El futuro se
llama
incertidumbre.
El siglo XX ha descubierto
la pérdida del futuro, es
decir su impredecibilidad.
El surgimiento de lo nuevo
no se puede predecir, sino
no sería nuevo.
Un progreso es ciertamente
posible,
pero incierto.
Toda evolución es el
logro de una desviación
cuyo desarrollo
transforma el
sistema donde ella
misma ha nacido
La aventura incierta de la
humanidad no hace más que
perseguir en su
esfera la aventura incierta
del cosmos que nació de un
accidente impensable para
nosotros y que continúa en
un devenir de creaciones y
de destrucciones.
Hay que aprender a
enfrentar la incertidumbre
puesto que vivimos una
época cambiante
La ecología de la acción es,
en suma, tener en cuenta su
propia complejidad,
es decir, riesgo, azar,
iniciativa, decisión,
inesperado, imprevisto,
conciencia de
desviaciones y
transformaciones
En realidad, se pueden
considerar o calcular a
corto plazo los efectos de un
acción, pero sus efectos a
largo plazo son
impredecibles.
El escenario puede y debe
ser modificado
según las informaciones
recogidas, los azares,
contratiempos u
oportunidades
encontradas en el curso del
camino.
El conocimiento es
navegar en un
océano de
incertidumbres a
través de
archipiélagos de
certezas.
Sepamos,
entonces, confiar
en lo inesperado y
trabajar para
lo improbable.
Descargar

ENFRENTAR LAS INCERTIDUMBRES - las-tic-primaria