MAGNETOTERAPIA
El Dr. Isaac Goiz descubrió en el año 1988 que
debido a la presencia de microorganismos
patógenos (bacterias, virus, parásitos, hongos),
disfunciones glandulares (hiper- o hipotiroidismo
etc.), trauma (psíquico o físico) y a otras posibles
etiologías dañinas, se altera el equilibrio
bioenergético de nuestro organismo en puntos
específicos. Ese fenómeno se manifiesta a través
de alteraciones de valor pH es esas misma regiones
del cuerpo, formando los llamados Pares
Biomagnéticos.
Los elementos fundamentales sobre los que se basa
el tratamiento de Par Biomagnéticos, según la teoría
del Dr. Isaac Goiz, son el pH del organismo, el papel
que juegan en él los microorganismos en la aparición
de enfermedades, la existencia de una serie de
puntos energéticos en el cuerpo que están
relacionados entre sí -como los dos polos de una
pila- y el uso de campos magnéticos provocados por
imanes de una potencia superior a 1.000 gauss,
creando una corriente magnética que empuja las
caras positivas contra las negativas hasta neutralizar
el pH y acabar con todos los microorganismos
promotores de la correspondiente patología en el
acto.
Al colocar imanes con una intensidad mínima de 1.000
Gauss (unidad física que define la inducción
magnética) de modo preciso y con polaridad
específica, se logra restablecer el equilibrio interno y
así la auto regulación del organismo humano. En la
mayoría de los casos de enfermedades conocidas se
consigue una mejoría muy notable o la curación total.
El hombre está rodeado por campos magnéticos, y
todos producimos el nuestro. Cada célula, cada
órgano, crea su propio campo electromagnético. Su
equilibrio garantiza el funcionamiento óptimo de
nuestro organismo. Por así decirlo, se invita la
enfermedades cuando ese equilibrio comienza a
romperse.
Etiologías pueden ser, por ejemplo: estrés,
agotamiento, trauma, contaminación del medio
ambiente, mala alimentación, etc.
El Biomagnetismo Médico se basa en el
entendimiento de que una enfermedad altera el pH
de dos órganos o de dos regiones específicas del
cuerpo simultáneamente. Ese fenómeno el Dr. Goiz
lo llama “Par Biomagnético”. En un sitio se crea un
medio ácido (un exceso de iones de hidrógenos) y en
el otro un medio alcalino (una deficiencia de iones de
hidrógeno). Esas dos caras opuestas están en
resonancia, tiene la misma frecuencia bioenergética y
la misma intensidad.
Se comienza a diluir (neutralizar) cuando se dirige una
contra la otra a través de los campos magnéticos. Para
eso se coloca en la parte alcalina un imán con su polo
negativo y en el lado ácido el polo positivo. Mientras
más compleja sea la enfermedad, más Pares
Biomagéticos pueden haber.
TRATAMIENTOS:
Las sesiones duran de 90 a 120 minutos dependiendo
de cada paciente. Se escanea todo el cuerpo:
sistemas, órganos, glándulas etc... para localizar las
alteraciones del pH.
Se recomienda usar ropa de fibras naturales: algodón,
lino, seda.. y llevar zapatos cerrados que se ajusten
bien a los pies.
Descargar

www.cuencanos.com