La vida en un tren
Alguna vez leí un libro que comparaba la vida a un
viaje en tren, o a una serie de viajes en tren.
.
La vida es como un viaje en tren. Nos subimos, nos
sentamos. Nos bajamos. Nos volvemos a subir y viajamos un
poco mas. Hay accidentes y demoras. En ciertas paradas hay
sorpresas. Algunas de ellas se convierten en grandes
momentos de alegría, y algunas resultan penas profundas.
Wenn wir geboren werden und in den Zug einsteigen,
treffen wirabordamos
Menschen,el
von
denen
wir gauben,
Cuando nacemos
tren,
conocemos
gente que
dass van
sie uns
während
unserer ganzen
begleiten
creemos
a estar
con nosotros
duranteReise
todo el
viaje. Esas
werden:
unsere Eltern.
personas son nuestros
padres!
Tristemente eso es muy
lejos de ser verdad…
Nuestro padres están
con nosotros tanto
tiempo como
absolutamente los
necesitemos. Ellos
también tienen viajes
que deben completar.
Vivimos con la
memoria de su amor,
afecto, amistad, guía y
siempre estarán
presentes.
Hay otros que abordan el
tren y eventualmente se
vuelven muy importantes
para nosotros.
Esas personas son nuestro hermanos y hermanas, amigos y
conocidos a quienes aprendemos a amar, y apreciar.
Algunas personas
consideran su jornada
como un viaje de placer
Ellos simplemente
viajan felices con
nosotros.
Otros encuentran
muchos contratiempos,
lágrimas y pérdidas
durante su viaje.
Otros tratarán de ofrecer
una mano de ayuda a
quien la necesite.
Algunas personas en el
viaje dejarán una
impresión inolvidable
cuando se bajen del
tren…
Algunas personas se
subirán y bajarán del
tren tan rápido que
escasamente dejaran
señal que alguna vez
viajaron con nosotros o
cruzaron nuestro
camino…
En ocasiones estaremos tan disgustados con alguno de los
pasajeros que amamos, que se cambiarán de vagón y nos
dejarán viajar por nuestra cuenta.
Sin embargo, no hay nada que nos impida buscarlos…
Cuando los
busquemos y los
encontremos puede
que no podamos
sentarnos junto de
ellos porque el puesto
ya estará ocupado.
Está bien …el viaje de cada uno estará lleno de sueños,
retos, obstaculos y adioses.
Debemos esforzarnos para aprovecharlo… sin importar lo
que pase …
Debemos
esforzarnos
constantemente
para entender
nuestros
compañeros de
viaje y buscar lo
mejor de cada
uno de ellos…
Recordemos que en cualquier momento de nuestra jornada
alguno de nuestros compañeros pueden tener un momento
de debilidad y necesiten de nuestra ayuda.
También podemos vacilar o
titubear, o aún caer…
esperamos poder contar con
alguien que nos apoye y nos
entienda…
El gran misterio de
nuestro viaje es que no
sabemos cuando llega
nuestra última parada.
Ni tampoco sabemos
cuando será la última
parada de nuestros
acompañantes.
Ni siquiera la de los que
están sentados a nuestro
lado.
Personalmente sé que estaré muy triste de hacer mi
parada final
La separación de todos mis amigos y conocidos
que hice durante mi viaje en el tren será penosa.
Dejar a los mas cercanos será algo muy triste.
Pero, tengo la certeza que algún día iré
nuevamente a la estación para encontrarme con
todos los demás.
Todos estarán cargando su bagaje intelectual y
material… que no tenían cuando se montaron en
este tren.
Me alegraré de verlos
nuevamente y me encantará
haber contribuido a su
bagaje.. Y haber
enriquecidos sus vidas ….
Tanto como ellos
contribuyeron a mi bagaje y
enriquecieron mi vida.
Todos estamos en este
tren juntos.
Especialmente todos
debemos esforzarnos
para hacer este viaje tan
placentero y memorable
como podamos, hasta
que cada uno de
nosotros llegue a la
parada final.
Abordar el tren!
Feliz viaje!!!
Descargar

Folie 1