Dr. Miguel Pizarro
Guerrero
¿POR
QUÉ EXISTEN LÍMITES
A
LAS
FACULTADES
DE
PREGUNTAR?
No es que acaso en un sistema
acusatorio
la
producción
de
evidencia en las partes debiera
darse plena libertad a las mismas
para la producción de información y
obtención de testimonios en el
juicio.
 El
hecho que las partes tengan un rol
importante en la producción de
información no significa que en esa
función no deban estar sujetas a ciertos
límites que impidan algunos problemas o
defectos que cualquier sistema intenta
evitar.
El método acusario deposita su confianza
en que la competencia entre las partes —
la contradictoriedad de la prueba—
proveerá al juzgador de más información
y de mejor calidad, pues entrega a quien
tiene más incentivos para ello, la
contraparte, el rol de develar cada
debilidad, vacío, falsedad, tergiversación,
exageración, matiz, o interpretación
alternativa de cada trozo de información
que ingresa al juicio.
 La
justificación de las objeciones es en
parte una extensión y en parte una
limitación a esta misma lógica: de una
parte, hay cierto tipo de preguntas que,
por el modo en que están hechas o la
respuesta que requieren del testigo,
deterioran la calidad de la información;
de otra parte, para que el método
competitivo del sistema acusatorio
cumpla su función, debe protegerse un
cierto entorno de juego justo para ambas
partes.
Una segunda cuestión básica que
un sistema de juicio oral debe
proteger es que la información
que emane del testigo no sea
consecuencia de errores o de la
confusión de este acerca de qué
es lo que se le está preguntando.
El sistema no debe admitir que los
defectos de litigación de las partes
generen información de mala
calidad, mucho menos si la
confusión o el error son generados
deliberadamente por los abogados.
Con esto tiene que ver, por ejemplo,
la
prohibición
de
preguntas
engañosas, vagas o confusas.
De otra parte, también es posible
identificar ciertos valores asociados más
directamente
al
adecuado
funcionamiento del sistema y lograr la
confianza en el mismo.
Así, un valor central en esta dirección es
que los testigos que comparezcan al
juicio
no
se
vean
expuestos
gratuitamente
a
un
tratamiento
denigrante, ofensivo u hostil.
Las objeciones pueden ser definidas
como:
El procedimiento utilizado para
oponerse a la presentación de
evidencia inadmisible, como también
para objetar un comportamiento
indebido durante el juicio.
En
el
ámbito
concreto
del
interrogatorio constituye un medio
que busca que las partes procesales
se controlen mutuamente limitando
las facultades de interrogar que
poseen las partes.
- Es el mecanismo jurídico y práctico más
adecuado para que las partes puedan controlar
el cumplimiento de las reglas ético-jurídicas del
debate y proteger su teoría del caso.
- Son el medio para depurar la práctica de las
pruebas en el ejercicio de los derechos de
contradicción e igualdad.
Son otro medio de ejercer el derecho de
contradicción en el juicio oral, con el fin
de evitar vicios en la práctica de las
pruebas que distorsionen su alcance y
contenido o se desvíen hacia asuntos
irrelevantes.
- Son la forma de oponerse a que en el
juicio se acepte evidencia e información
ilícita.
-
- Son una manifestación del derecho de
contradicción, dirigidas a evitar el
ingreso al debate oral de pruebas
ilegales, inconducentes, superfluas y
repetitivas, a evitar comportamientos
indebidos en El debate oral que puedan
afectar los principios de buena fe,
lealtad, eficiencia y eficacia y presunción
de inocencia…”

El control que ejercen las objeciones
puede verse desde dos puntos de vista:
el jurídico y el práctico.
a).- Desde el punto de vista jurídico
son un mecanismo para controvertir
actos procesales de la contraparte
que vulneren normas expresas en
materia probatoria o principios y
fines fundamentales del proceso.
b).- Desde el punto de vista práctico
son el instrumento, mecanismo o
medio que nos sirve para proteger
nuestra
teoría
del
caso
de
estrategias de la contraparte que
puedan perjudicar nuestro objetivo
en el debate.
 Dentro
de uno de los aspectos novedosos
del nuevo Código Procesal Penal se
encuentra
la
regulación
de
las
objeciones.
 El Código Procesal Penal reconoce el
derecho a objetar que tienen las partes,
las causales de procedencia de la
objeción, el trámite de las objeciones y
la impugnación de las mismas.

El
derecho a objetar es reconocido
por el inciso 4 del artículo 378° del
Código Procesal Penal que reconoce
a las partes el derecho a objetar las
preguntas que se formulen durante
el interrogatorio
378.4. NCPP.
El Juez moderará el interrogatorio y evitará
que el declarante conteste preguntas
capciosas, sugestivas o impertinentes,
y procurará que el interrogatorio se
conduzca sin presiones indebidas y sin
ofender la dignidad de las personas.
Las partes, en ese mismo acto, podrán
solicitar la reposición de las decisiones de
quien dirige el debate, cuando limiten el
interrogatorio, u objetar las preguntas que
se formulen.
ARTÍCULO 376° Declaración del acusado.2. Si el acusado acepta ser interrogado, el examen
se sujetará a las siguientes reglas:
c) El interrogatorio está sujeto a que las preguntas
que se formulen sean directas, claras,
pertinentes y útiles;
d) No son admisibles preguntas repetidas sobre
aquello que el acusado ya hubiere declarado,
salvo la evidente necesidad de una respuesta
aclaratoria.
Tampoco están permitidas preguntas capciosas,
impertinentes
y
las
que
contengan
respuestas sugeridas.
FUNDAMENTOS DE LA OBJECIÓN
¨
Por fundamento de la
objeción debemos entender,
no el artículo del C.P.P. que
faculta a las partes a objetar
(art., 376 3. El Juez ejercerá
puntualmente sus poderes
de dirección y declarará, de
oficio o a solicitud de parte,
inadmisible las preguntas
prohibidas),
Sino la naturaleza de la objeción, la clase
de objeción, acompañándola, si se
quiere, de un pequeñísimo argumento en
el que haga ver esa naturaleza, esa clase
de objeción.
; por ejemplo
El M. P.- Señor Ramírez , ¿ El vehículo que usted vio, era
de color rojo?
¨ Defensor.- Objeción, señor Juez, PREGUNTA
SUGESTIVA. (podemos agregar: conforme el artículo
376)
¨ El Juez dará traslado al M. P. para que diga lo que crea
pertinente en relación a la objeción y después de
escucharlo, resolverá.
 En
cuanto a las causales, como se aprecia
estas vienen identificadas en el propio
inciso 4 del artículo 378° y el inciso 2 del
artículo 376° del Código Procesal Penal.
 Las
objeciones son oponibles cuando las
interrogantes son: faltas de claridad,
capciosas, sugestivas, impertinentes,
inútiles y repetitivas.
Debe recurrirse al contenido del artículo
362° del Código Procesal Penal que
indica que todo incidente promovido en
el transcurso de la audiencia —y la
objeción lo es— será tratado en un solo
acto y se resolverá de inmediato. El
indicado dispositivo reconoce el derecho
de las partes a pronunciarse sobre el
mérito de la objeción.
ARTÍCULO 362° NCPP Incidentes.1. Los incidentes promovidos en el
transcurso de la audiencia serán tratados
en un solo acto y se resolverán
inmediatamente. En su discusión se
concederá la palabra a las partes, por el
tiempo que fije el Juez Penal, a fin de que
se pronuncien sobre su mérito.
2. Las resoluciones que recaen sobre estos
incidentes son recurribles sólo en los
casos expresamente previstos en este
Código.
La decisión del Tribunal respecto al mérito
de la objeción es impugnable a través
del recurso de reposición, en mérito del
artículo 378°.4 del Código Procesal
Penal, concordante con el artículo 362°.2.
El recurso de reposición son resueltas
por el propio Tribunal en el mismo acto
de interposición y sin suspender la
audiencia, conforme expresa el artículo
415°1 del Código Procesal Penal.
OBJETIVOS DE LAS OBJECIONES.
En el sistema acusatorio, las objeciones
tienen tres propósitos u objetivos:
1.- Alertan a los jueces de potenciales
errores y facultan al juez para evitar esos
errores
excluyendo
evidencias
o
preguntas de los intervinientes que
contengan contravenciones a la ley que
generen esos errores.
2.- Alertan al litigante haciéndole ver
que su proceder no es correcto y lo
facultan a cambiarlo.
3.- Es una herramienta eficiente para
limitar a aquella parte que no
respeta los límites del proceso y le
impide actuar de esa manera,
incorrecta
Las técnicas de litigación buscan dotar al
abogado de habilidades para el
enfrentamiento propio del juicio oral y
que aquellas pretenden también darle la
capacidad de reacción necesaria para
responder a las incidencias que se
suscitan en el debate oral.
No existe mejor sede para acreditar la
pertinencia
y
validez
de
estas
expresiones que el terreno de las
objeciones
Es que a este nivel el abogado, en
fracción de segundos, debe decidir
no solo si procede formular una
objeción, sino que debe determinar
si aquella es funcional a su teoría del
caso y debe, además, establecer los
mejores argumentos a favor de su
pretensión a fin de que la objeción
sea declarada procedente por el
Tribunal
Contar
con una estrategia es una
cuestión esencial para ganar un
juicio.
La estrategia le permite al abogado
tener la exactitud de la oportunidad
de la objeción.
“Si quieres hacer algo, haz
contrincante lo haga por ti”.
que
tu
Es lo que los estrategas chinos llaman
matar con cuchillo prestado.
En las objeciones significa que tu
adversario puede caer en la trampa de
ayudarte. En un sentido amplio, esta
estrategia es aprovechar totalmente los
recursos ajenos en beneficio propio.
Si relacionando tu estrategia y tu teoría del
caso, se tiene que mediante el
interrogatorio el adversario consolida tu
posición no tiene sentido objetar por
más que viola las reglas procesales.
Estrategia:
Sacrificar
el
ciruelo
por
el
melocotero.
Hay veces hay que hacer sacrificios
parciales en aras de la victoria total.
A veces hay que perder una batalla
para ganar la guerra o hacer una
concesión para conseguir un
objetivo.
Eso
significa que no porque siempre
haya un problema de técnica o de
regla es estratégico objetar, por
ejemplo,
si
en
el
contrainterrogatorio
se
está
repitiendo el interrogatorio, no tiene
caso objetar.
 Estrategia:
Golpear la hierba para asustar a la
serpiente.
Es la estrategia de provocar al enemigo y
estudiar su respuesta antes de lanzar una
verdadera ofensiva.

RECOMENDACIONES
ESTRATÉGICAS
Las
objeciones
son
cuestiones
estratégicas; el uso de las objeciones
debe obedecer a una determinada
estrategia planteada por las partes,
de ahí que deban entenderse,
perfectamente bien, las siguientes
consideraciones:
1.- Como es un modo, una forma o un
mecanismo por medio del cual las partes
se controlan recíprocamente, sólo ellas
las pueden oponer; LOS JUECES NO
PUEDEN OPONERLAS OFICIOSAMENTE.
2.- Las objeciones son también un
mecanismo de ARBITRAJE del juego
limpio, que tiende a que el interrogatorio
y contrainterrogatorio se ajusten, en su
realización, a las normas del C.P.P. que lo
regulan.
3.-Son,
también,
una
herramienta
estratégica para DEFENDER nuestra
teoría del caso y ATACAR la del contrario,
por eso no puede oponerse de oficio por
el juez, pues de admitir la procedencia
oficiosa, además de que el juez pierde
imparcialidad, afectaría la ESTRATEGIA
de la parte que no promovió la objeción,
pues esa parte puede no haber objetado
por estimar, estratégicamente, que esa
pregunta, no obstante que es prohibida,
beneficia a su teoría del caso y por eso no
la objeta.
4.- Por medio de las objeciones
DEFENDEMOS
A
NUESTROS
TESTIGOS, de manera que no
contesten una pregunta que trata de
incorporar
información
falsa,
tergiversada y de esa manera se
deforme su dicho.
5.- ¿Cuándo debo objetar ?, sólo
cuando haya una pregunta mal
formulada que PUEDA PERJUDICAR
MI TEORÍA DEL CASO , y no cada
que haya una pregunta mal
formulada.
6.- No es conveniente objetar sólo por
preservar “el purismo técnico”; lo
que me debe importar al objetar es
que no se lesione mi teoría el caso
con la pregunta irregular que se
hace, pero si esa pregunta es todo lo
irregular que se quiera pero no daña
a mi teoría del caso, no debo, por
estrategia, objetarla, porque no daña
a mi teoría del caso.
7.- Por todas estas razones el litigante
debe
PESAR
LAS
VENTAJAS
Y
DESVENTAJAS que pueden generarse
con la objeción.
Las preguntas que se pueden objetar en
un contrainterrogatorio son las mismas
que se pueden objetar en el
interrogatorio,
EXCEPTO
LAS
PREGUNTAS SUGESTIVAS, por esta razón
nos remitimos a la relación de preguntas
prohibidas que tenemos señalada en el
trabajo relativo al Interrogatorio.
La objeción es una decisión estratégica y
por ese motivo no resulta sencillo
plantear propuestas generales respecto a
la decisión de interponerlas. Sin
embargo sí pueden establecerse algunas
ideas fuerza de cierta utilidad práctica:
- La objeción debe ser oportuna
Para que la objeción pueda ser
instrumento eficaz de litigación debe ser
oportuna, lo que implica que debe ser
formulada en el momento u oportunidad
prevista por la ley procesal penal.
 La
ley procesal penal establece el
momento u oportunidad en que debe
formularse la objeción:
 Desde
el momento en que surge la
situación de la inadmisibilidad hasta la
contestación de la pregunta por el
testigo. Esto significa que el abogado,
como advertimos, debe actuar en
cuestión de segundos pues si la
respuesta ya ha sido proporcionada, la
objeción resulta extemporánea
Por
esta razón es recomendable que
el abogado, tan pronto tomare la
decisión de objetar, intervenga y
haga notar al Tribunal que tiene
alguna objeción que formular
pidiendo el uso de la palabra:
No
se debe esperar a que el
oponente culmine con su pregunta
pues, aunque se corra el riesgo de
parecer descortés y recibir la
indicación del Tribunal de que se
debe esperar a la formulación
completa de la interrogante, de ese
modo se garantiza que no se
permitirá que el testigo responda
antes que pueda usted formular su
objeción.
ATENCIÓN Y OPORTUNIDAD
ATENCIÓN
La concentración en el litigio es una regla
fundamental. El litigante que actúa en el debate
oral
debe
estar
concentrado
en
el
interrogatorio o contrainterrogatorio de la
contraparte, pensar en las objeciones que
puedan surgir, anticipar puntos para el
contrainterrogatorio y para su alegato de
conclusión, y estar atento al juez o tribunal.
Todo simultáneamente.
Esto requiere gran preparación y atención al
debate.
OPORTUNIDAD
La oportunidad para objetar nace en el
momento en que se realiza la pregunta. Para
que la objeción sea efectiva, debe
realizarse antes de que se termine de
preguntar, pues en ese momento, si estamos
atentos, ya sabremos que irregularidad
contiene la pregunta y la podremos objetar
y, por supuesto, antes de que se conteste la
pregunta, pues si se objeta una pregunta
contestada se rechazará la objeción por
extemporánea, constituyendo un hecho ya
declarado que no se podrá borrar de la
mente del juzgador. El no objetar o no
hacerlo oportunamente es tanto como
admitir el hecho: el que calla otorga
 Un
caso
"típico"
extemporánea.
de
objeción
Durante el examen directo de la víctima del
delito, por parte de la señora fiscal, se
formula la siguiente interrogante:
"¿Luego qué pasó?", respondiendo la
menor: "Él intentó, no sé, abusar de mí".
La fiscal formula una interrogante adicional:
"¿Intentó abusar de ti nada más?",
respondiendo la examinada: "Sí doctora".
A
estas alturas del interrogatorio,
resultaba evidente que la respuesta
de la víctima era insatisfactoria para
la parte acusadora, lo que anticipaba
la
siguiente
interrogante,
de
características claramente sugestivas:
"¿Intentó nada más o abuso de ti?",
respondiendo
inmediatamente
"abusó de mí".
El abogado defensor del acusado,
claramente distraído, formula la
objeción extemporáneamente.
Nótese la relevancia y los efectos de la
interrogante en controversia.
La
objeción exige conocer el
derecho probatorio .
Resulta necesario que su formulación
cumpla con las formas procesales
establecidas por la ley.
La primera formalidad que debe ser
tomada en consideración consiste en la
petición de intervención al Director de
Debates. Para esto, el letrado debe
ponerse de pie y solicitar intervenir.
Corresponde que el abogado formule su
petición señalando que formula objeción.
El abogado que formula la objeción
debe plantear los argumentos en los que
se sustenta su objeción.
ejemplo
En el interrogatorio a la hermana de la
agraviada, el abogado defensor del
acusado plantea la siguiente interrogante:
 "¿Cómo
explica que la agraviada señale
que Tan no fue en el carro?',
inmediatamente la señora fiscal, sin pedir el
uso de la palabra, hace el siguiente
comentario:
"Señor -dirigiéndose al Presidente del
Tribunal- que le precise. Le está
entendiendo mal, que le precise si es
primera o segunda vez. Tiene que ser más
clara". El Presidente del Tribunal
responde: "Usted no está objetando".
-
La objeción exige conocer el derecho
probatorio.
La objeción debe ser fundamentada y esto
requiere, de parte del abogado que la
formula, un conocimiento esencial del
derecho probatorio y del derecho a la
prueba y sus limitaciones. El abogado
debe ser conocedor de las causales de
procedencia de las objeciones previstas
en los artículos. 378°.4 y 376°.2 del
Código Procesal Penal.

 En
el caso el abogado defensor del
acusado plantea la siguiente interrogante
a la víctima del delito: "¿Cómo explicas
que haya señalado que se levantó a las 6 y
30 de la mañana y ahora señale reconocer
que el día anterior durmió donde su tía
Mónica?", lo que genera una objeción por
parte del Ministerio Público señalando,
como fundamento, que la pregunta es
impertinente porque lo señalado por el
abogado no ha sido expresado por la
víctima del delito
Más allá del resultado de la
incidencia, resulta más que evidente
la falta de corrección del argumento
de impertinencia de la interrogante,
debiéndose cuestionar más bien la
claridad de la pregunta
.
La objeción debe formularse
cuando sea necesaria.
La decisión de formular una objeción
debe ser antecedida de un juicio de
necesidad: solo se objeta cuando
sea necesario para su caso. El
abogado no debe objetar todo
aquello que pueda ser objetado sino
solo aquello que debe ser objetado.
En ese contexto, el abogado, antes de
objetar, debe analizar dos cuestiones:
¿La interrogante o la evidencia afecta
nuestra teoría del caso?,
¿la interrogante o la evidencia fortalece
nuestra teoría del caso?.
 En
esta línea de ideas, debe plantearse
¿la objeción puede fundarse en el simple
propósito de molestar o incomodar al
oponente?.
 La
mayor parte considera que es una
objeción inútil que puede llevar al
Tribunal a considerar que el propósito
de su objeción es esconder algo.
Distinto es el caso de las objeciones que
se formulan cuando el testigo favorable a
su caso se encuentra contra las cuerdas,
es decir, se halla en aprietos.
En estos casos conviene intervenir a través
de la objeción para ponerle pausa al
oponente y desacelerarlo.
TÉCNICA DE LAS OBJECIONES
C R E D I B I L I D AD Y É T I C A.
La formulación de las objeciones tiene íntima
relación con la credibilidad del litigante.
El exceso en la formulación de las objeciones
tiene un costo para el litigante: la falta de
credibilidad; el hecho de que un litigante
formule numerosas objeciones sin ningún
fundamento y que estas no prosperen,
Le hará ver al tribunal que el litigante
o no sabe litigar o no tiene una
teoría del caso lo suficientemente
sólida y su estrategia se basa en
estar
interrumpiendo
a
la
contraparte para romperle el ritmo,
sacarlo de sus casillas.
Debe pensarse en el impacto que
la objeción puede producir en el
Juez.
¿CÓMO OPONERSE?
¨ Para oponerse hay que hacerlo con
contundencia, con voz fuerte para ser
escuchado por el Juez, pero con respeto,
sin excederse en el tono de voz, pues se
corre el riesgo de molestar al juez y,
recuérdese, no hay que pelearse con el
juez nunca, ejemplo: “…¡ Objeción !,
pregunta sugestiva….”
¨ La objeción hay que dirigirla al Juez, no a
la contraparte que está interrogando o
contrainterrogando, ni al testigo.
¨ Cuando el que esta interrogando o
contrainterrogando es el que recibe las
objeciones a sus preguntas, debemos
guardar silencio y esperar a que el juez
decida.
- Hay que tener un autocontrol para, en su
caso, contestar inmediatamente la
objeción o reformular la pregunta sin
perder la secuela del interrogatorio o
contrainterrogatorio.
¨ No hay que dejarse intimidar por la
objeción
 LA
RESPUESTA FRENTE A LA
OBJECIÓN AJENA
 La
reacción
natural
frente
al
cuestionamiento o el ataque es
defenderse del mismo. Cuando el
cuestionamiento o ataque está dirigido a
las interrogantes que formulamos esta
tendencia natural debe ser reprimida y
controlada. Del mismo modo en que no
debe objetarse todo lo que sea
objetable, no debe responderse toda
objeción que se nos formule. La cuestión
central en estos casos es: ¿Cuándo
responder la objeción
Nuevamente
es la teoría del caso el
factor determinante del sentido de
nuestra decisión estratégica de
objetar: Se responderá la objeción
únicamente cuando aquello resulte
útil para la teoría del caso que
proponemos.
La objeción puede ser formulada
con el propósito de frenar el
ritmo e intensidad de su
interrogatorio, en esos casos,
responder a la objeción, por más
que sea carente de fundamento,
termina favoreciendo a su
oponente.
En
estos
casos
resulta
recomendable reformular la
pregunta, dejando sin sentido la
objeción
formulada
contra
nuestra interrogante. Tampoco se
trata, por cierto, de reformular la
interrogante siempre, solo por
ser
amable
o
ser
condescendiente
con
el
Tribunal.
 Es
sumamente importante que el
abogado a cargo del interrogatorio tenga
la
habilidad
de
responder
adecuadamente cualquier objeción que
se formule a sus interrogantes.
 Es
indispensable que el abogado tenga
claramente identificada la pertinencia de
las preguntas que formula para poder
sortear
cualquier
clase
de
cuestionamiento.
 En
el
caso N°
1, durante el
contrainterrogatorio de los peritos, se
observa la falta de respuesta adecuada
del abogado defensor del acusado ante la
objeción formulada por el Ministerio
Público. El abogado defensor del acusado
planteó la siguiente pregunta a los
testigos:
“¿Han
sido
quejados
o
sancionados en un proceso penal
o
administrativo?"
Esta
interrogante
tenía
una
pertinencia más que evidente:
Acreditar a los testigos y su
conducta.
 El
Ministerio Público formula objeción
señalando
expresamente:
"Es
una
pregunta subjetiva". Esta objeción, con un
fundamento claramente endeble, es
respondida erróneamente por el abogado
defensor del acusado, sosteniendo que la
pertinencia de la interrogante se
relacionaba a determinar la: "Veracidad o
autenticidad del certificado médico". El
resultado puede entenderse: fundada la
objeción.
La respuesta de la objeción formulada
por la parte oponente exige
reconocer los fundamentos de la
objeción: Si los cuestionamientos se
refieren a la impertinencia de la
pregunta, la respuesta tendrá que
demostrar justamente la pertinencia
de la pregunta.
Debe existir entonces una correlación
o
correspondencia
entre
el
fundamento
de
la
objeción
planteada y el fundamento de la
absolución del traslado de la
objeción.
Durante el interrogatorio directo de la
esposa del acusado, su abogado defensor
formula la siguiente pregunta: "¿Ha tenido
usted discusiones con la agraviada por su
comportamiento laboral?".
El Ministerio Público formuló objeción por
sugestividad en la pregunta. El abogado
defensor del acusado absuelve el traslado
de la objeción fundamentando la utilidad
de la interrogante
Pregunta
Capciosa.
(Artificio
y
Engaño).
Es lo que se conoce una pregunta con
trampa.
-
Conduce a respuestas erróneas.

Ejemplo:
En unas lesiones personales en accidente
de tránsito:
 Miró la victima arriba y abajo de la
calle antes de cruzar?
 El carro que conducía fulano iba a más
de 60 Km-h en el semáforo cuando
sucedió el accidente?
Ejemplos:

El acusado trató de matar a la víctima en
esa oportunidad ?

Hablaba en serio Pedro cuando hizo esa
amenaza?

Usted llevó al herido lo más pronto
posible al Hospital?
Ejemplos:



Pregunta: Cuál fue su diagnóstico psiquiatrico?
Respuesta: (Psiquiatra) El procesado sufre de
paranoia esquizofrenica.
Pregunta: Constituye esto un peligro para él y para
las personas a su alrededor ?
Ejemplos:




Quiénes estaban en la fiesta?
Recuerda usted qué hizo el 13 de marzo de 1998 en las
horas de la mañana?
Sabe usted el motivo de la presente diligencia?
Diga todo lo que le conste sobre los hechos que
originan la presente investigación.
Ejemplos:


¿No es posible que él aún se encontrara en su
oficina en ese momento?.
¿Si el carro hubiera estado más lejos de usted.
Usted podría haber cruzado la calle?
Ejemplo:

Como usted se encontraba a 20 metros, estaba
lloviendo y oscuro, y el robo tomo apenas unos
pocos segundos, usted no pudo apreciar la cara
del ladrón, no es cierto?
Ejemplos:


¿Estuvo usted en el café de Juan el 13 de abril y
en el de Pedro dos días después?.
¿Fue usted al supermercado Carulla de la 35 el
día 22 de junio y en caso afirmativo compró una
licuadora?
 Preguntas y respuestas repetitivas.
 Preguntas destinadas a coaccionar
ilegítimamente
 Preguntas que tergiversan la prueba.
Descargar

Diapositiva 1 - DIPLOMADOS EN DERECHO