que asisten al entierro.
Se entierran en el suelo no existen panteones.
No hay incineraciones no lo permite la ley ni la religión.
Los niños no participan en el ritual funerario y no se les
prepara para este momento.
Solo llevan luto las mujeres que enviudan y el color del luto
es el blanco
LA CULTURA ECUATORIANA
La muerte es el final de la existencia en la tierra. La mayoría de los individuos de esta cultura
prefieren morir en casa y ser enterrados en su país de origen.
No hacen participes a los niños en los ritos funerarios ya que si éstos asistieran les daría “mal
viento” es decir que si un niño acude a un funeral enseguida enfermaría (fiebre, vómitos) y se les
explica si es un familiar muy cercano que se ha marchado al cielo y que se ha convertido en una
estrella.
Con respecto al ritual funerario se le llevan flores al difunto el día del entierro y después no se le
llevan más hasta el dos de noviembre para ellos día de todos los Santos.
Cuando se prepara un cadáver para el rito funerario se le ponen sus mejores galas o el hábito de
la religión que él ha seguido. Al difunto nunca se le ponen zapatos porque se piensa que
regresaría a casa y no dejaría en paz a los que viven allí.
Cuando alguien se está muriendo acude el cura y se le pone los “santos oleos” y cuando muere
pasados los tres dias de velartorio, el cura le da una misa y después lo llevan a enterar. El la
tumba el cura le dara la bedicion y se cantaran canciones tristes típicas de los enterramientos.
Se vuelve a celebrar el rito funerario el dos de noviembre, van a visitar al difunto al cementerio y
le llevan flores, le arreglan la tumba y cuando regresan a casa preparan alimentos típicos que no
contienen carne ya que este día se asemeja a la carne del muerto.
Normalmente los miembros de esta comunidad son enterrados, las incineraciones son para
personas con mucho dinero y prestigio.
BIBLIOGRAFÍA:
CALLE RAMIRO, A. Diccionario de orientalismo. ( 1992). Editorial EDAF. Madrid.
DIAZ, Carlos. Manual de Historia de las religiones. (1997). Editorial Descleé de Brouwer S. A. Bilbao.
KOSS, Uriel. Las religiones. (1990). Ediciones Perea. Ciudad Real.
PERICOT, Luis et col. Las grandes religiones. Milan. Italia editorial Plaza Janés S.A. Volumen 4.
Tomos 7 y 8.
SOULIES, Jean Pierre. Morir con dignidad. (1995). Editorial Temas de Hoy S.A. Madrid
LA CULTURA INDIA
En la india hay múltiples religiones.
En la india Védica los cadáveres son incinerados en la pira
funeraria. Según el ritual, el difunto que debía haber muerto en
tierra, cubierto de arena o de estiércol de vaca es lavado, unido y
revestido con telas nuevas. Se le han de cortar las uñas, el
cabello y la barba y atarle juntos los pulgares. Luego cubierto de
guirnaldas, es trasladado a la pira en una carreta arrastrada por
dos caballos negros o llevados a hombros. Precedido del fuego
para el sacrificio, el cortejo es seguido por los parientes del
difunto que se dejan sueltos los cabellos y por el animal que será
también sacrificado (una cabra o una vaca de piel oscura o rojiza).
Al cadáver se le ata un ramo de azufaifo con el fin de borrar toda
huella y así el difunto no pueda volver como fantasma a
atormentar a los vivos.
Después se pone el cadáver en la pira funeraria y se invita a la
viuda a ponerse en pie y reunirse con el cuñado.
LA CULTURA CHINA
Para los budistas chinos, el proceso de morir es un proceso
gradual en el que la conciencia se separa del cuerpo. La muerte
ocurre cuando el cuerpo pierde su conocimiento y temperatura
completamente.
La muerte es considerada como una puerta a través de la cual la
conciencia parte de una vida y empieza una nueva vida.
La creencia china popular describe la muerte como sigue: cuando
llega el momento de la muerte, el alma es llevada a través del
desesperado puente que se extiende sobre el límite de la vida y la
muerte en el infierno. Allí se le juzgara a uno según su karma y se
le sentenciara al renacimiento en uno de los seis reinos. Antes del
renacimiento se le da sopa de Po para beber y por eso se borra la
memoria de la vida pasada.
El cuerpo del fallecido no debe perturbarse durante por lo menos
ocho horas adicionales a la muerte preferiblemente hasta que el
cuerpo este frío. Durante este proceso agonizante el
acompañamiento con cánticos debe continuar.
Cuando fallece en un hospital se intenta que el cuerpo
permanezca intacto durante ocho horas adicionales.
Cuando el cuerpo esta frió entonces se puede preparar para el
ritual funerario.
En casa para anunciar una muerte en la familia se escribe en un
pedazo de papel blanco y se pone por fuera de la entrada
principal. Dentro de la casa se instala un altar temporal con la
fotografía del difunto y una flor de loto en su control. Aquí se
mostraran los respetos de los visitantes hacia la persona fallecida
durante los próximos cuarenta y nueve días.
Se incineran y los restos incinerados se recogen en un recipiente
y se entierran o guardan en una pagoda para cenizas que se
encuentra por cementerios o monasterios.
CONCLUSIONES:
Enfermería de salud mental se basa en la teoría de Leininger para
demostrar que es fundamental conocer bien la cultura para poder
hacer un buen plan de cuidados y creemos que se debe empezar
antes de hacer estos planes por conocer bien al individuo al que le
realizamos el plan y a sus allegados. Un ser humano bajo nuestro
punto de vista es inseparable de su cultura y por lo tanto el
cuidado tiene que ser integral
Descargar

póster - WordPress.com