La evolución del papel de la
mascota en nuestra sociedad
y apunte de futuras
tendencias
Lluís Flaquer
1
Cambio del papel de los animales de
compañía dentro del hogar
• En los últimos decenios se ha registrado una
importante evolución del papel de los animales de
compañía en el entorno del hogar que ha pasado de
ser ‘instrumental’ (herramienta para conseguir algo)
en las sociedades tradicionales a ‘expresivo’ (valor
en sí) en las sociedades modernas avanzadas.
• Así, los perros que antaño eran colaboradores
esenciales del hombre en una actividad con un
notable impacto productivo como la caza adquieren
una función sustitutiva del cariño y del afecto dentro
del hogar.
2
Presencia de los animales de compañía en
las familias
• El descenso de la fecundidad y la tendencia a la
formación de hogares de tamaño más reducido en
todo el mundo occidental favorece la presencia de
mascotas en su seno al venir a llenar el lugar que
antaño era ocupado por hijos y otros parientes.
• En Estados Unidos más de la mitad de los hogares
tienen algún animal de compañía, mientras que tan
sólo un tercio tienen hijos viviendo en ellos.
Igualmente, en este país se gasta mucho más en la
alimentación de los animales de compañía que en la
de los bebés.
3
El perro, un miembro más de la familia
• Para muchas personas tener un perro no es un
simple entretenimiento. En nueve de cada diez
hogares es considerado como un miembro más de la
familia.
• Los americanos gastan mil millones de dólares en
regalos para sus mascotas. El 63% de los
propietarios de perros les hacen regalos en Navidad
y el 36% el día de su aniversario.
• En el 20% de los hogares con animales, cuando
salen sus propietarios dejan la TV o la radio
encendidas para que no se sientan solos.
• En un tercio de los hogares se llevan el perro cuando
se marchan de vacaciones.
4
Protagonismo de las mascotas en los
hogares americanos
•
•
•
•
•
Una encuesta realizada por la American Animal Hospital Association
(AAHA) en Estados Unidos y Canadá reveló que al ser preguntados los
entrevistados: “¿Quién le escucha mejor a Vd?”, el 45% prefirió
responder que su animal de compañía frente al 30% que respondió su
cónyuge o pareja.
El 94% de los entrevistados creen que su mascota tiene rasgos de
personalidad cuasi humanos como ser emotiva o sensible,
extravertida, inquisitiva u obstinada.
Casi el 70% de los propietarios de mascotas confiesan que las miman
cuando su cónyuge o pareja no está.
Al ser preguntados qué compañero escogerían si sólo pudieran
llevarse uno a una isla desierta, la mitad responden que preferirían a
su perro o gato a una persona.
El 93% estarían dispuestos a arriesgar su vida para salvar a su
mascota, mientras que el 64% esperarían que si se encontraran en
apuros su mascota viniera en su ayuda.
5
Las mascotas a lo largo del ciclo de vida
• La relación con los animales de compañía, y en especial con los
perros, se expande y contrae a medida que se avanza a lo largo
de las fases del ciclo de vida.
• El 53% de los que en estos momentos no tienen un animal de
compañía desearían tener uno más adelante, en particular un
perro.
• El 89% de los que tienen una mascota y el 83% de los que no la
tienen vivieron en hogares con animales durante su infancia.
• Las razones por las cuales no se tienen mascotas son la falta
de una vivienda adecuada (especialmente, falta de jardín) y la
ausencia de alguien en casa que pueda hacerse cargo de ella.
6
El afecto por los animales de compañía
según el tipo de hogar
• El afecto por los animales de compañía se relaciona
con el número de hijos. Las parejas sin hijos o las
familias sin hijos en el hogar revelan un mayor apego
a las mascotas. Por otra parte, los padres con dos o
más hijos y/o dos o más niños presentes en el hogar
están menos apegados a las mascotas que los
padres con un hijo único.
• Los solteros, divorciados y viudos, así como los
casados en segundas o ulteriores nupcias muestran
una puntuación más alta en su grado de afecto a las
mascotas que las parejas cohabitantes o los casados
en primeras nupcias.
7
Relación entre perros y gatos en países
europeos seleccionados (Circa 2000-2005)
1,60
Cociente entre el número de perros y gatos
1,40
1,20
1,00
0,80
0,60
0,40
0,20
0,00
Bélgica
Holanda
Reino Unido
Alemania
España
Fuente: Statistics Belgum (2000) y para España Encuesta AIMC (2005)
8
Funciones sociales y psicológicas de los
animales de compañía
• Los animales de compañía mejoran la seguridad y el
bienestar personales y protegen al cuidador ante el
aislamiento o la falta de intimidad en sus relaciones
interpersonales.
• Diecisiete de cada veinte propietarios de perros
consideran que la principal función de su mascota es
la compañía.
• Otras funciones secundarias serían la protección
(uno de cada tres propietarios) y el trabajo productivo
(uno de cada veinte). Sólo un 6% de los propietarios
creen que la protección es la función más importante
de su perro.
• Una nueva función social de los perros es su papel
de ayuda terapéutica en tratamientos infantiles.
9
Las personas que cuidan de un perro gozan
de una mejor salud
• Poseer un animal de compañía, especialmente un perro, y
cuidarlo supone gozar de una mejor salud, tanto mental como
física. Ello se da en todos los sectores de la población.
• Los propietarios de perros, en comparación con los no
propietarios, son físicamente más activos y revelan una mayor
satisfacción con su forma física. Van menos al médico, toman
menos medicamentos contra la hipertensión, el insomnio, el
colesterol o los problemas cardiovasculares.
• Asimismo experimentan gratificaciones sociales, ya que es
menos probable que los cuidadores se sientan solos.
• El grado de vinculación entre las personas y los animales de
compañía es muy significativo. Para una persona sola
estrechamente vinculada con su perro, los beneficios son
todavía más acusados.
10
Apunte de algunas tendencias de futuro
• En España la proporción de animales de compañía en el hogar
es todavía muy bajo (el 19% de los hogares tienen uno o más
perros), si lo comparamos con los niveles de los países
anglosajones .
• Ello es probablemente debido a que en nuestro país los
cambios en la estructura de la familia son relativamente
recientes. Así, la caída de la fecundidad, aunque drástica, ha
sido muy tardía, la tasa de rupturas conyugales es bastante
baja y el número de hogares con parientes todavía muy
elevado.
• Asimismo, el hábitat de nuestras zonas urbanas tampoco
favorece la tenencia de animales de compañía.
• Sin embargo, los procesos actuales de cambio hacen prever
una evolución parecida a la de los países de nuestro entorno
con lo que el número de mascotas en los hogares españoles
tenderá a aumentar.
11
Descargar

La evolución del papel de la mascota en nuestra