Curso de ética
FET003
ALEJANDRA MARTÍNEZ
[email protected]
Unidad I: La ética y los
actos libres del hombre
Ética: es la ciencia cuyo objeto es
orientar los actos humanos en
relación a la consecución del fin
último.
[email protected]
DEFINICIÓN DE ÉTICA
La palabra ética viene del vocablo griego ethos
que significa carácter o modo de ser y este
concepto tiene su raíz en uno aún más antiguo, que
significa hábito o costumbre.
La ética no se refiere solamente a un
conocimiento, sino a uno que orienta la forma de
hacer las cosas.
[email protected]
ÉTICA
Es una ciencia. Dicho de otra manera es un saber que
entiende las causas de las cosas que estudia, obteniendo
un conocimiento seguro y confiable.
No se trata de opiniones, no se trata de gustos. La ética es
conocimiento objetivo, es decir que se debe comprobar (y
aceptar aunque no nos guste).
Que sea una ciencia, significa además que es ordenada;
una parte de su saber se relaciona con las demás de
acuerdo a aquello que se estudia.
[email protected]
¿Qué estudia la ética?
Aquello que estudia la ética son los actos humanos.
Los Actos Humanos son aquellos actos libres del hombre,
de carácter voluntario.
Los hombres son libres; esto quiere decir que si
descubren con su inteligencia qué deben hacer y con la
voluntad eligen hacerlo efectivamente, pueden ser felices.
[email protected]
La
libertad
es
el
camino
a
la
felicidad.
La ÉTICA orienta en relación a la consecución del fin
último. (FELICIDAD).
La ÉTICA nos orienta hacia aquello que nos mueve
siempre, sepámoslo o no, y que es nuestra plenitud
como personas. Ser propiamente lo que somos.
Dicho de otra manera, la ética estudia el modo en que
nos podemos desarrollar real y completamente como
personas.
[email protected]
El hombre como es
libre, puede ser feliz.
O no serlo.
La ética es la ciencia
que nos orienta a que
cumplamos
realmente
con
el
sentido que tiene la
libertad y lleguemos
a ser plenamente
humanos.
[email protected]
Por lo tanto, hablar de ética no solo es
una consideración teórica general, sino
más bien una forma de comprender cuál
es el sentido de lo que hacemos y cómo
podemos optimizarlo en la práctica y de
esta forma llegar a ser felices. He aquí el
sentido original de la ética.
[email protected]
Es una ciencia que busca orientar los
actos humanos. Es por lo tanto una
ciencia que adquiere toda su razón de ser
en la práctica.
Se puede perfectamente “saber mucha
ética” y no estar ni un poco más cerca de la
felicidad que antes de estudiarla, si es que
no se pone en práctica.
[email protected]
Estudiamos ÉTICA no para
saber lo que es bueno si no
para hacer el Bien.
[email protected]
En este sentido se diferencia de la matemática,
que es teórica y se estudia para saberla por sí
misma (aunque se puede aplicar en otras
disciplinas, como la física o la ingeniería) y se
parece a la medicina, que es práctica y se
estudia para sanar a las personas. Así como la
medicina, si la ética no se aplica, no está
completa.
[email protected]
La ética es un tipo de saber que pretende
orientar la acción en un sentido racional, a
diferencia de los saberes preferentemente
contemplativos, que no buscan modificar
las acciones de los seres humanos.
[email protected]
[email protected]
LEY NATURAL
¿Cómo se pueden establecer principios de
acción que lleven a todas las personas a ser
felices?
¿No es acaso cada hombre distinto a los
demás?
¿No es acaso libre para hacer lo que
quiera?
[email protected]
Las respuestas no son simples
y antes de darlas es necesario
entender algunas cosas. La
primera es que no todos los
seres son iguales, ya que cada
especie tiene su propia
naturaleza.
Los seres vivos poseen la vida
con diferentes grado de
perfección
y
podemos
distinguir tres modos de vida:
Vegetativa,
Sensitiva
e
Intelectiva.
[email protected]
Cada especie posee su propia
naturaleza y por ello acciones
que les son propias.
[email protected]
La naturaleza es la esencia en
cuanto principio operativo. (O
la forma propia de operar de
cada ser, según lo que es).
[email protected]
La naturaleza del hombre, sin embargo no es
igual a las de un cachalote o una planta de
porotos, cuyas acciones son necesarias
(no pueden no ser así).
Debido a que existe el libre albedrío, podemos
cumplir o no con nuestra naturaleza, a
diferencia de los demás seres vivos.
Las acciones humanas son por lo tanto
contingentes.
[email protected]
Un perro es siempre perfectamente perro, porque
no puede ser de otra manera, pero no siempre un
hombre es perfectamente hombre, pues puede
elegir no serlo.
La libertad consiste en entender nuestra
naturaleza y llevarla a cabo. Porque seremos
plenos en la medida en que hagamos lo que nos es
propio.
[email protected]
La naturaleza del hombre, como no es
necesaria,
establece
deberes
y
obligaciones.
Por esto, donde el animal tiene una
necesidad, nosotros tenemos una obligación
o un deber.
El cachalote necesariamente comerá peces,
si los encuentra y tiene hambre.
[email protected]
Los
seres
humanos
normalmente
debemos alimentarnos, para poder
cumplir nuestra naturaleza. Y estamos
obligados a cuidar a nuestros hijos. Pero
nada de eso es necesario absolutamente,
ya que podemos cumplirlo o no; es solo
necesario moralmente.
[email protected]
Esas
obligaciones
y
deberes que emanan de
nuestra esencia, de nuestra
naturaleza
en
cuanto
personas, son la ley
natural. O dicho de otra
manera, por ser personas,
para poder llegar a ser
felices, estamos obligados a
descubrir qué es lo que en
cada caso corresponde
hacer.
[email protected]
Debemos cumplir con las obligaciones que
emanan de nuestra propia naturaleza para
poder llegar a ser felices.
La ley natural establece obligaciones que sólo
nos importan a nosotros y otras que tienen
una importancia pública o interpersonal; estás
últimas dicen relación con el derecho.
[email protected]
La ley natural es objetiva, posee ciertos
principios por los cuales nos regimos y
permiten la convivencia social.
Los principios que configuran la ley natural
son de carácter universal, inmutables e
imperecederos y fácilmente reconocidos por
la inteligencia.
Estas características permiten que
las
personas cumplan sus promesas, sean
justas, protejan al débil, etc.
[email protected]
 La ley natural, siendo la esencia
LEY NATURAL
del hombre, permite que, sin
importar la cultura, religión o
circunstancia cualquiera, una
persona se pueda dar cuenta si es
que se está transgrediendo la
dignidad y derechos de las
personas.
 Si no hubiera ley natural, por lo
tanto, todo gobierno sería
[email protected]
La ley natural es necesaria, si
bien la podemos seguir o no, ya
que está en nuestra naturaleza.
Y la conocemos por medio de la
razón, que la descubre, no la
inventa.
[email protected]
 La ley natural, sin embargo, no lo
La ley positiva.
dice todo respecto a la convivencia
social.
 Hay muchas cosas que es necesario
hacer explícitas, ya que no todos las
han descubierto, y hay otras respecto
a las cuales es necesario que exista un
acuerdo.
 Respecto
a estas materias se
promulga una ley, por parte de las
autoridades correspondientes.
[email protected]
La ley positiva permite que la sociedad esté
ordenada. Sus preceptos podrían ser otros,
pero es bueno que existan.
Por ejemplo, “siga” en un semáforo podría
ser la luz fucsia, pero al margen de que
podría ser otro color, es bueno que exista
uno, ya que evita que choquemos.
[email protected]
Una ley positiva, para ser verdadera ley, no
puede ir en contra de la ley natural, la cual está
en nuestra propia esencia y no se puede
cambiar.
Aunque algunas veces se dictan leyes positivas
erróneas, en la mayoría de los casos están de
acuerdo con la ley natural, siendo bueno y
compatible seguirlas a ambas.
[email protected]
La ley positiva podría no
existir, pero es bueno que
exista
para
regular
muchos temas propios de
la vida en sociedad.
El modo en que la
promulga la autoridad es
su publicación oficial.
[email protected]
Seguir los preceptos, deberes y
obligaciones de la ley, tiene sentido
siempre y cuando consigamos algo
haciéndolo, ya que supone un gran
esfuerzo.
[email protected]
 Los
Fin del Hombre
actos que los hombres realizan
libremente siempre tienen una finalidad.
 Ahora bien, si consideramos que estos
fines son a su vez medios para conseguir
otros fines más importantes, vemos que
los actos cotidianos toman un sentido
más trascendente. :
 Correr
para alcanzar la micro tiene
sentido para llegar a la hora a la clase.
 La clase tiene sentido por el ramo y éste
por la carrera y ésta por el trabajo que
podemos llegar a realizar si nos titulamos,
etc.
[email protected]
Existe un fin último, por
el cual nuestros actos en
general
tienen
un
sentido.
Este fin último es
común a todos los
hombres
y
es
la
felicidad.
[email protected]
Se puede lograr de muchos modos, a
través de distintas vocaciones, en la
compañía de diversas personas, en
diferentes lugares, etc.
Para alcanzar la felicidad se debe vivir la
vida siguiendo los preceptos de la ley
natural y la ley positiva.
La felicidad del hombre es la
plenitud de sus capacidades propias
[email protected]
[email protected]
[email protected]
[email protected]
ACTIVIDAD EN GRUPO
Leer el capítulo III del libro El anillo de Giges de Joaquín García Huidobro.
Responder cada una de las siguientes preguntas en menos de cinco líneas cada
una:
1. ¿Cuál es la diferencia entre actos del hombre y actos humanos?
2. ¿Por qué si todos los hombres buscan la felicidad no todos viven una vida
similar?
3. ¿Por qué el placer no se identifica con la felicidad?
4. ¿Será un buen camino, para quien busque ser feliz, dedicarse solamente a la
contemplación? ¿Por qué?
5. ¿Cree usted, a la luz de la lectura, que si cumple las metas que ha trazado para
sí llegará a estar más cerca de la felicidad? Explique por qué.
[email protected]
LA CONCIENCIA
 El hombre se conoce y comprende sus propios actos
y cuales son las consecuencias que de ellos se pueden
derivar. Es por esto que existe la posibilidad de la
ética.
 Este conocimiento, en la medida que se hace más
íntimo y profundo, puede determinar cuáles actos
son buenos (me acercan a la felicidad) y cuales malos
(me alejan de la felicidad). En este sentido, los
juicios que constituyen la conciencia son
denominados conciencia moral.
[email protected]
Es por esto que:
1. La conciencia es una condición necesaria
para que exista la ética.
2. Es particularmente útil conocerse de
modo íntimo y profundo, tanto en aquello
que tiene cada uno de particular, como en
lo que compartimos con todos los seres
humanos.
[email protected]
La Conciencia es el juicio mismo de la
Inteligencia.
La conciencia se va formando en el tiempo y
se educa, lo que permite poder explicar las
causas y las consecuencias de nuestros actos.
[email protected]
Nuestra inteligencia puede conocer la realidad. Por ello
puede descubrir ciertos principios que la rigen y generar
el conocimiento que llamamos ciencia. Sin embargo es
propio del hombre no partir desde cero en el intento de
conocer las cosas. Probablemente Einstein no hubiera
descubierto la relatividad si no hubiese habido una larga
tradición de conocimiento
físico detrás de él.
[email protected]
El hombre no establece sus
principios desde cero. Hay
quienes influyen en él en la
formación y descubrimiento (o
en el obscurecimiento) de los
principios éticos universales.
Estos son los transmisores de la
ética.
[email protected]
Entre estos transmisores
podemos encontrar:
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
La familia.
Los amigos.
La sociedad en general.
Las instituciones educativas (jardines infantiles,
escuelas, colegios, liceos, centros de formación técnica,
institutos profesionales y universidades)
Los medios de comunicación.
La publicidad.
El arte y la literatura.
Los lugares de trabajo.
El estado y su gobierno
[email protected]
Cada uno de ellos, a su modo propio, nos
transmite ciertos puntos de vista, posiciones,
argumentos, gustos, tendencias, etc., en
relación a temas éticos. De esto podemos
obtener dos ideas importantes:
[email protected]
a. A nuestra conciencia llega mucha
información, respecto a temas éticos,
proveniente de otras personas. Esto es muy
útil, para no tener que pensar todo
nosotros mismos y ahorrarnos un esfuerzo
enorme, pero es nuestro deber comprobar
si esta información es correcta
[email protected]
b. Es una responsabilidad importante
transmitir, en cualquiera de esas posiciones, o
en otras, principios y posturas respecto a
temas éticos. Esta transmisión puede ser
declarada (dicha, a través del lenguaje oral o
escrito) o mediante las acciones (hecha, a
través de los propios actos)
[email protected]
Los niños absorben en mayor medida los
principios de vida que utilizan los adultos
que aquello que les dicen. Para educar
bien, vale más no mentir que decirle a un
niño que mentir es malo.
[email protected]
La conciencia moral
La conciencia, como ya decíamos, permite
conocer lo que está bien y lo que está mal. Toda
la ley, todos nuestros principios morales y
nuestro conocimiento ético, aparecen, en forma
de juicios de nuestra inteligencia, en casos
concretos, a través de ella. Esta aplicación es la
conciencia moral
[email protected]
La conciencia moral está compuesta de juicios que
hacen básicamente cuatro cosas:2
Antes de realizar un acto:
1. Manda: nos dice que debemos realizar alguna
acción. Por ejemplo, estudiar para
una prueba o realizar un trabajo con prontitud.
2. Prohíbe: nos dice que no debemos realizar alguna
acción. Por ejemplo, salir a una fiesta el día anterior a
una prueba.
[email protected]
Y después de realizar un acto:
3. Alaba: nos hace sentir bien si realizamos acciones que
sabemos correctas. Un ejemplo es la satisfacción que
sentimos cuando ayudamos a alguien que lo necesita.
4. Remuerde: nos hace sentir mal (y no nos deja
tranquilos) si realizamos acciones que sabemos erróneas.
Por ejemplo, es la conciencia la que no nos deja disfrutar
la fiesta a la que fuimos aunque no debíamos (y nuestra
conciencia ya antes nos lo había prohibido)
[email protected]
Es importante entender que la
conciencia moral no inventa la ley, sino
que la muestra concretamente en cada
situación particular. Sin embargo, la
conciencia de cada persona, producto de
muchos factores, puede estar alterada o
funcionar mal.
[email protected]
1. Ignorancia: La conciencia no puede aplicarse bien respecto a leyes que no
conoce.
La ignorancia debe combatirse, y dentro de lo razonable, es responsabilidad del
sujeto conocer los principios y leyes que rigen sus actividades.
2. Conciencia angosta: La conciencia es demasiado escrupulosa y piensa que
todo está mal. Un ejemplo común en la historia es el de personas, religiones e
incluso culturas enteras que han pensado que todo placer es malo. La conciencia
puede ser angosta respecto a todos los actos humanos o a un ámbito específico.
3. Conciencia relajada: La conciencia piensa que nada está mal (o muy pocas
cosas).
Es el más común de las alteraciones de la conciencia actualmente. Se justifica de
muchos modos: es anticuado tener conciencia, es impopular, es exagerado quien
la aplica, medieval, etc.
[email protected]
Debemos escuchar nuestra propia conciencia, ya que
aunque no es infalible, normalmente no se equivoca. Si
oímos atentamente, quizás en el fondo de nuestra
mente, estará la respuesta correcta a nuestro problema
ético. La inteligencia, la conciencia, suele acertar.
¿Tendremos la fuerza
seguirla y ser felices?.
[email protected]
de
voluntad
para
Actividad Grupal
Responder las siguientes preguntas basándose en los conocimientos
de la semana dos del curso.
1. ¿Qué es la conciencia?
2. ¿Qué son los transmisores de la ética?
3. ¿Quiénes han sido transmisores éticos, si los ha habido, en los siguientes
temas, para usted? ¿siempre mediante palabras o también de otros modos?
· El matrimonio
· El aborto
· El trabajo
· El cuidado a la naturaleza
· La religión
· El esfuerzo
[email protected]
4. Juan tiene 19 años y vive en la casa de su padre. ¿Debe estar en todo
de acuerdo con él? ¿debe hacer todo lo que este le diga? ¿qué sí y qué
no? ¿por qué?
5. Andrea está trabajando y le encomiendan una acción, pero ella no está
segura si es lícita o ilícita. ¿Basta con que en el trabajo le digan que está
todo bien para que ella pueda realizarla?
6. Francisco está atormentado por un problema que no puede resolver
por si mismo, por más que le da vueltas en su cabeza. ¿Se debería dirigir
a alguien más experimentado que él y pedirle ayuda? ¿significa esto
negar su propia conciencia y libertad? ¿por qué?
7. Explique el papel de la conciencia y los transmisores éticos en los tres
casos anteriores.
[email protected]
Los actos del hombre y los actos humanos
Los hombres tienen distintos modos de actuar.
Por un lado comparte con los vegetales y los
animales la vida vegetativa y la sensitiva y
realiza actos que no controla y en los que
normalmente no tiene que pensar.
Sus uñas y su pelo crecen, digiere los alimentos,
parpadea si oye un ruido fuerte o late su
corazón.
[email protected]
Estos actos son los actos del
hombre.
Le pertenecen, pues él los
realiza, pero no son sus actos
propios.
[email protected]
Además, el hombre realiza algunos actos que no
tiene en común con otros seres. En este caso
entiende lo que realiza y lo quiere. Inteligencia y
voluntad se conjugan para que el acto sea
comprendido y aceptado por la persona que lo
realiza. Una persona se compromete a realizar un
trabajo, se casa, dice la verdad, miente o roba.
Estos actos son los actos humanos. Son
propiamente los que corresponden sólo a su
naturaleza y le son propios.
[email protected]
La ética estudia los actos humanos,
pues son estos los que el hombre
puede modificar para dirigirse hacia
su fin último; e involucran las
potencias,
o
capacidades,
involucradas
en
su
plenitud
(inteligencia y voluntad).
[email protected]
Moralidad del acto
Un acto es humano, o libre, siempre y cuando se
cumplan dos condiciones:
 1. Que la persona que actúa entienda lo que está
haciendo (inteligencia).
 2. Que la persona que actúa quiera realizar el acto
(voluntad).
[email protected]
Estos actos tienen moralidad, es
decir, se puede determinar su
bondad o malicia.
Pero hay muchas ocasiones en que
las acciones de las personas no
pueden ser calificadas éticamente,
pues no son realmente libres o
humanas.
[email protected]
Por ejemplo, si la inteligencia no entiende el acto
(como en el caso de la ignorancia que no es
responsabilidad de la persona que actúa, los
distintos tipos de demencia, los casos en que una
persona ha sido drogada contra su voluntad,
etc.) o si la voluntad no lo quiere realmente
(como en el caso de las personas que son
obligadas a hacer cosas por medio de la
extorsión, amenazas de violencia a ellos mismos
o sus familias, etc.).
[email protected]
Los actos
calificados
son ellos
alejan al
último.
libres pueden ser
éticamente, ya que
los que acercan o
hombre de su fin
Por el contrario los actos que no
son libres son amorales, es
decir, no se pueden calificar
éticamente.
[email protected]
Trabajo grupal
Responder las siguientes preguntas basándose en los conocimientos del
curso.
1. ¿Qué significa que un acto sea libre?
2. ¿Qué quiere decir que la inteligencia advierta la moralidad de un
acto?
3. Si no sabemos si un acto es bueno o malo, ¿no es mejor no averiguar,
para no ser responsables si la respuesta no nos gusta y así poder seguir
haciéndolo sin cargo a la conciencia?
4. ¿Qué quiere decir que la voluntad consienta un acto?
5. Si hay obstáculos importantes para hacer lo que nos dicta la conciencia
y la ley ¿somos responsables de no hacerlo?
6. Si alguien bebe alcohol en exceso su inteligencia deja de advertir lo que
hace. Si comete un acto en ese estado ¿es responsable de él? ¿por qué?
[email protected]
ANÁLISIS DE CASOS
1.
Un joven recién titulado llega a su nuevo trabajo. Debe aprender
muchas cosas nuevas y entre ellas le entregan un manual de más de
ochenta páginas con las normas de la empresa. Cuando iba en la
página 20 de dicho manual, se aburrió de leerlo, porque era muy
largo y decía muchas cosas obvias (“los empleados deben cuidar el
material de la empresa”, “todos los miembros de la empresa deben
cuidar la buena reputación de la misma” o “está estrictamente
prohibido consumir alcohol o drogas ilícitas dentro de las
dependencias de la empresa”); y además se lo habían dado sin
considerar pagarle el tiempo que le tomaría leer las ochenta páginas.
Meses después fue acusado de negligencia por no proteger con una
contraseña el computador de su escritorio. Dicha obligación estaba
en la página 78 del manual.
¿Fue este joven responsable de dicha negligencia?
[email protected]
2. Una joven profesional, después de haber estado varios
meses sin trabajo, consiguió un buen empleo. Sin
embargo al poco tiempo, por casualidad, descubrió que
se realizaban en la empresa acciones ilícitas. Su jefe
habló con ella, explicándole que o participaba de las
acciones y los beneficios o iba a ser despedida. Ella
aceptó, pues consideró que no tenía otra alternativa, y
siguió trabajando en la empresa.
¿Será esta joven responsable por las acciones
ilícitas que se lleven a cabo en su empresa?
¿Hasta qué punto?.... ¿por qué?
[email protected]
Calificación moral de un acto.
Los actos libres del hombre se pueden calificar según
lo acercan o lo alejan de la felicidad.
En el caso de que lo acerquen, serán actos buenos.
En el caso de que lo alejen, serán actos malos.
Por último, si son indiferentes, serán actos neutros
(pero vale la pena decir que los actos neutros, si lo
son realmente, son buenos, pues es propio del
hombre elegir cosas que no impliquen ningún mal).
[email protected]
La calificación moral del acto será determinada por su
apego a la ley natural, en primer lugar, y, en segundo
lugar, a la ley positiva.
Para poder establecer la moralidad de un acto moral, es
decir de una acción libre y concreta, debemos examinar
tres elementos que lo componen, objeto, fin y
circunstancias.
[email protected]
ANÁLISIS DE CASO
Ejemplo de acto moral:
Un hombre roba dinero,
para comprar drogas ilícitas,
y lo hace a personas muy pobres.
[email protected]
Objeto: Es aquello sobre lo que versa el acto
humano.
En el caso de que el objeto moral sea malo, el acto es malo
[email protected]
Normalmente se le define como “lo propiamente
realizado” desde el punto de vista ético.
Es en realidad lo que buscamos inmediatamente cuando
realizamos algo, o el medio para lograr lo que nos hemos
propuesto. Decir la verdad, trabajar, mentir, robar,
ayudar, pagar, vengarse son ejemplos de objeto moral.
En el caso de nuestro ejemplo, el objeto moral es el robo.
El robo es malo, pues atenta contra la ley positiva, contra
la ley natural y probablemente así nos lo dice nuestra
conciencia.
[email protected]
FIN (Intención)
Fin: Es aquello que pretendemos conseguir
mediante el desarrollo del acto.
[email protected]
FIN (Intención)
Es lo que pretendemos lograr mediante la realización del
objeto. Robamos para algo.
Si el fin es malo, el acto también será malo, aunque el
objeto sea bueno.
Si el fin es bueno, el acto puede ser bueno, siempre que
el objeto sea bueno.
Si el objeto ya es malo, un fin malo lo hace más grave
aún.
[email protected]
En el caso de nuestro ejemplo el fin es
comprar drogas ilícitas, lo cual es
malo, pues contraviene la ley natural y
la ley positiva, por lo que el acto es
malo, tanto por el objeto como por el
fin.
[email protected]
CIRCUNSTANCIAS
Circunstancias: Son aquellas cosas
(accidentes) que rodean al acto y lo
modifican desde el punto de vista ético
[email protected]
La palabra circunstancia viene del idioma latín: circum,
alrededor y stare, estar. Y significa precisamente eso,
estar alrededor. Se refiere, en ética, a aquellos accidentes,
aquellas cosas que, sin ser esenciales al acto moral (como
el objeto o incluso el fin), lo modifican.
En el caso de nuestro ejemplo es una circunstancia la
pobreza de las víctimas del robo. Esto hace que el acto
moral no solamente sea malo, tanto por el fin como por el
objeto, sino que sea más grave aún.
Las circunstancias en sí mismas no hacen a un acto bueno
o malo, pero lo pueden hacer más leve o más grave, si es
malo, o más leve y mejor, si es bueno.
[email protected]
El heroísmo
El hombre, por ser hombre, no sólo es
capaz de aquello que es necesario
éticamente hablando.
Además de cumplir con los deberes
que le imponen la ley natural y la ley
positiva, puede hacer más, y de algún
modo ser mejor de lo que se supone
que debe meramente hacer.
[email protected]
Ser mejor de lo que es meramente
debido u obligatorio se llama
heroísmo, y va más allá de la
excelencia. Sin embargo no es algo
tan lejano, y ciertamente no es
solamente propio de mártires o
militares. Son héroes quienes
aceptan cargas que no son propias,
hijos ajenos.
También quienes perdonan ofensas
graves. Los que defienden a los más
débiles aunque no tengan relaciones
familiares o de amistad con ellos, etc.
[email protected]
TRABAJO EN GRUPO
Análisis de Casos:
UN ASUNTO COMPLICADO
•L e a n l o s p u n t o s 1 y 3 .
•A n al i c e n
é t i c am e n t e
profesor. 5 minutos.
•F o r m u l e n
l as
u na op in i ón
represente a grupo
[email protected]
acciones
p e rso n al
del
qu e
Análisis :El Fin no justifica los medios
Instrucciones:
1. Lea detenidamente el punto 1 del caso de estudio “El fin no justifica los medios”,
disponible en la página Web del Programa de Ética.
2. Analice los actos libres de ambos cónyuges (hay uno de cada uno por separado y
uno en el que actúan en conjunto; analizar los tres)
3. Debe identificar correctamente en cada acto: objeto, fin y circunstancias.
4. Debe calificar correctamente cada acto como bueno o malo, grave o leve.
5. Lea los puntos 2, 3, 4 y 5 del caso y compare esa información con su propio
análisis.
6. Redacte, en no más de diez líneas, una conclusión respecto al caso, incluyendo las
diferencias o similitudes entre su análisis y el entregado en el caso.
[email protected]
Instrucciones:
Nota: Los puntos 2, 3, 4 y 6 de estas instrucciones deben ser
redactadas en el informe de esta actividad.
Formato de Entrega: Un informe de un máximo de dos planas
en que se indique el nombre y la sección del alumno, la fecha
de entrega, el título del ejercicio y la respuesta a las preguntas
planteadas, ordenadas numéricamente.
Se debe entregar el trabajo impreso, ordenado y limpio, en
hojas blancas tamaño carta, con tinta negra, letra Times New
Roman, tamaño 12, espaciado simple y con los márgenes que
Word trae por defecto.
[email protected]
Análisis de casos:
1. Una señora muy pobre y enferma, que es viuda y tiene seis hijos
pequeños, arrienda al menor, de tres años, a un mendigo, que lo usa para
mejorar sus ganancias. (Malo por el objeto, atenuado por el fin y las
circunstancias).
2. Una señora de buena situación económica, pero algo floja, no quiere
cuidar a su hijo, así que lo obliga a salir “a jugar” desde las ocho de la
mañana hasta las ocho de la noche todos los días que no hay colegio.
(Malo por el objeto y, fin y grave por las circunstancias).
3. Un joven hurta manzanas en un supermercado, pues no tiene en su
casa más que fideos blancos para alimentar a su familia. (Malo por el
objeto, pero casi totalmente atenuado por el fin y las circunstancias)
[email protected]
4. Un joven hurta un trozo de carne en un supermercado,
para poder celebrar su cumpleaños con sus amigos. (Malo
por el objeto; en este caso el fin es neutro y no atenúa la
acción y las circunstancias descritas no afectan al acto
desde el punto de vista moral)
5. Un joven hurta botellas de licor en un supermercado
para poder comprar drogas a su pareja, que es menor de
edad. (Malo por el objeto y el fin y muy agravado por las
circunstancias).
6. Un oficinista roba lápices de su trabajo. (Malo por el
objeto; no se sabe lo demás, pero se podría decir que el
acto está agravado por la circunstancia de que roba a su
empleador, quien le da confianza).
[email protected]
7. Un oficinista usa Internet y tiempo del trabajo para
divertirse, en vez de trabajar. (Malo por el objeto, el fin no
atenúa y las circunstancias son agravantes)
8. Un oficinista usa Internet y tiempo del trabajo para hacer
estafas. (Malo por el objeto y por el fin y agravado por las
circunstancias)
9. Un conductor de camiones roba continuamente petróleo a
su empresa, que es propiedad del otro conductor, ya que se
trata de
un conductor de camiones roba continuamente petróleo a su
empresa, que es un gran holding dedicado a los transportes.
(Malo por el objeto, no sabemos el fin y las circunstancias
son agravantes, ya que se está robando al propio empleador)
[email protected]
Lean solo los puntos 1 y 3, y analicen éticamente las
acciones del empleado cuestionado y de los jefes. (10
minutos).
Plenario: Den su opinión, basada en la materia y el
material entregado, respecto a la calificación ética de
las acciones de los protagonistas.
[email protected]
TAREA:
1. Lea detenidamente los puntos 1 y 3 del caso de estudio
“Condiciones indignas”, disponible en la página Web del
Programa de Ética.
2. Analice los actos libres de los protagonistas,
principalmente las acciones de ambos socios.
3. Debe identificar correctamente en cada acto: objeto, fin
y circunstancias.
4. Debe calificar correctamente cada acto como bueno o
malo, grave o leve.
[email protected]
5. Lea los puntos 2, 4 y 5 del caso y compare esa
información con su propio análisis.
6. Redacte, en no más de diez líneas, una conclusión
respecto al caso, incluyendo las diferencias o
similitudes entre su análisis y el entregado en el caso.
Nota: Los puntos 2, 3, 4 y 6 de estas instrucciones
deben ser redactadas en el informe de esta actividad.
[email protected]
NO SE OLVIDE DE CONTESTAR
TEST EN LÍNEA
PRÓXIMA CLASE PRUEBA
Relevancia:
25%
nota
presentación a examen.
[email protected]
de
Descargar

TALLER DE APRESTO LABORAL