ENFRENTAR LAS INCERTIDUMBRES
“LOS DIOSES NOS DAN MUCHAS SORPRESAS: LO ESPERADO
NO SE CUMPLE Y PARA LO INESPERADO UN DIOS ABRE LA
PUERTA”.
Eurípides.
INCERTIDUMBRE HISTÓRICA.
¿Quién, en enero de 1999, hubiera soñado con los ataques aéreos sobre
Serbia en marzo del mismo año, y quién, en el momento en que son
escritas estas líneas, podría medir las consecuencias?
Nadie puede responder a estas preguntas al momento de escribir estas
líneas y tal vez permanezcan sin respuesta aún en el siglo XXI. Como
decía Patocka: «El devenir es ahora cuestionado y lo será para siempre».
El futuro se llama incertidumbre.
La historia avanza, no de manera frontal como un río, sino por
desviaciones que proceden de innovaciones o creaciones internas, o de
acontecimientos o accidentes externos.
Hay que aprender a enfrentar la incertidumbre puesto que vivimos una
época cambiante donde los valores son ambivalentes, donde todo está
ligado.
Es por eso que la educación del futuro debe
incertidumbres ligadas al conocimiento ya que existe:
volver
sobre
las
La gran incertidumbre que hay que afrontar viene de lo que llamamos la
ecología de la acción que comprende los siguientes principios:

El principio de incertidumbre proviene de la doble necesidad del riesgo y
de la precaución.

El principio de incertidumbre del fin y de los medios. Como los medios y
los fines inter-retro-actúan los unos con los otros, es casi inevitable que
medios innobles al servicio de fines nobles los alteren y terminen por
sustituirlos.
En la historia, hemos visto permanente y desafortunadamente que
lo posible se vuelve imposible y podemos presentir que las más
ricas posibilidades humanas siguen siendo imposibles de realizar.
Pero también hemos visto que lo inesperado llega a ser posible y se
realiza; hemos visto a menudo que lo improbable se realiza más que
lo probable; sepamos, entonces, confiar en lo inesperado y
trabajar para lo improbable.
Descargar

ENFRENTAR LAS INCERTIDUMBRES - proyectos