Proceso Lector:
De la comprensión a la interpretación
Mg. Tomás Serquén Montehermozo
02/10/2015 1:37
Proceso lector:
 Leer concentradamente (retención).
 Ubicar al personaje (¿de qué o quién se habla en el texto?)
 Reconocer la estructura del texto (unidades informativas)
 Subrayar / sumillar las ideas principales de cada U.I.
 Condensar las ideas principales en una final.
I.- Leer concentradamente: retención
 Memoria
 Trama
 Tesoro
 Película
 Enemigo
 Cuarenta
 Tiempo
 Rompecabeza
 Eterno
 Zudoku
 Doctor
 Crucigrama
 Universidad
 Sinapsis
 Neurólogo
 Desidia
 Leer
 Voluntad
 Periódicos
 Universidad
02/10/2015 1:37
PERCEPCIÓN
¿Qué ves?
02/10/2015 1:37
02/10/2015 1:37
II.- Ubicando al personaje del texto
:
Si no recuerdas dónde dejó las llaves o se le olvidan con frecuencia las reuniones de trabajo, lea con
detenimiento esta nota. La
memoria es uno de los principales tesoros de la mente humana, sino trate por un
La memoria
momento de imaginarse la vida sin recuerdos. Lamentablemente, no es un tesoro eterno y el tiempo es su
principal enemigo. Y no crea que se requieren de muchas canas para que la memoria empiece a fallar.
Un reciente estudio realizado por científicos de la universidad de Virginia, Estados Unidos, concluyó que
bastan 27 años para que la mente empiece a sentir los rigores de la edad. Esta situación se da
principalmente en personas que tienen un trabajo monótono y rutinario y cuyas actividades no le exigen
mucho a su cerebro.
El doctor Marco Zúñiga, neurólogo del hospital Edgardo Rebagliati, explica: “En el cerebro humano
promedio existen 14 mil millones de neuronas que requieren ejercitarse para no morir. La más conveniente
para lograr alargar sus vidas es que se realicen actividades creativas constantes que impliquen que el
cerebro se enfrenta a retos que requieran solución relativamente compleja o que impliquen gran
concentración.”
Así actividades tan simples como seguir la trama de una película, analizar las noticias del periódico o leer
un libro, ayudan a que las sinapsis, nombre que reciben las conexiones entre las neuronas que determinan
los procesos de almacenamiento de información y razonamiento, se mantengan el tiempo suficiente.
Otras actividades, como resolver crucigramas, sudokus o rompecabezas, son actividades positivas, aunque,
según el doctor Zúñiga, complementarias. “Favorecen en algo a la memoria, pero este tipo de actividades
son estructuradas y sistemáticas y por sí mismas no implican demasiado trabajo creativo”, asegura.
La idea es que, a partir de los 40 años, cuando las neuronas van muriendo naturalmente y las actividades se
vuelven rutinarias, el cerebro se mantenga motivado y en constante renovación. Hay que evitar a como dé
lugar que la flojera y la desidia se apoderen, además de nuestro cuerpo, de nuestra mente.
02/10/2015 1:37
III.- Reconociendo la estructura del texto:
Si no recuerdas dónde dejó las llaves o se le olvidan con frecuencia las reuniones de trabajo, lea con
detenimiento esta nota. La memoria es uno de los principales tesoros de la mente humana, sino trate
por un momento de imaginarse la vida sin recuerdos. Lamentablemente, no es un tesoro eterno y el
tiempo es su principal enemigo. Y no crea que se requieren de muchas canas para que la memoria
empiece a fallar.
Un reciente estudio realizado por científicos de la universidad de Virginia, Estados Unidos, concluyó
que bastan 27 años para que la mente empiece a sentir los rigores de la edad. Esta situación se da
principalmente en personas que tienen un trabajo monótono y rutinario y cuyas actividades no le
exigen mucho a su cerebro.
El doctor Marco Zúñiga, neurólogo del hospital Edgardo Rebagliati, explica: “En el cerebro humano
promedio existen 14 mil millones de neuronas que requieren ejercitarse para no morir. La más
conveniente para lograr alargar sus vidas es que se realicen actividades creativas constantes que
impliquen que el cerebro se enfrenta a retos que requieran solución relativamente compleja o que
impliquen gran concentración.”
Así actividades tan simples como seguir la trama de una película, analizar las noticias del
periódico o leer un libro, ayudan a que las sinapsis, nombre que reciben las conexiones
entre las neuronas que determinan los procesos de almacenamiento de información y
razonamiento, se mantengan el tiempo suficiente.
Otras actividades, como resolver crucigramas, sudokus o rompecabezas, son actividades
positivas, aunque, según el doctor Zúñiga, complementarias. “Favorecen en algo a la
memoria, pero este tipo de actividades son estructuradas y sistemáticas y por sí mismas
no implican demasiado trabajo creativo”, asegura.
La idea es que, a partir de los 40 años, cuando las neuronas van muriendo naturalmente y
las actividades se vuelven rutinarias, el cerebro se mantenga motivado y en constante
02/10/2015 1:37
renovación. Hay que evitar a como dé lugar que la flojera y la desidia se apoderen,
además de nuestro cuerpo, de nuestra mente.
Unidad
Informativa
Nº 01
Unidad
Informativa
Nº 02
Unidad
Informativa
Nº 03
Unidad
Informativa
Nº 04
Unidad
Informativa
Nº 05
Unidad
Informativa
Nº 06
IV.- SUBRAYANDO LAS IDEAS PRINCIPALES:
Si no recuerdas dónde dejó las llaves o se le olvidan con frecuencia las reuniones de trabajo, lea con
detenimiento esta nota. La memoria es uno de los principales tesoros de la mente humana, sino trate
por un momento de imaginarse la vida sin recuerdos. Lamentablemente, no es un tesoro eterno y el
tiempo es su principal enemigo. Y no crea que se requieren de muchas canas para que la memoria
empiece a fallar.
Un reciente estudio realizado por científicos de la universidad de Virginia, Estados Unidos,
concluyó que bastan 27 años para que la mente empiece a sentir los rigores de la edad. Esta
situación se da principalmente en personas que tienen un trabajo monótono y rutinario y cuyas
actividades no le exigen mucho a su cerebro.
El doctor Marco Zúñiga, neurólogo del hospital Edgardo Rebagliati, explica: “En el cerebro humano
promedio existen 14 mil millones de neuronas que requieren ejercitarse para no morir. La más
conveniente para lograr alargar sus vidas es que se realicen actividades creativas constantes que
impliquen que el cerebro se enfrenta a retos que requieran solución relativamente compleja o que
impliquen gran concentración.”
Así actividades tan simples como seguir la trama de una película, analizar las
noticias del periódico o leer un libro, ayudan a que las sinapsis, nombre que reciben
las conexiones entre las neuronas que determinan los procesos de almacenamiento de
información y razonamiento, se mantengan el tiempo suficiente.
Otras actividades, como resolver crucigramas, sudokus o rompecabezas, son
actividades positivas, aunque, según el doctor Zúñiga, complementarias. “Favorecen
en algo a la memoria, pero este tipo de actividades son estructuradas y sistemáticas y por
sí mismas no implican demasiado trabajo creativo”, asegura.
La idea es que, a partir de los 40 años, cuando las neuronas van muriendo naturalmente y
las actividades se vuelven rutinarias, el cerebro se mantenga motivado y en constante
02/10/2015 1:37
renovación. Hay que evitar a como dé lugar que la flojera y la desidia se apoderen,
además de nuestro cuerpo, de nuestra mente.
Unidad
Informativa
Nº 01
Unidad
Informativa
Nº 02
Unidad
Informativa
Nº 03
Unidad
Informativa
Nº 04
Unidad
Informativa
Nº 05
Unidad
Informativa
Nº 06
V.- Sumillando las ideas principales:
¿De quién se
habla?
Es un tesoro de la mente humana, pero no es eterna.
A partir de los 27 años la memoria siente los rigores de la edad.
Para alargar la vida de las neuronas es pertinente ejercitarlas
con actividades creativas constantes.
La MEMORIA
Actividades como leer o seguir la trama de una película, ayudan
a la sinapsis.
Resolver crucigramas, jugar con rompecabezas o sudokus;
benefician en algo a la memoria.
Evitar que la desidia se apodere de nuestra voluntad.
02/10/2015 1:37
VI.- Condensando las ideas sumilladas:
Es un tesoro de la mente humana, pero no
es eterna.
La MEMORIA
A partir de los 27 años la memoria siente los
rigores de la edad.
Para alargar la vida de las neuronas es
pertinente ejercitarlas con actividades
creativas constantes.
Actividades como leer o seguir la trama de
una película, ayudan a la sinapsis.
Resolver crucigramas, jugar con
rompecabezas o sudokus; benefician en algo
a la memoria.
Evitar que la desidia se apodere de nuestra
voluntad
02/10/2015 1:37
La memoria no es un
tesoro eterno debido a que
a partir de los 27 años
siente los rigores de la
edad
por
eso
es
recomendable
ejercitarla
con actividades creativas
constantes, evitando que
la desidia nos invada.
Comparando
Texto leído
Si no recuerdas dónde dejó las llaves o se le olvidan con frecuencia las reuniones de trabajo,
lea con detenimiento esta nota. La memoria es uno de los principales tesoros de la mente
humana, sino trate por un momento de imaginarse la vida sin recuerdos. Lamentablemente,
no es un tesoro eterno y el tiempo es su principal enemigo. Y no crea que se requieren de
muchas canas para que la memoria empiece a fallar.
Un reciente estudio realizado por científicos de la universidad de Virginia, Estados Unidos,
concluyó que bastan 27 años para que la mente empiece a sentir los rigores de la edad. Esta
situación se da principalmente en personas que tienen un trabajo monótono y rutinario y
cuyas actividades no le exigen mucho a su cerebro.
El doctor Marco Zúñiga, neurólogo del hospital Edgardo Rebagliati, explica: “En el cerebro
humano promedio existen 14 mil millones de neuronas que requieren ejercitarse para no
morir. La más conveniente para lograr alargar sus vidas es que se realicen actividades
creativas constantes que impliquen que el cerebro se enfrenta a retos que requieran solución
relativamente compleja o que impliquen gran concentración.”
Así actividades tan simples como seguir la trama de una película, analizar las noticias del
periódico o leer un libro, ayudan a que las sinapsis, nombre que reciben las conexiones entre
las neuronas que determinan los procesos de almacenamiento de información y
razonamiento, se mantengan el tiempo suficiente.
Otras actividades, como resolver crucigramas, sudokus o rompecabezas, son actividades
positivas, aunque, según el doctor Zúñiga, complementarias. “Favorecen en algo a la
memoria, pero este tipo de actividades son estructuradas y sistemáticas y por sí mismas no
implican demasiado trabajo creativo”, asegura.
La idea es que, a partir de los 40 años, cuando las neuronas van muriendo naturalmente y las
actividades se vuelven rutinarias, el cerebro se mantenga motivado y en constante
renovación. Hay
que evitar
a como dé lugar que la flojera y la desidia se apoderen, además
02/10/2015
1:37
de nuestro cuerpo, de nuestra mente.
Texto comprendido
La memoria no es un
tesoro eterno debido a que
a partir de los 27 años
siente los rigores de la
edad
por
eso
es
recomendable
ejercitarla
con actividades creativas
constantes, evitando que
la desidia nos invada.
02/10/2015 1:37
Descargar

La MEMORIA - odec chiclayo