UN NAUFRAGIO EN LA ISLA DE
ROBINSON CRUSOE
Proyecto de investigación y de revalorización del patrimonio
arqueológico subacuático de Chile
www.robinson2009.fr
presentado por
La Société d’Études en
Archéologie Subaquatique S.E.A.S.
La Fundación
Archipiélago Juan-Fernandez
El naufragio de la isla Robinson Crusoe / el contexto histórico
Robinson Crusoe es un pequeña isla volcánica ubicada en
el Pacífico Sur, en el archipiélago Juan-Fernández , a 350
millas al Oeste de Valparaíso. Desde su descubrimiento, en
el siglo XVI, ha tenido un rol estratégico en la historia de la
navegación en esta zona de influencia española, conocida
entonces como el Mar del Sur.
En efecto, la isla de Robinson Crusoe se convirtió pronto en
un refugio para los corsarios que durante varios siglos
sembraron el terror y el caos en las colonias españolas de
Chile y Perú. Rica en recursos naturales y en agua dulce, la
isla sirvió de base logística para muchas expediciones
corsarias tales como las de Bartolomé Sharp, Lord Anson,
Simon de Corde, George Shelvocke, Hawkins, y muchos
otros.
El naufragio de la isla Robinson Crusoe / el descubrimiento
A lo largo de los siglos, muchos naufragios acaecieron en las aguas
de esta pequeña isla a consecuencia de su intensa y tormentosa
historia marítima. Es así como este espacio marítimo se convirtió,
para la arqueología y la historia marítima española, en uno de los más
interesantes cementerios de barcos hundidos de América del Sur.
El precedente de este proyecto fue una misión de prospección
arqueológica submarina, organizada en el año 1996 por un equipo
franco-chileno en la bahía de Cumberland. Y es bajo esta misión que
se produce el descubrimiento de los restos de un gran galeón
sumergido a 27 metros de profundidad, frente a una roca llamada
Punta Lobos.
El naufragio de la isla Robinson Crusoe / el descubrimiento
Las evidencias arqueológicas del sitio se caracterizaban por la presencia de dos grandes anclas de 4,5 metros de
largo, siendo una de ellas extraída del agua, de vestigios del casco del barco cubiertos por el sedimento y de varios
objetos diseminados sobre el lecho marino. Entre las cerámicas encontradas, se identificó una tinaja de olivas cuya
tipología corresponde a las producciones españolas del siglo XVII.
Este hallazgo se considera como un hecho único tanto para la arqueología como para la historia marítima y el
patrimonio cultural chileno. En efecto, son muy escasos los navíos de este periodo que se han descubierto en el
mundo, siendo en América del Sur el primero hallado para su estudio. Así pues, el potencial científico y patrimonial
del pecio de Punta Lobos es excepcional.
El naufragio de la isla Robinson Crusoe / la historia
Las investigaciones que se realizaron en los archivos españoles para documentar el naufragio, revelaron
documentos que muestran que se trata de los vestigios del San Martín. Dicho navío fue el galeón
Almiranta de la flota de la Armada del Sur durante el primer tercio del siglo XVII, uno de los navíos de
mayor prestigio e importancia de la flota española del Pacífico.
El San Martín fue enviado en 1634 por el conde de Chichón, virrey del Perú, a la isla de Robinson Crusoe
con el fin de interceptar una expedición corsaria holandesa cuya presencia se había avistado en estos
parajes.
El naufragio de la isla Robinson Crusoe / la historia
El galeón fue sorprendido en la bahía de Cumberland por un violento temporal a raíz del cual tocó
un escollo y naufragó.
Diecisiete miembros de la tripulación lograron salvarse y permanecieron varios meses prisioneros
en la isla. Esta historia reaparece en la célebre novela del escritor Daniel Defoe; ellos fueron los
precursores de Alexander Selkirk, el famoso marino que un siglo más tarde se quedaría
abandonado y solo en la isla durante 4 años, y cuya historia inspiró al escritor en la redacción de
Robinson Crusoe.
En 1634, el desesperado capitán del San Martín decidió construir una embarcación improvisada
para intentar escapar de la isla. Con la ayuda de 4 hombres voluntarios y después de varias
semanas de peligrosa navegación, logró finalmente tocar la costa continental. Los documentos de
archivo indican que al notificarse el naufragio, se organizó una expedición de rescate para ir a la
búsqueda de los 12 hombres que quedaron en la isla.
El proyecto / la excavación
Conscientes de la importancia del pecio de la Punta Lobos tanto para el patrimonio como para la historia
marítima, la Fundación Archipiélago Juan Fernández y la Société d’Etudes en Archéologie Subaquatique
se unieron para proyectar una primera excavación del yacimiento con el objetivo de:
> Evaluar el volumen de los vestigios arqueológicos que permanecen debajo del sedimento
> Analizar la organización y dinámica del pecio
> Realizar un levantamiento topográfico
> Iniciar el estudio arquitectural
> Recuperar el mobiliario arqueológico
> Aplicar los tratamientos adecuados en
materia de conservación preventiva
El proyecto / el estudio científico
La asociación SEAS, que dispone de un equipo interdisciplinar especializado y de una larga experiencia en
el trabajo arqueológico subacuático, llevará a cabo la excavación y el estudio científico.
SEAS es una entidad sin ánimo de lucro, declarada en el año 2005, de Utilidad General por las Autoridades
Francesas.
En la actualidad, está especializada en el estudio de la navegación de la era post-medieval y más
concretamente en la navegación hispánica. Desde el año 2003, ella desarrolla un segundo tipo de actividad
que consiste en la formación arqueológica sobre la metodología y las técnicas aplicadas en la arqueología
subacuática.
El proyecto / su objetivo y filosofía
El pecio de la Punta Lobos está considerado como un monumento histórico según el Decreto
chileno N°311 del 8 de Octubre 1999, y como tal, está protegido por la Ley 17.288 de
Monumentos Nacionales de Chile.
Dicho yacimiento constituye un tesoro arqueológico frágil y único, siendo nuestros objetivos:
. Su estudio científico
. Su revalorización
. Su conservación
. Su protección
Nuestro trabajo se realiza:
> Bajo una autorización administrativa por parte del Consejo de Monumentos Nacionales de
Chile y de la Armada Nacional de Chile.
> Bajo la estricta aplicación de las disposiciones de la Convención de la UNESCO de 2001
sobre la protección del patrimonio cultural subacuático.
> Para el beneficio exclusivo del patrimonio histórico y cultural.
El proyecto / el equipo de trabajo
La Fundación Archipiélago Juan Fernández cuenta con un equipo de personas que se dedican,
desde hace varios años, à la protección del Patrimonio cultural y natural de la isla Robinson
Crusoe. SEAS, por su lado, cuenta con un equipo de trabajo internacional y multidisciplinar
formado por arqueólogos, geofísicos, historiadores y otros profesionales.
Operaciones sistemáticas y años de trabajo han constituido estos equipos profesionales. Son su
calidad humana, su experiencia y calificación científica la que hace que, uniéndose, estos equipos
humanos sean la base del éxito de nuestro proyecto.
El proyecto / sus apoyos
El proyecto “Un naufragio en la isla de Robinson Crusoe” cuenta con el patrocinio
y el apoyo de:
> El Consejo de Monumentos Nacionales –CMN(Ministerio de Educación de Chile)
> El Ministerio de Cultura del Gobierno de España
> El Ministerio de Cultura de Francia con el apoyo de su Département
des Recherches Subaquatiques & Sous-Marines –DRASSM-
> La Comunidad Isleña de Robinson Crusoe
El proyecto / el resumen de la cadena operatoria
Prospección
Investigación en
archivos
Descubrimiento
Excavación
Evaluación del sitio >
Difusión
Descubrimiento del
mobiliario & estructuras >
Extracción del
mobiliario >
Registro,
Inventario, Estudio >
Conservación &
restauración >
La difusión & comunicación
Entre nuestros objetivos esenciales se encuentra la buena difusión de nuestros trabajos hacia la
comunidad científica y el público. Por estos motivos:
> Publicamos los resultados científicos de nuestros trabajos en revistas especializadas. Resultados
que se exponen también a través de conferencias.
> Hemos previsto la publicación de una serie de libros especializados y divulgativos sobre nuestro
trabajo.
> Se ha desarrollado un plan de comunicación para que nuestros descubrimientos y los eventos
ligados a nuestro programa de investigación sea ampliamente difundido en la prensa y en las
principales cadenas de televisión de Chile, España, y Francia.
El presupuesto & calendario
El proyecto « Un naufragio en la isla de Robinson Crusoe » contempla:
> Una primera excavación de un mes de duración en el trascurso del
primer trimestre del año 2010, con la participación de un equipo de 8
arqueólogos y buzos especialistas en arqueología de nacionalidad
francesa, española y chilena.
> Un presupuesto de 80.000 euros para esta primera operación. La
aportación de SEAS y de la Fundación Archipiélago Juan-Fernández es
de 60.000 €, el saldo de 20.000 euros procederá de uno o varios
sponsors asociados al proyecto.
Fundación Archipiélago
Juan-Fernández
Tel: +56 2 458 85 43
Mail: [email protected]
Sitio web : http://www.viajealinterior.cl
SEAS
Société d’Etudes en Archéologie Subaquatique
Tel: +33 6 99 78 51 71
Mail: [email protected]
Sitio web : www.archeo-seas.org
Contacto en España: +34 669 18 06 72
Descargar

Un naufragio en la isla de Robinson Crusoe