¿Cómo influye la cultura organizacional y el
liderazgo en la gestión del cambio?
Si bien sabemos gestionar es hacer que sucedan las cosas y si
analizamos el significado de la cultura organizacional se puede
decir que es la forma acostumbrada o tradicional de pensar y
hacer las cosas, compartida en mayor o menor medida por los
miembros de la organización o bien la manera de hacer las cosas
dentro de una organización, por la tanto la influencia es de
forma directa sobre las trayectorias y el qué hacer empresarial,
esto se debe a la evolución, a la implementación de nuevas
tecnologías y a un sinfín de cambios que se dan a diario en el
mundo, por tal motivo las organizaciones se ven obligadas a
transformarse e implementar nuevas maneras de administrar sus
recursos ya sea físicos o humanos.
Si se trata de liderar un cambio en una organización no resulta
nada fácil, ya que tiene que, no solo liderear, sino dirigir el
cambio. Al realizar esta acción se presentan situaciones como:
Tener una relación estrecha con los colaboradores y a la vez
mantener una distancia adecuada, tener que dar la confianza al
personal y estar pendientes de lo que están realizando, ser
tolerantes pero al mismo tiempo tener claro de cómo querer que
las cosas funcionen, tener que ser visionarios y a la vez tener los
pies en el suelo, como sabemos el trabajo de dirección está
enfocado a la consecución de resultados, pero el liderear es más
que eso porque se tiene que tener en cuenta las emociones ya
que se quiere conseguir que las personas se adapten al cambio a
la nueva situación.
Los líderes tienen que desarrollar una visión sobre el futuro y
llevar a cabo estrategias para la realización de las mismas, tienen
que comunicar su visión a las personas que sean y serán
necesarias para llevarla a cabo, motivar e inspirar a las personas
involucradas para lograr vencer los obstáculos, contar y crear
con un equipo que lo ayude a realizar esta visión, los líderes se
concentran en fomentar el cambio. Al crear este equipo se va a
involucrar a la gente necesaria personas que ayuden a promover
el cambio, personas claves, de está forma habrá confianza entre
sus miembros para lograr el objetivo común.
Es necesario hacer hincapié, en recomendar que antes de
implementar una nueva tecnología u proceso o adoptar un
cambio de cualquier índole, las organizaciones se preparen a
conciencia, analicen todo y cada uno de los factores implicados
en el proceso y sobre todo generen planes y estrategias que les
permita facilitar la adopción al cambio por parte del personal, de
los colaboradores, de los empleados al mostrar los beneficios y
alinear los nuevos enfoques con la visión que tiene la
organización; ya que los cambios conllevan romper esquemas,
patrones, procesos y procedimientos de
trabajo por los
desajustes emocionales que existen al incorporar o adaptar una
nueva forma de hacer las cosas.
El cambio no se da de un día a otro ni de la noche a la mañana y
no finaliza con el nuevo procedimiento o proceso, es un proceso
evolutivo continuo mostrando resultados paulatinamente.
Descargar

Diapositiva 1