I
Antecedentes Preliminares
1.Etica y moral desde la etimología
La palabra ética proviene del griego êthos y significaba,
primitivamente, estancia, lugar donde se habita.
Posteriormente Aristóteles afinó este sentido y a partir de
él, significó: manera de ser, carácter. Así, la ética era
como una especie de segunda casa o naturaleza; una
segunda naturaleza adquirida, no heredada como lo es la
naturaleza biológica. De esta concepción se desprende
que una persona puede moldear, forjar o construir su
modo de ser o êthos.[1]
[1] Complementando esta afirmación podemos citar a Aristóteles: lo importante no es
el saber universal acerca del bien, sino que el juicio de la acción, que lleva a la
elección, y está el mismo vinculado afectivamente acierte con lo recto. En, La
Perspectiva de la Moral, Martin Rhonheimer, Rialp, Madrid, 200, pp. 224.
¿Como se adquiere o moldea este
êthos, esta manera de ser?
• El hombre la construye mediante la creación de
hábitos, unos hábitos que se alcanzan por repetición
de actos. El êthos o carácter de una persona estaría
configurado por un conjunto de hábitos.
• Por su parte, la palabra moral traduce la expresión
latina moralis, que derivaba de mos (en plural
mores) y significaba costumbre.
• Las costumbres también se alcanzan a partir de una
repetición de actos.
Hoy se reconoce que
tienen
significados
divergentes.
1.1 Una Aproximación a los
conceptos
• Moral y ética como reflexión sobre las
normas o códigos ya existentes.
• La moral es un conjunto de juicios
relativos al bien y al mal, destinados a
dirigir la conducta, para vivir una vida
humana, es decir, una vida con libertad y
responsabilidad.
• La ética, por otro lado, es una
reflexión sobre la moral.
• Se pregunta por qué consideramos
válidos unos y no otros
comportamientos.
• Compara las pautas morales que
tienen diferentes personas o
sociedades buscando su
fundamento y legitimación.
• Investiga lo que es específico del
comportamiento moral.
• Enuncia
principios
generales
o
universales inspiradores de toda
conducta.
• Crea teorías que establezcan y
justifiquen aquello por el que merece la
pena vivir.
• La moral da pautas para la vida
cotidiana, la ética es un estudio o
reflexión sobre qué origina y justifica
estas pautas.
• Aranguren,
reconociendo
la
vinculación entre teoría y práctica,
llama a la ética moral pensada y a la
moral, moral vivida.
1.2
Del concepto a la formulación
teológica
• Teología moral; parte de la Teología que
profundiza
en
el
mensaje
ético,
desprendido este de las enseñanzas de
Cristo.
• Nos indica, cómo debemos vivir para
reconocernos cristianos.
• No siempre hacemos lo que debemos hacer. Es
decir, pecamos (Rm 7, 18-19).
• El pecador que sabe que lo es, puede
experimentar el amor de Dios y pasar a la
conversión. En cambio, el pecador que
ignora su realidad, no siente necesidad de
convertirse.
• Sin conciencia de pecado no hay ni
conciencia de ser amado por Dios, ni
necesidad de conversión.
• Desde el siglo XVIII, la Teología moral giró en
torno al pecado.
• En la Edad Media y Antigua enlazando con el
judaísmo y con otras religiones, se resaltó una
espiritualidad que buscaba motivar el
comportamiento humano con el miedo al
infierno.
2. La Sagrada escritura
2.1 Antiguo testamento
•Pecado: “hatta’t”(desviarse, separarse
de
la norma), “pesha’c”(rebelarse o sublevarse
y “awon”(equivocarse culpablemente (Ex
28,43).
•Pecados más específicos, como “nebalah”
(infamia), “n’balah (crimen e impiedad),
“ma’al” (acción mala, perfidia).
La actitud divina ante
el pecado que nos
muestra el Antiguo
Testamento,
oscila
entre el castigo y el
perdón, según la
actitud del hombre
una vez cometido el
pecado.
• Once primeros capítulos del Génesis: la
actitud de Dios frente a la conducta del
hombre.
• Abraham: “resto bueno y fiel” en la
humanidad, con el cual Dios va a hacer
una alianza.
• Dios, exige expiación y penitencia por los
pecados cometidos.
Los pecados tienen una connotación
religiosa, pues quien hace daño al
prójimo está haciendo daño a Dios.
Pero, Yahvéh está siempre dispuesto al
perdón, pero pone como condición que
exista un sincero arrepentimiento.
2.2 Nuevo testamento
Pecado: “amartía”, que traduce el
hebreo “hatta’t” con la significación
de
desviarse;
“anomía”,
que
significa “iniquidad” y también se
menciona “adikía” (injusticia) y
“asébeta” (impiedad).
• Pecados: cometer actos malos, los de
omisión, pecado de escándalo.
• Es continua la invitación a la conversión y a
la penitencia (Mc 1,14-15).
• San Juan: todos somos pecadores y la
misión de Jesús es quitar el pecado del
mundo.
• Para Juan, el
hombre comete el
pecado a instancias
del diablo y su
origen está en las
tres
concupiscencias (1
Jn 2, 16-17).
• Concilio Vaticano II
(Teología Moral;
método
“casuístico".
• Siglo XVIII; acentuó
la búsqueda de
principios y normas
siempre claros y
universales.
• Mediados del siglo XIX;
enriquecimiento evangélicoespiritual de la reflexión moral.
• Mitad del siglo XX; Concilio
Vaticano II.
.
3.1 Método de Teología Moral
• Petición conciliar:
“Aplíquese
un
cuidado
especial
en
perfeccionar la teología moral, cuya
exposición científica, más nutrida de la
doctrina de la Sagrada Escritura, explique la
grandeza de la vocación de los fieles en
Cristo, y la obligación que tienen de producir
su fruto para la vida del mundo en la
caridad” (OT 16).
• Enfoque positivo a la Teología Moral;
explicar la grandeza de la vocación de
los fieles en Cristo.
• La vida moral:
respuesta a la
redención.
consiste en una
llamada de Dios;
Descargar

Apunte 1 Cuestiones Introductorias